#BRIFenlucha  Economía

Día del Bombero Forestal: Nada que celebrar y mucho por lo que luchar

Desde las BRIF, instan a la ciudadanía a compartir su lucha, para que algún año, se pueda celebrar de la forma en que merece ser celebrado, y los y las trabajadoras contra el fuego tengan el reconocimiento del que hoy carecen
| 3 mayo, 2016 19.05
Día del Bombero Forestal: Nada que celebrar y mucho por lo que luchar
Los bomberos forestales de la BRIF Daroca en su comparecencia en las Cortes.

Este miércoles, 4 de mayo, se celebra el día internacional del Bombero Forestal, algo que aquí, en el Estado español, no hay nadie que pueda celebrar. No hay nada que celebrar porque no hay Bomberos Forestales, y no es que no existan físicamente, sino que su trabajo no está reconocido, socialmente se les desconoce, institucionalmente no se les reconoce, laboralmente son explotados y políticamente son silenciados y ninguneados.

Desde las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) advierten que «esto se va acabar, más tarde o más temprano, pero se va a acabar, porque si algo tenemos claro es que algún día seremos Bomberos Forestales».

Este martes, 3 de mayo de 2016 cuatro miembros de la BRIF de Daroca han acudido a la sala de comparecencias de las Cortes de Aragón para explicar cuál es el trabajo que realizan y la importancia del mismo, el trabajo de los Bomberos Forestales, aunque a éstos se les contrate como peones especialistas y se les ubique en el más bajo nivel retributivo de un convenio de obra, por medio de un anexo en el que más de 40 artículos son No Aplicables.

Estos bomberos forestales, han aprovechado la ocasión, para volver a exponer que «es impensable que a día de hoy en un trabajo en el que te juegas la vida, y el nivel de formación y la preparación física son tan exigentes, no exista una segunda actividad que te ampare cuando ya no puedes seguir ejerciendo tu trabajo, así como no existe tampoco la posibilidad de prejubilarte».

Por si esto no fuera poco, los bomberos forestales han recalcado también que sus condiciones laborales son «vergonzosas, carecen, por ejemplo, de un reconocimiento de enfermedades laborales y las bajas permanentes de carácter laboral no son asumidas ni por la administración, ni las mutuas, ni la empresa, y todo esto por un salario neto que ronda los 900 euros al mes».

Continuando con su exposición, han aclarado que la suma de los factores citados junto con las negativas constantes a la mejora de sus condiciones por parte de la empresa pública Tragsa, su gestora, y el Ministerio de Medio Ambiente, el contratante, no tuvieron más opción que comenzar una huelga indefinida el pasado verano de 2015, una huelga que duró 105 días y que en el contexto de la misma, en un acto reivindicativo en su septuagésimo día de huelga en el palacio de Congresos de Huesca fueron injustamente multados cuando se les aplicó la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza.

El montante económico de dichas multas asciende a 2.600 euros y se fundamentan en una serie de afirmaciones que, según el colectivo, son en realidad falsedades. «En ningún momento se puso en riesgo la integridad de los asistentes así como tampoco se insultó a la Ministra de Agricultura Isabel García Tejerina (máxima responsable de las BRIF) y nunca hubo más de 20 personas reunidas en el exterior del edificio por lo que tampoco se podía considerar una concentración ilegal, por lo tanto, de nuevo, se aplica una ley injusta basándose en declaraciones que no se ajustan con la realidad».

Desde las BRIF, instan a la ciudadanía a compartir su lucha, para que algún año, se pueda celebrar ese día internacional del Bombero Forestal, de la forma en que merece ser celebrado. «Porque en esta profesión no hay miedo, hay dignidad», concluyen.

3 mayo, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR