El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca: una herramienta para la conservación de la fauna aragonesa desde hace más de 25 años

Un total de 3.500 ejemplares, en su mayoría especies protegidas, pasaron por sus instalaciones el año pasado. Las aves son el grupo de especies que predomina claramente, con el 85% de los ingresos, siendo el buitre leonado, con más de 500 ejemplares, la especie con mayor número de estancias durante 2019.

alfranca
El ave permanece en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca. Foto: FCQ

En el año 2019, el número de animales que ingresaron en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca (CRFSA) fue de 3.500 ejemplares. De los cuales, 2.810 ejemplares de 127 especies diferentes -aves, mamíferos, anfibios, reptiles y peces-, pertenecían a especies protegidas o especies amenazadas. A ellos hay que sumar los pertenecientes a especies cinegéticas, exóticas, domésticas o de abasto, que en ocasiones también ingresan en el centro. Tras 25 años de registros en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca, esta cifra supone el mayor número de ejemplares ingresados en un año.

Las aves son el grupo de especies que predomina claramente, con el 85% de los ingresos, siendo el buitre leonado, con más de 500 ejemplares, la especie con mayor número de estancias durante 2019. Pero también resulta destacable que, debido a las elevadísimas temperaturas del pasado verano, centenares de pollos de golondrinas, aviones comunes y, especialmente, vencejos; ingresaron en el CRFSA para ser atendidos.

Buena parte de los ejemplares que pasan por el centro pertenecen a especies que se encuentran catalogadas como amenazadas y, por tanto, con un alto nivel protección. Por ello, a la ya de por sí importante labor del personal veterinario de atender a animales heridos, se suma la trascendental misión de recuperación de estos ejemplares para retornarlos a su vida en el medio natural. Cuando los animales no son recuperables se integran en alguno de los proyectos de cría en cautividad existentes a nivel estatal o internacional.

Asimismo, resulta muy importante la información que el centro obtiene de los animales que ingresan ya muertos o que no consiguen recuperarse pese a los tratamientos. Conocer las causas que provocan los accidentes o las circunstancias que conducen al ingreso de animales en el CRFSA resulta de gran valor para identificar los principales factores de amenaza para la fauna silvestre en el territorio y ayuda a establecer medidas de prevención y control cuando resulta factible.

Así, la clasificación de las causas de entrada durante 2019 indica que colisiones, atropellos, electrocuciones e ingreso de pollos han sido los motivos principales de recepción de animales, observándose además una gran estacionalidad de los ingresos, que se concentran entre finales de primavera y verano, el periodo en el que se localizan numerosos polluelos huérfanos y crías de aves incapaces todavía de volar.

Un elevadísimo porcentaje de los animales que ingresan en la Alfranca lo hacen a través de los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón y de la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza en su ámbito de actuación. En la mayoría de las ocasiones, es la propia ciudadanía la que da aviso a los y las agentes para que vayan a recoger al animal herido o enfermo, lo que pone de manifiesto que la conciencia ciudadana en materia de protección animal va en aumento.

Todos estos datos se encuentran detallados y se pueden consultar en los informes de actividad del CRFSA, que desde el año 2015 hace públicos la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal en la web del Gobierno de Aragón.

EL CRFSA, una herramienta para la conservación de la fauna aragonesa desde hace más de 25 años

Este Centro gestionado por la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal a través de la empresa pública Sarga, es uno de los ejes fundamentales de la conservación de la fauna silvestre en Aragón. Además de recuperar a los ejemplares cuando resulta posible, y de aportar una información esencial a través de sus estudios de las causas de admisión y, con ello, de los factores de amenaza para las distintas especies, el CRFSA también tiene un papel fundamental a través de sus informes forenses para esclarecer los posibles casos de daños al ganado por parte de la fauna silvestre, y el estudio de posibles casos de intoxicación en especies centinela como animales domésticos o cinegéticos, sin olvidar el importante papel en la formación de muchos estudiantes que realizan sus prácticas formativas en este Centro todos los años.

Finalmente, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente desarrolla desde el año 2006 en las instalaciones del CRFSA un programa de cría del milano real, especie catalogada en Peligro de Extinción, considerado pionero y referente en el mundo para la reproducción en cautividad de esta especie, cuyo objetivo es la elaboración de protocolos de reproducción de la especie en cautividad y conseguir ejemplares para su liberación en el medio natural, fruto de este Programa de Cría ya se han liberado al medio natural 74 ejemplares desde el año 2011.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies