El comité del COA denuncia a Intress ante Inspección de Trabajo por decimocuarta vez

Una educadora superó el límite de 45 horas que fija el Convenio Estatal de Reforma y Protección en el supuesto de la distribución irregular de la jornada. Por otra parte, desde Educadorxs en Lucha vuelven a "tender la mano" al Gobierno de Aragón para dialogar y poder poner fin a una huelga indefinida que lleva más de tres años vigente.

La plantilla del COA en una protesta durante esta huelga. Foto: Diego Díaz (AraInfo)

El pasado miércoles, 22 de noviembre, el comité de empresa de las y los educadores del Centro de Observación y Acogida (COA) de Zaragoza interpuso ante Inspección de Trabajo una denuncia contra Intress porque una educadora trabajó 56 horas semanales superando las 45 horas, límite que refleja el art. 56 del II Convenio Estatal de Reforma Juvenil y Protección de Menores en el supuesto de la distribución irregular de la jornada. Ya el pasado mes agosto se interpuso una denuncia similar por el caso de dos educadoras, habiendo realizado una de ellas 67,5 horas al trabajar todos los días de la semana.

Las y los educadores de dicho centro mantienen huelga indefinida desde hace más de tres años, desde noviembre de 2014, para denunciar que "el actual concurso de gestión precariza la atención a las y los menores y las condiciones laborales de los educadores que les atienden en el COA", recuerda el colectivo Educadorxs en Lucha. Esta es la decimocuarta denuncia interpuesta contra Intress, entidad privada catalana que gestiona el COA desde octubre de 2015.

Según Educadorxs en Lucha, a respuesta de anteriores denuncias, Inspección de Trabajo ya ha confirmado en varios informes numerosas irregularidades de Intress, algunas de ellas pendientes de cumplir. "Hasta la fecha Inspección de Trabajo ya ha confirmado ocho empleos irregulares por este mismo motivo, quedando pendientes aún muchos más casos por resolver. Asimismo Intress ha reconocido ante Inspección de Trabajo no haber cumplido durante algunas jornadas los servicios mínimos de la ratio de educadores que marca los servicios mínimos de la actual huelga indefinida en este centro. Ello supuso no haber alcanzado el número mínimo de educadores de atención a menores durante esos días", añaden.

Abiertos al diálogo con la DGA

El Gobierno de Aragón ha presentado recientemente el futuro modelo de acogida a menores en protección, ya que el vigente concurso del COA debería finalizar a la conclusión del presente año. "En este nuevo modelo la Unidad de Acogida de las y los niños más pequeños (COA1) pasa a ser atendido por personal de la Administración Pública, mientras que la unidad de más mayores (COA2) seguirá externalizada. Es evidente, que aun mejorando la ratio de educadores, el número de educadores externalizados que trabajan actualmente en el COA es superior a la que se pretende tener en el futuro COA2. Esto provoca un grave conflicto laboral para el Gobierno de Aragón, la entidad saliente (Intress) y la futura entrante", advierte Educadorxs en Lucha.

Desde el colectivo aseguran que vuelven a "tender la mano" al Gobierno de Aragón para dialogar y poder poner fin a una huelga indefinida que lleva más de tres años vigente. "Los representantes de la consejera Broto rompieron las negociaciones unilateralmente hace dos años, en noviembre de 2015, dejando a los trabajadores en manos de las políticas empresariales de Intress. Los educadores del COA vienen sufriendo represalias de esta entidad privada catalana durante dos años, lo que han provocado hasta catorce denuncias ante Inspección de Trabajo, dictando en algunas responsabilidad subsidiaria de DGA, y cinco denuncias de trabajadores en los Tribunales de Justicia. Sin embargo, lo peor de todo ha sido como Intress ha desmontando un equipo educativo de dilatada experiencia sin importarle el grave deterioro que ha padecido la atención de los menores acogidos durante este período en el COA", critican.

Educadorxs en Lucha manifiesta que pese a no retomar las negociaciones, en el último año han vuelto a comunicarse con representantes del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS). "Fruto de este acercamiento fue la activa participación de Educadorxs en Lucha, como representantes de CGT, en la mesa técnica del Sistema de Atención a la Infancia y Adolescencia en Aragón (SAIA) durante el pasado mes de marzo", recuerda y aseguran que el nuevo modelo de acogida de menores en protección, que presentó el pasado miércoles la consejera Broto, "recoge parte de las demandas que viene realizando nuestro colectivo durante los tres últimos años. En la actualidad estamos a la expectativa de su puesta en práctica, ya que nos deja ciertas dudas que el IASS no termina de concretar".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies