Ecología

‘El Bergantes no se toca’ alerta en los daños sobre el medio natural que provocaría el embalse y las afecciones socioeconómicas para las gentes del territorio

La plataforma vecinal 'el Bergantes no se toca' presentó en este martes en la sede de la CHE sus alegaciones al nuevo Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro para el periodo 2015-2021, solicitando una vez más el descarte del proyecto de construcción del embalse de Aguaviva en el río Bergantes.
| 1 julio, 2015 14.07

Esta petición se razona por varios sólidos argumentos, como el importante deterioro de las masas de agua existentes, contraviniendo claremente la Directiva Marco del Agua, que establece como regla general que los Estados miembros están obligados a prevenir el deterioro del estado de todas y cada una de las masas de agua de su territorio. “Este menoscabo sería debido a impactos como la alteración de las condiciones hidromorfológicas y la dinámica fluvial, pérdida de biodiversidad, fragmentación del ecosistema y deterioro de las condiciones fisicoquímicas de las aguas y que ya se pusieron de manifiesto en la ‘Solicitud de información complementaria para evaluación de impacto ambiental’ realizada por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural”, afirma la plataforma en una nota.

La construcción de la presa de Aguaviva se justifica desde sus promotores por dos objetivos diferentes, evitar la rotura de la presa de Calanda y laminar avenidas del Bergantes, que “sin embargo deben ser tratados por separado, estudiándose y valorándose el riesgo de rotura existente en Calanda y proponer alternativas para gestionar ese riesgo como única premisa”, que “pasarían fundamentalmente por la intervención en la presa calandina, mejorando sus condiciones de seguridad, el desarrollo de adecuadas políticas de ordenación de los territorios ribereños susceptibles de inundación y una mejor gestión de la cuenca en episodios de avenidas”.

En cuanto a laminación de avenidas, el embalse de Aguaviva no aparece en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundaciones, “donde se dice expresamente que no se planifica en ese plan ningún embalse para regular avenidas, por lo que se entiende que no es necesario ni útil y se incurre en una clara contradicción”.

A su vez, el río Bergantes fue uno de los ríos planteados por el CEDEX en 2008 en el informe “Realización de una propuesta de Catálogo Nacional de Reservas Fluviales” como Reserva Natural Fluvial en un tramo de algo más de 20 km. “Sin embargo -continúa la nota-, los sucesivos Planes de cuenca, encargados de identificar y seleccionar finalmente los tramos de ríos y masas de agua a los que se daba esa clasificación, y pese cumplir con todos los requisitos, han venido dejando al margen al Bergantes para su clasificación como Reserva Natural Fluvial. La geomorfología del río, que fue precisamente uno de los principales motivos para su inclusión en el catálogo del CEDEX, sufriría un fuerte impacto con la construcción del embalse”.

Por último, en el escrito de alegaciones se hace mención a los importantes daños sobre el medio natural que provocaría el embalse y las afecciones socioeconómicas para las gentes del territorio, estrechamente vinculadas al río.

1 julio, 2015

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR