El Ayuntamiento de Azcón no ha otorgado ninguna ayuda de urgencia para alojamiento, farmacia y suministros en plena crisis sanitaria

“Se ha dado orden explícita a los profesionales para que no se haga y no existe ninguna justificación legal ni técnica para hacerlo”, ha explicado la concejala de Zaragoza en Común, Luisa Broto. En plena crisis social y económica tan solo se han concedido 1.000 ayudas de urgencia más que en un periodo ordinario, mientras, las redes de apoyo siguen desbordadas.

urgencia
Voluntarias en la Fundación El Tranvía preparando los kits de alimentos básicos que entregan a quienes necesitan ayuda urgente. Foto: Red de Apoyo Las Fuentes.

Zaragoza en Común ha denunciado que no se haya tramitado ninguna ayuda de urgencia para alojamiento, farmacia, suministros como la luz o el gas y ayudas para equipamientos, aquellas que tienen que ver con la compra, por ejemplo, de una nevera para la casa, “todo ello sin que exista ninguna justificación legal ni técnica para hacerlo. Y no solo eso, sino que se ha dado orden explícita a los profesionales para que no se haga”, ha apuntado la concejala Luisa Broto, portavoz en la Comisión de Acción social.

Además, Broto, ha desmentido las cifras del alcalde Azcón respecto a estas ayudas, ya que solo se han concedido 1.000 ayudas de urgencia más que en un periodo ordinario, lo que supone un incremento de apenas 52.000 euros frente a lo gastado en marzo del pasado año.

En marzo de 2019 se tramitaron 3.394 ayudas por un gasto de 947.239 euros. Esto supone, frente a las 4.401 ayudas y el más de 1 millón de euros de los que informó Jorge Azcón en el pleno, un incremento de apenas 52.000 euros frente a lo gastado en 2019, unas 1.000 ayudas más.

“Ustedes se llenan la boca diciendo que se ha gastado un millón de euros en Ayudas de Urgencia y que se ha duplicado el gasto del periodo anterior pero es una falsedad”, ha apuntado Broto, que ha criticado el trabajo desde el área “bajo una perspectiva de mínimos”. “Mantener los servicios sociales bajo mínimos volverá como un bumerán hacia estos mismos servicios y profesionales, no tardando mucho”, ha apuntado.

La concejala Amparo Bella de Podemos Zaragoza también ha denunciado esta situación, “se ha paralizado la gestión de solicitudes pendientes y nuevas para el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) o las Ayudas de Integración Familiar (AIF), dirigidas a combatir la pobreza infantil, que en ambos casos corresponden a Las entidades locales. Otros ayuntamientos y comarcas aragonesas sí están facilitando los trámites”.

Esta denuncia por parte de estos grupos de la oposición llega después de las quejas del Colegio de Trabajadoras Sociales, la Escuela de Educadores Sociales, el Consejo de Salud de San Pablo, la Federación de Asociaciones de Barrio (FABZ) o las redes de apoyo vecinales surgidas en los barrios durante la crisis, incluso el Colegio de Trabajadores Sociales ha presentado una queja oficial ante el Justicia de Aragón.

“No nos digan que el gobierno ha preparado una moratoria de alquileres y la suspensión de los cortes de suministro porque es insuficiente y saben que no todo el mundo puede acogerse a estas medidas. La casuística es infinita y parece que aún no han entendido que las ayudas de urgencia son, precisamente, para aquellas situaciones en que las familias y personas más vulnerables no pueden acogerse a otras medidas para hacer frente a estas situaciones”, ha concluido desde ZeC.

Por su parte, Podemos han subrayado que esta situación afecta de forma especial a mujeres con niños a su cargo, familias monomarentales con escasos medios que están al límite de sus posibilidades. Esta circunstancia ha propiciado una protesta oficial por parte del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), que reclama inmediata atención por parte del Ayuntamiento de Zaragoza para estas mujeres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies