#ViolenciasMachistas  Movimientos

El 8M apoya a una trabajadora que denuncia haber sido despedida después de sufrir una agresión machista

Este martes, 26 de enero, arrancó el juicio por un supuesto delito de agresión verbal y física de un cargo intermedio y posterior despid de una trabajadora de ThinkTextil en Zaragoza.
| 27 febrero, 2019 09.02
El 8M apoya a una trabajadora que denuncia haber sido despedida después de sufrir una agresión machista
Foto: SOA.

Este martes, 26 de enero, arrancó el juicio por un supuesto delito de agresión verbal y física de un cargo intermedio y posterior despido de una trabajadora de ThinkTextil en Zaragoza. Para acompañar a la denunciante, el Eje Laboral del 8M ha esperado a las puertas del Edificio Fueros de Aragón con pancartas.

Desde el Sindicato Obrero Aragonés (SOA) aseguran que “los insultos, las amenazas y comentarios machistas por algunos de los cargos intermedios son hechos habituales en la misma, siendo soportados por las trabajadoras porque cualquier reacción lleva aparejado el despido”.

Sin embargo, Luz decidió denunciar a la empresa después de que el 25 de septiembre un encargado la acoso y agredió físicamente al rechazarlo. “Se dirigió a nuestra delegada sindical tocándole el pelo, sabiendo que no lo tolera, de una forma inapropiada como debe ser costumbre en él” y añaden desde el sindicato, “tras pedirle que cesase de su comportamiento y manifestar su rechazo a los comentarios que estaba realizando, la conversación subió de tono hasta el punto en que el presunto agresor la amenazo diciéndole que le iba a dar dos puñetazos que le iba a reventar, seguidamente propicio 2 puñetazos en el hombro a nuestra compañera y otros tantos a la mesa que tenía próxima destrozando 2 bandejas de la empresa”.

Los hechos fueron presenciado por una compañera y dos superiores responsables de administración y logística, afirma SOA. Sin embargo, según ha trasladado la formación, “la empresa tomo la medida de sancionar a los presentes, manteniendo en el cargo que tenía al presunto agresor y decidió sancionar a la víctima con 15 días de empleo y sueldo equiparando el castigo de lanzar un lápiz al suelo por la rabia del acoso sufrido, a la agresión realizada”.

Asimismo, el 30 de noviembre la empresa procedió al despido de la trabajadora que se encontraba de baja médica alegando una disminución de la carga de trabajo y no renovando a la principal testigo del caso.

Desde SOA denuncian que “no vamos a permitir que en estos tiempos se permitan estas actitudes machistas en un entorno laboral ni en ningún sitio y no vamos a consentir que una empresa con más de 150 trabajadores gire la mirada ante actitudes indignas y mantenga en plantilla a presuntos agresores”.

27 febrero, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR