El Comité Internacionalista de Zaragoza pone en marcha dos campañas solidarias con Guatemala y Nicaragua

Este miércoles organiza una charla online para conocer la situación actual en Guatemala, en medio de la pandemia del COVID acaba de sufrir el paso de los dos huracanes Eta y Iota y está sumida en graves protestas sociales. Además, ha iniciado la campaña "Solidaridad Internacionalista con Nicaragua" arrasada por los huracanes Eta y Iota.

Guatemala, en medio de la pandemia del COVID, acaba de sufrir el paso de los dos huracanes Eta y Iota y está sumida en graves protestas sociales. Para conocer de primera mano la situación que se vive en Guatemala y las dificultades de continuar desarrollando en estas circunstancias las actividades de la solidaridad y la cooperación internacionalista, el Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza ha organizado un encuentro, a través de Zoom, con la participación de de Henry Morales,  investigador, activista social y coordinador ejecutivo del Movimiento Tzuk Kim-pop.

El encuentro se podrá seguir este miércoles 25 de noviembre, a las 19.00 horas, a través de este enlace.

Henry Morales López es Doctor en ciencias económicas y empresariales. En la actualidad es coordinador ejecutivo del movimiento Tzuk Kim-pop. Investigador y activista social. Ha realizado diversos estudios editados sobre cooperación y desarrollo, entre los últimos trabajos están: la ayuda oficial al desarrollo de Cuba en el mundo; Financiación del sector ONG: Retos y desafíos; Integración y la agenda social en Mesoamérica; Cooperación sur-sur, construyendo lazos de solidaridad, dignidad y soberanía; Pueblos indígenas, cooperación internacional y desarrollo en Guatemala; entre otros.

"Solidaridad Internacionalista con Nicaragua"

Por otra parte, el Comité de Solidaridad Internacionalista ha puesto en marcha la campaña "Solidaridad Internacionalista con Nicaragua" y ha hecho público su apoyo al pueblo nicaragüense ante el desastre provocado en todo el territorio por los huracanes Eta y Iota.

Entre el 2 y el 3 de noviembre, el huracán Eta, de categoría 4 con vientos de 250 kilómetros por hora, azotó el litoral norte de la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN) de Nicaragua, destruyendo gran parte de las comunidades indígenas y afrocaribeñas. Dos semanas después, el 16 y 17 de noviembre, el huracán Iota, de categoría 5 con vientos de 260 kilómetros por hora, penetró al país por la misma zona que el Eta, golpeando las mismas comunidades y, como consecuencia de las grandes lluvias llevó la destrucción a zonas del Pacífico y Norte de Nicaragua.

"Antes de hacer una evaluación final de los destrozos, se estima que los daños económicos causados por los huracanes Eta e Iota podrían ser equivalentes al 4% del Producto Interno Bruto de Nicaragua. Por lo tanto, los daños estimados podrían andar en torno a US$ 534 millones de dólares", advierte el Comité para afirmar: "Desde sectores golpistas de Nicaragua, en contubernio con algunas ONG e instituciones occidentales, se ha iniciado una campaña de mentiras con el propósito de hacer pensar que el gobierno de Nicaragua no está haciendo nada. Nada más lejos de la realidad".

Según el Comité, "a diferencia de lo que ocurrió en 1998 con el huracán Mitch, cuando el estado de Nicaragua solo apareció después de que arrasara el huracán, ahora hay un gobierno para el que la esencia del poder reside en el pueblo organizado y su principal objetivo es el bienestar de la gente". Asimismo, asegura que "en días previos a ambos fenómenos meteorológicos, el Gobierno Sandinista movilizó un contingente de 40.000 voluntarios integrantes de brigadas de rescate y brigadas médicas. De igual manera, se evacuaron 60 mil personas que vivían en zonas de riesgo, que fueron ubicadas en centenares de albergues seguros. En el momento de máximo peligro fueron movilizados más de 100 mil brigadistas y se evacuó a 160 mil personas".

En su comunicado, el Comité también indica que desde las instituciones del estado "se está proveyendo de inmediato abastecimiento de alimentos básicos, agua potable, medicamentos y asistencia médica. Ya han sido restablecidos gran parte de los servicios públicos de energía eléctrica, telefonía y agua domiciliar en las ciudades que disponen redes de distribución". "Sin embargo -continúa-, el proceso de reconstrucción de las comunidades es de mucho mayor alcance y requiere de fondos adicionales para realizarlo. El Gobierno ya está gestionando más recursos con organismos multilaterales".

En este sentido, el Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza en coordinación con otros comités de Solidaridad con la Revolución Popular Sandinista, han puesto en marcha la campaña "Solidaridad Internacionalista con Nicaragua". "Estamos en contacto con las compañeras y compañeros de Radio la Primerísima de Managua para ver donde se enviarán los fondos recogidos. Seguramente será en alguna comunidad de la Costa Caribe Nicaragüense y lo haremos en coordinación y colaboración con las autoridades locales del Gobierno de la Región Autónoma del Caribe Norte. Mas adelante informaremos", añade el comunicado.

Desde el Comité invitan a participar en la campaña y han abierto una cuenta corriente -ES17 2085 0135 1703 0011 8505- en la que poder hacer aportaciones voluntarias indicando "Huracán – Nicaragua".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies