Mundo

Donetsk y Lugansk eligen a sus actuales líderes en las primeras elecciones en el Donbass

Este domingo las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk eligieron a sus dirigentes y legisladores en las primeras elecciones que se realizan en el Donbass tras declararse independientes en el referéndum del pasado mayo. El Gobierno de Kiev, EEUU, la ONU y la UE considera ilegitimas las elecciones. Rusia en cambio, ha anunciado que reconocerá los resultados.
| 3 noviembre, 2014 12.11
Foto: Euskal Herria Donbass Komitea

Foto: Euskal Herria Donbass Komitea

Este domingo las repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) eligieron a sus dirigentes y legisladores en las primeras elecciones que se realizan en el Donbass tras declararse independientes en el referéndum del pasado mayo. Unos comicios que estuvieron marcados por los temores a una acción armada del ejercito ucraniano que no llegó a realizarse.

Tras el recuento del 100% de las papeletas, el primer ministro Alexander Zajárchenko, con 765.340 de votos (70% de los votos), se ha impuesto como ganador de las elecciones del jefe de la RPD. Por su parte, Ígor Plótnitski, ha reunido el 63,8% de los votos en la RPL, según recoge este lunes la agencia rusa RIA Novosti citando a la Comisión Electoral Central republicana (CEC).

Según informa el Euskal Herria Donbass Komitea, en la República Popular de Donetsk abrieron 364 colegios electorales y en Lugansk 95. La votación comenzó a las 8.00 y terminó a las 20.00 (hora local). A los comicios estaban llamados a votar cualquier persona -mayores de 16 años en la RPD y de 18 en la RPL- con un sello en su pasaporte del empadronamiento en la región de Donetsk o Lugansk. En la RPD también se permitía votar a aquellos que tienen un permiso de residencia en la región. En las elecciones en la República Popular de Donetsk tenían derecho a voto 3,2 millones de votantes, en la de Lugansk un millón registrando un 61,74% de participación.

Aproximadamente el mismo número de papeletas, con un pequeño margen, fueron impresas para las elecciones. Para involucrar en el proceso electoral a las y los residentes que abandonaron sus hogares a causa de los enfrentamientos, los gobiernos de la RPD y la RPL hicieron un llamamiento a la parte rusa para permitir la organización de los colegios electorales en los campos de refugiados. Ellos se abrieron en las regiones de Belgorod, Voronezh y Rostov.

Además, en la RPD para los que viven fuera del país, fue organizado el voto por Internet. El votante debía primero presentar copias escaneadas de los documentos que acreditaran el permiso de residencia en Donetsk, a continuación, obtenían un boletín digital con un número único, y luego se enviaba el voto a la CEC por correo ordinario o electrónico o por fax.

Más de sesenta observadores internacionales procedentes del Estado español, Italia, EEUU y Alemania, entre otros estados, supervisaron el proceso, concluyendo con que cumplían los estándares europeos.

Respaldo electoral bajo el amparo de los acuerdos de Minsk

El Gobierno de Kiev considera ilegítimas estas elecciones y su presidente las ha tildado de «farsa», pues había programado los comicios locales en estas zonas para el 7 de diciembre, algo que los independentistas de Donbass se negaron a aceptar. También EEUU, la ONU y la UE han anunciado que no reconocerán los resultados de la votación que, en su opinión, contradice los acuerdos de Minsk del 5 de septiembre.

Por su parte, Rusia insiste que las elecciones de este domingo corresponden al protocolo de Minsk -firmado por representantes de Kiev, Donbass, Rusia y la OSCE- y que una interpretación parcial de ese documento impide resolver el conflicto en el este de Ucrania cuyo balance ha superado ya los 4.000 muertos, según últimos datos de la ONU recogidos por RIA Novosti.

La República Federal Rusa ha instado a su reconocimiento por parte del resto de los estados europeos. Desde la cancillería rusa se afirma “Las elecciones en las Repúblicas de Donetsk y Lugansk se celebraron de manera organizada, con una alta tasa de participación. Respetamos la voluntad de los habitantes del sudeste”, según comunicado citado por la agencia RIA Novosti.

Zajárchenko, en declaraciones difundidas por al agencia rusa, rechazó asimismo que las elecciones violen los acuerdos de Minsk. «El protocolo de Minsk -que yo firmé y conozco el texto- no dice que (las elecciones) deban celebrarse según las reglas ucranianas», enfatizó. “Estamos dispuestos a dialogar con quien atienda a la voz de la razón y esté preparado a escucharnos”, añadió Zajárchenko después conocer los primeros resultados de la votación.

Las elecciones, que deberían ser respetadas tras los acuerdos de Minsk, donde se concretó que las autoproclamadas Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk tendrían derecho a elecciones autónomas. En este sentido, debe recordarse que el 26 de octubre Ucrania celebró elecciones legislativas, las cuales no se celebraron casi en la totalidad de los territorios controlados por las autoridades de Lugansk y Donetsk.

El proceso electoral abre así la puerta a la regularización de la situación en la región, donde las nuevas repúblicas se encuentran en la encrucijada de no ver respondidas sus aspiraciones de autodeterminación tras los diálogos entre la Unión Europea y Rusia. El respaldo de unas elecciones democráticas a sus líderes sería así el primer paso hacia el reconocimiento bien del estatus especial de la región dentro de la República Ucraniana bien hacia la independencia.

[Daniel Palacios y AraInfo Redacción]

3 noviembre, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR