El comité de empresa del COA denuncia por décima vez a Intress ante Inspección de Trabajo

El comité recuerda que a día de hoy la entidad catalana no ha entregado a las y los trabajadores la planificación de las vacaciones fijada por convenio para finales de febrero

La plantilla del COA mantiene la huelga desde el 1 de noviembre de 2014. Foto de Archivo: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El comité de empresa del equipo educativo y una trabajadora administrativa del Centro de Observación y Acogida (COA) de Zaragoza ha presentado este martes su décima denuncia contra Intress ante Inspección de Trabajo. En esta ocasión denuncian que "los trabajadores indefinidos del COA deberían haber recibido su cuadrante anual con las vacaciones ya fijadas a finales de febrero, situación que no sucede a día de hoy, casi dos meses después del plazo. El convenio que ampara a dichos trabajadores dice textualmente: 'Antes de concluir el segundo mes de cada año, se fijará la planificación general de las vacaciones anuales".

Las y los educadores de dicho centro llevan en huelga indefinida más de dos años, desde noviembre de 2014, denunciando que el actual concurso de gestión "precariza la atención a los menores y las condiciones laborales de los educadores que les atienden". A respuesta de anteriores denuncias, Inspección de Trabajo ya ha confirmado en varios informes numerosas irregularidades de Intress. En la actualidad, con la de este martes, se está pendiente de respuesta de seis denuncias.

Al comité de empresa del COA le sorprende la irregularidad denunciada ahora, ya que "el año pasado Intress no tuvo ningún problema en entregar dicha organización de trabajo en plazo y de forma correcta". A su juicio esta situación se debe al "nombramiento de la directora técnica de Intress en mayo de 2016. Desde esa fecha el caos organizativo en el centro y las irregularidades laborales se han incrementado, mientras que la atención a los menores se ha precarizado". "Esta profesional, sobre la que en la anterior denuncia el comité informaba de un supuesto 'trato vejatorio y degradante hacia trabajadores', ha sido ratificada reiteradamente por Intress como su representante de plena y total confianza en el centro", añaden.

Ante esta situación, el comité, que la define de "desorganización total en el centro", se muestra muy preocupado porque "durante este año vuelva a repetirse la grave situación del pasado en el COA, donde hubo una atención nefasta a los menores y se produjeron numerosas irregularidades laborales". Según advierten, esta situación "puede volver a repetirse mientras el director del centro no cumpla sus funciones y deje campar a sus anchas a Intress en el COA, indicamos al tiempo que recordamos que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) debería estar informado por dicho profesional ya que es su máximo responsable en el centro".

"En el COA se ha podido trabajar sin contrato, sin cobrar, ni seguridad social"

Por su parte, desde Educadores en Lucha no entienden "cómo se puede seguir permitiendo que la entidad privada que gestiona un centro público de atención a menores en protección continúe sumando irregularidad tras otra sin consecuencia alguna". "Inspección de Trabajo ya confirmó en dos informes del año pasado la existencia de seis trabajos irregulares, apreciando 'responsabilidad solidaria del Instituto Aragonés de Servicios Sociales", recuerdan.

Este colectivo tiene conocimiento de que el comité de empresa está investigando y documentando que en un centro de titularidad pública se haya estado trabajando sin firmar contratos, sin ser dados de alta de la seguridad social y sin cobrar. "Esto ya no sabemos si podría calificarse de explotación laboral, porque es trabajar gratis por la cara, sin estar dado de alta, ni firmar contrato. Ya no les valdría ni siquiera contratar a nuevos trabajadores con peores condiciones como sucede con el convenio estatal", destacan.

Y es que a juicio de Educadores en Lucha, "Intress parece mantenerse en el COA con total impunidad". "En la pasada denuncia se informó a Inspección de Trabajo de cómo Intress ha dado información falsa o errónea sobre los cuadrantes de trabajo a este mismo órgano. Nuestro colectivo observa con gravedad esta situación: Parecen estar por encima de todo, cobran por gestionar un servicio público y hacen lo que les da la gana, culpabilizan a los educadores en huelga, no hacen caso ni de Inspección de Trabajo, le dan información falsa y no pasa nada", critican. Desde el colectivo inciden en que si esta situación se dio el año pasado, este puede ser mucho peor sin tener todavía un cuadrante de organización de trabajo anual a casi poco más de un mes para que comience el verano, y estando pendientes de que salga próximamente el nuevo modelo de acogida del Gobierno de Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies