Duelo en tiempo de coronavirus

Estos días fallecen muchas personas, yo personalmente he sufrido una pérdida muy próxima y a pesar de que pertenecía al grupo que ha sido peor tratado por la sociedad durante esta tremenda pandemia, de forma excepcional pude despedirme directamente durante treinta minutos en la misma residencia donde vivía y falleció. Tiempo que pasó como un relámpago. Y luego al día siguiente pude verla en cuerpo presente una vez ocurrido el deceso aunque en este momento eché mucho a faltar más calor humano, pero esto no es ni ha sido lo habitual en la mayoría de los casos por lo que …

Estos días fallecen muchas personas, yo personalmente he sufrido una pérdida muy próxima y a pesar de que pertenecía al grupo que ha sido peor tratado por la sociedad durante esta tremenda pandemia, de forma excepcional pude despedirme directamente durante treinta minutos en la misma residencia donde vivía y falleció. Tiempo que pasó como un relámpago. Y luego al día siguiente pude verla en cuerpo presente una vez ocurrido el deceso aunque en este momento eché mucho a faltar más calor humano, pero esto no es ni ha sido lo habitual en la mayoría de los casos por lo que no me puedo ni comparar ni quejar con lo que ha pasado la mayoría de los afectados.

La gente no se puede despedir de sus mayores que están en residencias ni de sus familiares o amigos que fallecen en los hospitales, se hacen en ocasiones una vídeo conferencia tierna emotiva facilitada por el personal sanitario o los técnicos de las residencias, pero esto no hace que el vacío y la incertidumbre se mantenga como hilo conductor de un final inevitable y soy incapaz de pensar lo que pase por la cabeza de los que se van y lo perciben.

Tras el fallecimiento sigue el duelo, esta parte es a la que no estamos en absoluto acostumbrados a atravesar en estas circunstancias ni en unas normales. Cada despedida es diferente porque los vínculos nunca son los mismos, el amor, la pena, la tristeza, pero si se pueden compartir con la gente del entorno propio o del fallecido de alguna manera iniciamos un camino en que este va ocupando otro nuevo espacio en nuestra vida.

El duelo es ineludible y no puede retrasarse, tiene una primera parte compartida donde se repasa la vida con las personas próximas, la gente se abraza profundamente, llora sin vergüenza luego al cabo de unos días cada uno hace una parte en solitario tranquilo que puede ser de diferente duración, para acabar intentando hacer aquello que nos repetimos unos a otros y pensamos: nadie muere del todo mientras este en el recuerdo de alguien, ese recuerdo hay que procurar forjarlo durante las etapas del duelo.

Que difícil tiene que ser para los que no han visto a la persona, ni se han despedido de ella, cuantas preguntas y dudas que posiblemente tampoco se habrían aclarado en circunstancias normales pero que se quedan en el tintero ahora que la situación lo han impedido, como repasar las últimas veces que se ha coincidido o mantenido contacto para comprobar los errores que sin querer se comenten en las relaciones humanas, como disgustan los tiempos actuales, como oír a los políticos o esos programas de entretenimiento convertidos en desinformativos.

Tenemos entre todos que tener mucha paciencia con las miles de personas que son parientes o amigos de los miles de muertos que este virus se nos está llevando, para ayudarlos a pasar el duelo. Hay que ayudar a verbalizar, las lágrimas interiores, los sentimientos, los anhelo, los buenos recuerdos...No es mi caso, pero respiro esta tremenda pena e impotencia en familiares y amigos que han sufrido este tipo de pérdidas. Hay que acompañarlas como amigos.

Porque nada ahora es al uso ni la agonía, ni la muerte, ni el sosiego, ni la pena, ni las lágrimas, ni el tacto, ni el calor, ni lo son mientras los recuerdos.

Yo he tenido la suerte de poder despedirme, pero hay tantas personas que no han dispuesto de esta ventaja, si somos capaces de ayudarles entre todos no les será tan difícil desdibujar un campo de tristeza para crear uno de hermosos recuerdos.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies