Dudas y deudas

Parece que el verano todo lo llena de bronceador periodístico, aquel que cubre las noticias sin quemar y que, más allá del absurdo sainete de la elección de presidente de las Cortes aragonesas, proporciona un panorama de fiestas populares, playa y cifras de turistas. Pero empezamos nuevo curso y hay todo un panorama de diversos pufos y procesos judiciales que producen deuda pública y dudas propias a propósito de cómo se solventará ese lastre económico que arrastramos desde hace años. Cuando empiece el curso judicial llegará, más pronto que tarde, la sentencia y recursos, pues la condena es segura, del …

Foto: Wikipedia

Parece que el verano todo lo llena de bronceador periodístico, aquel que cubre las noticias sin quemar y que, más allá del absurdo sainete de la elección de presidente de las Cortes aragonesas, proporciona un panorama de fiestas populares, playa y cifras de turistas.

Pero empezamos nuevo curso y hay todo un panorama de diversos pufos y procesos judiciales que producen deuda pública y dudas propias a propósito de cómo se solventará ese lastre económico que arrastramos desde hace años.

Cuando empiece el curso judicial llegará, más pronto que tarde, la sentencia y recursos, pues la condena es segura, del caso la Muela. Aunque, excepción hecha de la ex-alcaldesa Mª Victoria Pinilla, hay poco misterio pues la mayor parte de los procesados pactaron ya la condena. Se vendió como el mayor proceso por corrupción de Aragón, pero comparado con el caso Saqueo de Plaza, podría quedarse en una broma. Y es que en Plaza el agujero es al menos de 150 millones de euros.

Ya ha habido juicios y condenas, también está pendiente de juicio el llamado caso Kartódromo, pero lo que seguro ha habido es un montón de gente mirando hacia otro lado conforme se fue sabiendo de lo torpes que fueron los manejos para desviar la pasta. Maño, ya que vas a estafar, currátelo un poco en esconder las pruebas.

Mientras tanto la deuda de la Plataforma Logística zaragozana puede volverse crónica. En la práctica, con la cantidad acumulada en deudas por Plaza el invento está en quiebra técnica hace tiempo.

Por el volumen de deuda (66 millones aportados solo en 2015) es frecuente no hablar de otras plataformas similares pagadas con dinero público, pero ello no quiere decir que no las haya. Porque Teruel existe y los casi 10 millones de deuda de Platea también, aunque palidecen al lado de los casi 40 de Plhus en Huesca. La DGA asumió y firmó tapar ese agujero a través de la llamada Corporación Empresarial Pública de Aragón, un eufemismo para dejar claro que con dinero público regalamos espacio industrial a todo tren a empresas privadas.

En los casos anteriores se esgrime la excusa de los puestos de trabajo, pero cuando el trabajo no son más que eventuales promesas de unos días al año o hablamos de curro que ya no existe y la deuda se quedó la cosa suena aún peor.

Porque tampoco es pequeña la deuda de la Expo. Cuando empiece el curso político se cumplirán ocho años de la clausura del evento. Desde entonces el Ayuntamiento de Zaragoza acumula una deuda viva de 250 millones y la deuda sigue creciendo a revueltas de los edificios vacíos e inútiles del evento. También aquí las pone la DGA a través de Zaragoza Expo Empresarial.

Choca este escenario de deuda con el desparpajo con el que se sigue embarcado en proyectos que son símbolo del despilfarro y de los que he hablado en este espacio en varias ocasiones. El más evidente es Motorland. La cosa empezó mal con desfase de un 40%, siguió con una firma de un contrato de amiguetes por 50 millones y a fecha de hoy se sigue gastando dinero y el sainete ha llevado a la reciente detención de un empresario por una fábrica inexistente en la Ciudad del Motor.

Otra duda es el futuro del aeropuerto sin aviones oscense, que sigue en caída libre con un puñadito  ridículo de usuarios y que se ha sumado a la lista de aeropuertos fantasma que pululan por toda la geografía ibérica y cuya construcción supuso una cifra mareante de dinero.

Pero la rematadera ya es cuando además de despilfarrar se puede incurrir en riesgo catastrófico. Es el ejemplo del empeño en el recrecimiento del pantano de Yesa. Ya se ha multiplicado por cuatro el presupuesto inicial y las obras no están ni a mitad.

Mientras tanto las laderas se siguen deslizando, dos urbanizaciones no se podrán volver a habitar y, aguas abajo, las dudas de si el dislate terminará en desastre crecen.

Y tras las deudas las dudas. Las cifras frías ahí quedan, pero las responsabilidades políticas se esfuman -no digamos ya las penales- cuando terminan las legislaturas y se ejerce una interesada amnesia política.

Vamos, que alguien tuvo que tomar la decisión de hacer un contrato semi-secreto, algo absolutamente irregular según la legislación vigente, con Dorna Sports para la gestión de Motorland. Alguien del PAR por ir concretando más.

También alguien hizo una valoración de 160.000 usuarios/año en el aeropuerto de Huesca. Vale, os podéis reír. Lo mejor es que se supone que varias instituciones la leyeron y dieron por buena.

Lo mismo que la CHE aprueba sus propios informes y sigue con obras hidraúlicas tan caras como irresponsables.

Y tampoco parece que la transparencia sea algo que traiga de cabeza a los diferentes entes municipales o comarcales. De los más de 700 municipios aragoneses sólo 57 hacen públicos sus datos en el portal en el que, por ley, deberían hacerlo. Y ni se despeinan. Y sólo 6 comarcas, ese extraño ente del que la mayor parte de aragoneses no sabría decir muy bien a qué se dedica ni para qué sirve.

Para dar ejemplo de todo ello queda el ejército de don Tancredos. Los que supieron y saben de las irregularidades. Callaron y callarán, que fuera de la poltrona se está peor que en ella.

Empieza el curso, seguiré observando y dudando. Me da la sensación de que la deuda lo seguirá siendo y cuantas más dudas resuelva nuevas preguntas se me plantearán.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies