El comité del COA denuncia ante Inspección de Trabajo "trato vejatorio" de la directora técnica de Intress a educadores

A juicio de los representantes laborales se han dado este tipo de situaciones en el centro e informan de ello en su novena denuncia contra la entidad catalana desde que gestiona el Centro de Observación y Acogida de Zaragoza en octubre de 2015

La plantilla del COA mantiene la huelga desde el 1 de noviembre. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Los representantes laborales del equipo educativo del Centro de Observación y Acogida (COA) han presentado este jueves su novena denuncia contra Intress ante Inspección de Trabajo. Entre otras irregularidades, en esta ocasión, se informa de "varios incidentes en el centro de trabajo con la directora técnica de Intress en el COA", que, en opinión del comité de empresa, "suponen un trato vejatorio y degradante hacia las y los trabajadores".

Las y los educadores de dicho centro llevan en huelga indefinida más de dos años, desde noviembre de 2014, porque el actual concurso de gestión precariza la atención a las y los menores y las condiciones laborales de los educadores que les atienden. A respuesta de anteriores denuncias, Inspección de Trabajo ya ha confirmado en varios informes numerosas irregularidades de Intress, entre las que se encuentran seis empleos irregulares.

Respecto a la directora técnica de Intress en el COA, afirman que "esta profesional accedió a su nuevo puesto en mayo de 2016 sin ningún motivo técnico aportado por parte de la entidad catalana salvo que deseaba contar con una persona de su entera confianza". A su juicio, este nombramiento "no tenía más que por objeto colocar un superior jerárquicamente que aplicara la política empresarial de represalias de Intress a los educadores veteranos del colectivo. Esta profesional apenas tenía cinco meses de experiencia con menores en protección, tiempo desde el que fue contratada como educadora por Intress en el COA, y desconocemos que tenga experiencia alguna como directora de equipos educativos".

En opinión del comité de empresa del COA, desde el nombramiento de esta nueva directora se ha incrementado el "caos organizativo" de Intress en el centro, "mermando de forma importante la atención a las y los menores". Asimismo, desconocen "si por su falta de experiencia o por la negligencia de Intress, las irregularidades laborales se han incrementado notablemente en el centro, muestra de ello son las nueve denuncias interpuestas ya ante Inspección de Trabajo".

En la actualidad cuatro ex trabajadores del COA tienen interpuestas cuatro denuncias contra Intress por despidos nulos. El pasado mes de diciembre el coordinador técnico interpuso una denuncia contra Intress por acoso laboral. El comité de empresa también tiene interpuesta una demanda contra la adjudicación del COA en la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Piden a la DGA que ponga freno a esta "grave situación"

Desde Educadores en Lucha solicitan a la consejera Broto que ponga fin a este tipo de situaciones vividas por las y los trabajadores en el COA, que "incluso llegan a escuchar menores acogidos". A este respecto, inciden en que "esta forma de dirección de Intress no fomenta el espacio acogedor y de cuidado de los menores, al mismo tiempo que repercute en la capacidad y salud de los educadores para poderles atender en las mejores condiciones posibles".

Este colectivo está expectante ante los resultados que dará a conocer próximamente el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) sobre la reciente evaluación realizada en el COA por técnicos profesionales. "Somos conocedores de la puesta en marcha de la mesa técnica del Sistema de Atención a la Infancia y la Adolescencia (SAIA) de Aragón cuyo objetivo es contribuir a mejorar las condiciones de vida de los niños, niñas y adolescentes que están dentro del sistema de protección de Aragón", añaden.

Educadores en Lucha afirma estar "abiertos y concienciados en escuchar las propuestas de los técnicos profesionales y colaborar en la medida que podamos o deseen por nuestra larga experiencia de trabajo con estos menores". Pero también advierten de que "vamos a continuar firmes denunciando tanto las irregularidades laborales de Intress como cualquier incidencia de esta entidad que siga perjudicando la atención a los menores del COA".

En este sentido, apelan a la consejera Broto a que "no permita que una entidad, a la cual solo le resta cerca de once meses de gestión en el COA y tiene numerosas irregularidades confirmadas por Inspección de Trabajo, acabe eliminando a los educadores más veteranos y expertos, al tiempo que es incapaz de crear un nuevo equipo cohesionado y dirigido humanamente para embarcarse ante el reto de una efectiva renovación del sistema de protección de menores en Aragón".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies