El Círculo Pacifismo critica "la incomparecencia ante el electorado zaragozano del ex-general candidato de Podemos"

El círculo denuncia que la organización finalmente haya optado por la permanencia la OTAN sin ningún tipo de consulta o respaldo democrático dentro del partido

Uno de los círculos sectoriales que esperaban su validación en Podemos desde hace medio año, "Pacifismo y Alternativas de Defensa" informaba la semana pasada que "agotado el tiempo para conseguir desde dentro un cambio de rumbo antes del proceso electoral, no podemos esperar nada más de una estructura prematuramente anquilosada", y denunciaba que la organización finalmente haya optado por "la permanencia la OTAN sin ningún tipo de consulta o respaldo democrático dentro del partido".

Además ha "decidido tomar la iniciativa comunicando públicamente la desvinculación del Círculo Pacifismo y Alternativas de Defensa de la organización Podemos, denunciando el electoralismo de emplear viejas figuras del pasado" como el ex-general que "ejecutó sin objeciones el bombardeo de Libia". Igualmente critica la realización de "actos meramente mediáticos frente a la necesidad de haber reflexionado en profundidad y con serenidad (no de forma superficial y apresurada de cara a la galeria, de un día para otro, y sólo después de unos nuevos terribles atentados) sobre los temas de paz, resolución de conflictos y alternativas de defensa."

Por otro lado, con la suspensión del acto que se había convocado inicialmente para este jueves, ese círculo pacifista considera que desde la dirección de Podemos se pretende enviar estos días un mensaje doble: "Se trataría de votar a ciegas a su general reciclado, Julio José Rodríguez que, lejos de explicarse en la ciudad en la que ha aterrizado a dedo sobre la lista al congreso", pareciera pretender transmitir "el viejo concepto de que los asuntos internacionales hay que dejarlos en manos de los expertos y los militares y no de la gente corriente siempre priorizando la agenda mediática, antes que mostrar un mí­nimo de interés por esa misma gente a la que supuestamente se representa, más allá de los cinco minutos que empleó para dirigirse a ella hablando de vaguedades y de lugares comunes en el mitin del pasado sábado junto a Pablo Iglesias".

No es de extrañar, considera ese círculo, por tanto, que en el programa de Podemos se apueste por "no renovar el uso militar de Bardenas, pero no figure ni una palabra sobre San Gregorio, uno de los campos de maniobras militares terrestres más grandes de Europa, que representa ni más ni menos que un tercio del término municipal de Zaragoza", cuando "ese terreno dedicado a los usos sociales y medio-ambientales que ya se han propuesto reiteradas veces desde la sociedad civil revertiría en un mejor aprovechamiento de los recursos propios de la ciudad, el fin de la descontrolada contaminación en ese territorio y una mucho mayor tranquilidad para sus habitantes. Una vida mejor para la gente, en resumen".

En última instancia, el círculo considera todo ello como "una prueba de lo que importa finalmente en este caso Zaragoza, al caer Podemos en los viejos esquemas de distribución de las esferas de poder e influencia territorial según las clásicas y desgastadas dinámicas partidistas", en las que "unos territorios han sido tradicionalmente perjudicados en favor de otros dependiendo del lugar de origen de sus máximos dirigentes o de la bolsa de votos que contenga cada circuscripción electoral", concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies