Dos mil quinientos oscenses reclaman la dación en pago a través de una iniciativa legislativa popular

El movimiento 15M de Uesca, que ha articulado esta campaña en la capital altoaragonesa, ha recogido el apoyo de 2.500 personas para cambiar la ley en favor de la dación en pago retroactiva, la paralización real de todos los desahucios en primeras viviendas y el alquiler social. La Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que promueven diferentes colectivos en todo el Estado -que concluyó este viernes, 25 de enero, el plazo legal de presentación de respaldos- ha recogido más de 10.000 firmas en Aragón (según señala Stop Desahucios) y, a falta de un computo total, ha superado muy ampliamente las 500.000 exigidas …

Foto: AraInfo
Foto: AraInfo

El movimiento 15M de Uesca, que ha articulado esta campaña en la capital altoaragonesa, ha recogido el apoyo de 2.500 personas para cambiar la ley en favor de la dación en pago retroactiva, la paralización real de todos los desahucios en primeras viviendas y el alquiler social. La Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que promueven diferentes colectivos en todo el Estado -que concluyó este viernes, 25 de enero, el plazo legal de presentación de respaldos- ha recogido más de 10.000 firmas en Aragón (según señala Stop Desahucios) y, a falta de un computo total, ha superado muy ampliamente las 500.000 exigidas para su tramitación parlamentaria. Los promotores, que esperan superar con creces el millón de firmas, han mostrado su satisfacción por un respaldo popular que, consideran, ha sido masivo.

El 15M oscense ha presentado esta semana en Uesca, en la Oficina del Censo Electoral, más de 1.000 firmas, que hay que sumar a otras 1.500 que se entregaron en noviembre. Los apoyos oscenses forman parte de las 750.000 firmas que las Plataformas de Afectados por la Hipoteca y el 15M tienen ya contabilizadas en todo el Estado. El próximo 14 de febrero el grupo promotor, formado por los citados colectivos, por la Confederación de Asociaciones de Vecinales estatales, y la Tabla del Tercer Sector, entre otros grupos, hará público el número total de firmas que recibirá la Mesa del Congreso de los Diputados.

El apoyo masivo a la iniciativa demuestra, para el 15M oscense, que la población está plenamente concienciada con el drama personal que están viviendo los afectados y que “una vez más es la clase política la que vive ajena y alejada de la realidad social”, mientras “nuevamente son la ciudadanía quienes buscan soluciones reales a los problemas”.

El 15M considera que el respaldo a la ILP debe ser escuchado y atendido por el gobierno del Estado, “que hasta ahora a hecho oídos sordos a las plataformas de afectados, las movilizaciones, acciones que se han llevado a cabo y que, sobretodo, ha dejado totalmente desatendidos y desprotegidos a los miles de afectados que han perdido y siguen perdiendo su hogar ante la intocable banca, gran culpable y gran beneficiada de la situación que vivimos”.

¿Democracia participativa? Solo una ILP ha conseguido convertirse en ley

La iniciativa legislativa popular es un mecanismo de democracia participativa; que articula la posibilidad amparada en la constitución, de que las personas puedan presentar iniciativas de ley, sin ser representantes populares en sus respectivos congresos. Dichas iniciativas de ley, deberán estar avaladas por una cantidad de firmas, que en el caso del Estado español es de 500.000 –debidamente comprobadas por la administración-, para que puedan ser tomadas en cuenta por su respectiva cámara legislativa.

Pero solo una ILP ha conseguido convertirse en Ley, superando todas las trabas a las que tiene que enfrentarse. “El gran apoyo que ha recibido la ILP de dación en pago nos va a valer para hacer un seguimiento del valor real que tiene esta forma de participación política”, señalan desde el Grupo de Vivienda del 15M oscense.

Tras recoger las firmas suficientes y una vez que éstas han sido comprobadas y verificadas debidamente, el Congreso dispone de seis meses para que entre en el orden del día de un Pleno. Pero, una vez en la cámara baja, no se acaban las trabas. El Congreso ha de tomar las propuestas en consideración.

En el Estado español de 66 propuestas de ILP sólo 9 consiguieron recabar el número necesario de firmas en el plazo estipulado. Una de ellas se tramitó por completo sin requerir acuerdo o decisión. Las ocho restantes, que lograron ser discutidas en el pleno, no superaron las resistencias del Congreso y no fueron aprobadas. Por tanto, sólo una de las 66 iniciativas consiguió convertirse en ley. La «afortunada» fue una ILP presentada en la V Legislatura (1995) sobre reclamación de deudas comunitarias que, finalmente, acabó subsumida en otra proposición no de ley en la VI Legislatura y supuso la modificación de un artículo de la Ley de Propiedad Horizontal.

La primera iniciativa popular fue presentada en la II Legislatura y tenía como objetivo el mantenimiento de Altos Hornos del Mediterráneo (AHM), que fueron cerrados con la reconversión industrial en 1984. Ese mismo año se presentó otra iniciativa sobre pensiones de jubilación para administradores familiares, amas y amos de casa, igualmente fue inadmitida a trámite en términos absolutos, ley que 29 años después aun está pendiente.

Grupo de Vivienda del 15M Uesca | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies