El cachondeo lingüístico y cultural de Dolores Serrat & Humberto Vadillo

Hay una realidad trilingüe en Aragón, y el Gobierno Rudi-Biel está haciendo de su capa un sayo, negando su existencia. Están convirtiendo todo en un cachondeo mezquino con, entre otras, la excusa de que no hay dinero (oh, qué novedad!) para desarrollar adecuadamente la Ley 10/2009, de 22 de diciembre, de uso, protección y promoción de las lenguas propias de Aragón. Pero, ¡ay!, se les ve el plumero, porque se lo sacan de la manga si la cuestión es financiar proyectos de los amiguetes de turno que les están haciendo el trabajo sucio. Y eso es lo mismo que decir …

Nieves_Ibeas,_banderaHay una realidad trilingüe en Aragón, y el Gobierno Rudi-Biel está haciendo de su capa un sayo, negando su existencia. Están convirtiendo todo en un cachondeo mezquino con, entre otras, la excusa de que no hay dinero (oh, qué novedad!) para desarrollar adecuadamente la Ley 10/2009, de 22 de diciembre, de uso, protección y promoción de las lenguas propias de Aragón. Pero, ¡ay!, se les ve el plumero, porque se lo sacan de la manga si la cuestión es financiar proyectos de los amiguetes de turno que les están haciendo el trabajo sucio.

Y eso es lo mismo que decir que el Gobierno de Aragón, con Dolores Serrat y Humberto Vadillo, están defendiendo los intereses de su partido, el PP, y los del PAR, su querido socio de sillones, al subvencionar la edición de un libro a quienes niegan que se habla el aragonés y el catalán en Aragón y promueven esa denominación inventada que es el “aragonés oriental”.

El PP y el PAR no se imaginaban que a estas alturas aún estaría vigente la Ley de Lenguas que reconoce que, además del castellano, en Aragón se habla el aragonés (lengua privativa de Aragón) y el catalán. Y a pesar de ello no se han podido sujetar: tienen la mayoría del rodillo preparada para cargarse lo que hace unos años no tenían problema en nombrar. Ahora, prefieren nuevas lenguas como el “aragonés oriental”… eso sí, sin especificar latitud y longitud para localizarlo adecuadamente con el GPS.

Estamos ante un nuevo ataque a la realidad trilingüe de Aragón y a la legalidad, puesto que la Ley de Lenguas sigue vigente, y el departamento de Cultura invierte dinero en respaldar y dar carta de naturaleza -insisto, por puro interés partidista- a una denominación inventada arbitrariamente sin ningún sostén científico, solo por negar la realidad existente.

En el BOA de 3 de abril de 2013 se ha publicado la relación de ayudas para actividades culturales de asociaciones y fundaciones para el año 2013, y de los 40.000 exiguos euros presupuestados para todo Aragón, 500 estarán destinados a la edición y publicación del libro “Antolochía Lliteraria en Aragonés Oriental II”, un proyecto presentado por la Asociación cultural lliterana “Lo Timó” de Altorricón.

Esta subvención está en la misma línea de actuación marcada por el director general de Cultura, Humberto Vadillo, cuando suprimió los premios literarios Arnal Cavero y Guillem Nicolau, para obras en aragonés y catalán, y los fusionó en un híbrido para premiar a obras escritas en “las lenguas y sus modalidades lingüísticas propias de Aragón”, que anula la denominación del aragonés y el catalán reconocidas como lenguas propias de Aragón en la Ley de Lenguas vigente desde 2009.

No me extraña que desde otros lugares haya mucha gente que nos vea a las aragonesas y aragoneses como marcianos, cuando se enteran de que quienes tienen la responsabilidad de velar por la riqueza patrimonial que tenemos, en este caso lingüísitica y cultural, la machacan si hace falta para rascar unos cuantos votos basados en el odio al vecino. Esto no se lo deberíamos permitir a ningún gobernante, del signo político que sea.

Nieves Ibeas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies