Duodécima denuncia del comité de empresa del COA a Intress ante Inspección de Trabajo

El Comité de Empresa de las y los educadores del Centro de Observación y Acogida (COA) de Zaragoza interpuso este jueves su duodécima denuncia contra Intress, entidad privada que gestiona el centro de titularidad pública, por "entregar información falsa a Inspección de Trabajo"

El Comité de Empresa de las y los educadores del Centro de Observación y Acogida (COA) de Zaragoza interpuso este jueves, ante Inspección de Trabajo, su duodécima denuncia contra Intress, entidad privada que gestiona el centro de titularidad pública. "En este caso los hechos denunciados revisten de enorme gravedad ya que la entidad catalana ha entregado documentación falsa a Inspección de Trabajo. Con estos datos erróneos, deliberados o no, Intress ha evitado nuevas sanciones por no dar de alta en la Seguridad Social a trabajadores del COA", afirman en un comunicado.

Las y los educadores de dicho centro llevan en huelga indefinida más de dos años, desde noviembre de 2014, porque "el actual concurso de gestión precariza la atención a los menores y las condiciones laborales de los educadores que les atienden". A respuesta de anteriores denuncias, Inspección de Trabajo ya ha confirmado en varios informes numerosas irregularidades de Intress, algunas de ellas todavía sin cumplir.

Desde la llegada de Intress al COA, octubre de 2015, el Comité de Empresa ha denunciado en numerosas ocasiones cómo educadores han trabajado sin contrato y sin ser dados de alta en la Seguridad Social, habiendo confirmado Inspección de Trabajo seis trabajos irregulares hasta la fecha. "Sin embargo, en las últimas denuncias la entidad catalana ha entregado cuadrantes (fechas y turnos) de trabajo con errores o datos falsos que le han permitido evitar nuevas sanciones así como impagar las cuotas pertinentes a la Seguridad Social", denuncian.

"En los dos últimos informes de Inspección de Trabajo hay numerosos casos de trabajadores denunciados en los que la inspectora manifiesta que dichos educadores no aparecen trabajando en las fechas denunciadas en los cuadrantes entregados por la empresa", recalca el Comité de Empresa que ha vuelto a denunciar estas irregularidades "aportando declaraciones firmadas por los propios trabajadores implicados así como las de otros compañeros que compartieron fecha de trabajo para que no quepa ninguna duda".

Desde el colectivo manifiestan: "Es pasmosa la impunidad en la que vive Intress. Ha tenido a educadores trabajando en el COA sin contrato, sin seguridad social y sin cobrar. Y luego cuando lo denuncias dan información falsa a Inspección de Trabajo para evitar la sanción. Es una irregularidad tras otra en un centro de titularidad pública y no pasa nada".

En el comunicado recuerdan que "a comienzos de 2017, con el nombramiento del nuevo presidente de Intress, Jesús Martín Pozas, el Comité de Empresa se esforzó en un nuevo proceso de dialogo para solventar todas las irregularidades y evitar esta interminable lista de denuncias, pero la política de empresa de Intress no ha cambiado. En la última reunión de trabajadores con DGA e Intress, a la que acudieron el director corporativo de Personas, Juan Carlos García Millán, y la Directora operativa Zona Centro, Mar Segovia Cifuentes, fue un claro ejemplo de ello: Se les explicó claramente la gravedad de entregar cuadrantes con datos falsos a Inspección y que de nuevo denunciaríamos con declaraciones firmadas por los trabajadores, pero no dieron respuesta, ni solución alguna. Creemos que Intress busca ahora salir lo antes posible del COA, pero vamos a seguir peleando sin tregua hasta solventar la última irregularidad".

Por otra parte, el Comité expone que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) está informado por las y los trabajadores de todas las irregularidades de Intress en el COA, "sin embargo no ha tomado ninguna medida al respecto para cortar de raíz esta situación". A su juicio, "lo más grave de ello es que de confirmarse las nuevas denuncias, el IASS será responsable solidario de las no altas en Seguridad Social como confirmó Inspección de Trabajo en su primer informe".

En opinión del Comité, "el IASS tiene suficientes argumentos y documentación de que Intress ha incumplido algunas de las condiciones como contratista que se fijaban en los pliegos del concurso para gestionar el centro. Sin embargo, se ha desentendido completamente de sus responsabilidades". A este respecto, el colectivo manifiesta: "Es completamente surrealista. El Gobierno de Aragón paga con dinero público a una entidad privada que no cumple con sus obligaciones con la Seguridad Social y somos los propios trabajadores, con el riesgo personal que conlleva, quienes asumimos la responsabilidad del IASS de investigar y denunciar las irregularidades. En este proceso de externalización de un recurso tan importante como un centro de menores de protección da igual la calidad de atención a los niños y niñas, así como la explotación laboral".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies