Día sin Compras para salvar el planeta: decenas de kilos de CO2 por persona durante el Black Friday

El Día sin Compras es una jornada de huelga simbólica de consumidoras y consumidores que se organiza a nivel internacional en contraposición al Black Friday (Viernes Negro) y al Cyber Monday (Ciberlunes)

Compras
Acción realizada en 2017 en el Día sin Compras. Foto: Ecologistas en Acción

Un año más, llega el Día sin Compras, que se celebrará el próximo viernes 29 de noviembre. Se trata de una jornada de huelga simbólica de consumidoras y consumidores que se organiza a nivel internacional en contraposición al Black Friday (Viernes Negro) y al Cyber Monday (Ciberlunes). Para ello, Ecologistas en Acción ha puesto en marcha varias acciones en distintos territorios.

En un momento en el que la lucha contra la emergencia climática comienza a ser un clamor ciudadano, la organización ecologista ha recordado con insistencia que “estamos ante la encrucijada más grave de toda la historia de la humanidad, en una situación de desastre medioambiental, de la que la crisis climática sólo es la punta de lanza”.

Según la empresa social Gratix, se estima que cada persona gastará en nuestro país una media de 200 euros en compras, y que esas compras equivalen a las emisiones de unos 80 kg de CO2 a la atmósfera en un solo día por persona. La industria de la moda, por otro lado, una de las que más se verá beneficiada junto a la tecnológica estos días, es la segunda industria más contaminante del planeta.

Ángel Encinas, portavoz de Ecologistas en Acción, ha declarado, "festejos como el Viernes Negro, el Ciberlunes y toda la orgía consumista de la Navidad, son propios de un sistema capitalista zombi que, como el cáncer, en su crecimiento descontrolado, nos lleva directamente al desastre. A la vista están los pilotos rojos de todos los indicadores medioambientales y de reservas de materias primas esenciales para la civilización. La conclusión más sensata y consecuente es que hay que echar el freno, parar el sobreconsumo".

Por otra parte, la organización ecologista ha señalado al consumo compulsivo como un factor de infelicidad humana, de pérdida de relaciones sociales y ha invitado a construir alternativas de consumo transformador hacia un futuro más justo y sostenible. El bienestar tiene más que ver con la riqueza y variedad de nuestras relaciones sociales, con fomentar valores como la solidaridad y la cooperación, que con los efímeros momentos de insatisfacción crónica que ofrece el consumismo.

Por todo esto, Ecologistas en Acción ha hecho un llamamiento a denominar este día como Viernes Negro para el Planeta, y ha lanzado algunas propuestas para este día como prescindir de las compras compulsivas de todo lo que no sea urgente y necesario, tanto en Internet como en las tiendas y centros comerciales. También proponen evitar por completo las tiendas de cadenas corporativas de marca promotoras del Viernes Negro. En contraposición, recuerdan que este día puede servir para dedicar el tiempo de la compra a placeres como “pasear, contemplar el maravilloso otoño que nos regala la naturaleza estos días, leer historias arrebatadoras, tomarnos unas cañas con los amigos y familiares que amamos, informarnos sobre cómo nos va a afectar la crisis climática”, apuntan desde Ecologistas en Acción.

Por último, proponen aprovechar el día para reflexionar sobre alternativas de consumo más justas y sostenibles y por tanto que supongan una reducción en la huella de carbono.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR