Desde el 9 de noviembre, el toque de queda estará en manos del Gobierno de Aragón

El Consejo de Ministros y Ministras ha solicitado este martes al Congreso la prórroga por espacio de seis meses del estado de alarma decretado el pasado domingo. La votación tendrá lugar el jueves en la Cámara baja. Además, ha anunciado que la restricción de la movilidad nocturna quedará en manos de cada gobierno territorial, a partir de que entre en vigor la prórroga.

Lambán durante la comparecencia de este lunes. Foto: DGA

La portavoz del Ejecutivo español y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de este martes, que han retirado del texto inicial del decreto del estado de alarma, publicado en el BOE este domingo, los artículos 9 y 10 relativos a la restricción de la movilidad nocturna, el conocido toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas.

De este modo, en el nuevo decreto de prórroga, la limitación a la movilidad nocturna deja de ser obligatoria en todos los territorios del Estado y los gobiernos territoriales podrán decidir a partir del 9 de noviembre -cuando finalizan los primeros 15 días de vigencia- si mantienen o desactivan el toque de queda.

"El hecho diferencial es que se suprime la vigencia actual para todo el país de la denominada limitación o restricción de movilidad entre las 23.00 y las 6.00 horas", ha explicado Montero, en referencia a esta medida, que en el decreto de estado de alarma del domingo el Gobierno español imponía la obligatoriedad a todos los territorios, salvo Islas Canarias, únicamente dándoles margen de mover la franja en una hora.

Esta medida sigue siendo obligatoria durante los quince días que dura el decreto del domingo, pero a partir del próximo 9 de noviembre, cuando entre en vigor la prórroga del estado de alarma, en Aragón será Javier Lambán quien decida la vigencia o no del toque de queda. Así, quedará a criterio de cada "autoridad competente delegada", es decir, de las y los presidentes territoriales, cuáles son las limitaciones de movilidad que se tienen que establecer en sus territorios.

Lo que pretende el Gobierno español, ha dicho Montero, es "dar un amparo constitucional" a las medias que van a ir aplicando los territorios "siempre en función de datos epidemiológicos" y superar la segunda ola de la pandemia del coronavirus. Montero ha reconocido el cansancio de la ciudadanía, pero ha considerado "imprescindible" que cumpla con las recomendaciones establecidas por las autoridades sanitarias.

Eso sí, ha finalizado Montero, la norma añade que si los gobiernos territoriales no toman ninguna decisión respecto a su "modulación, flexibilización o suspensión", la medida del toque de queda "conservará su eficacia, en los términos previstos con anterioridad al comienzo de la prórroga autorizada".

Actualmente, Aragón se encuentra en confinamiento perimetral, en nivel 3 de alerta y bajo toque de queda. Además, las ciudades de Zaragoza, Uesca y Teruel siguen confinadas perimetralmente.

El Congreso español vota la prórroga del estado de alarma

El Pleno del Congreso español vota este jueves la prórroga del estado de alarma decretado el domingo, una medida excepcional que el Ejecutivo de Pedro Sánchez quiere prolongar durante seis meses, hasta el próximo 9 de mayo de 2021. El debate arranca a las 9.00 horas.

Para poder sacar adelante la prórroga de seis meses que ha puesto sobre la mesa, el Gobierno español sólo requiere mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra, algo que, en principio, parece tener asegurado, a pesar de que han sido muchos los partidos que han considerado "excesivo" prorrogarlo directamente durante seis meses "sin apenas control parlamentario".

El texto del decreto elimina la necesidad de que el Gobierno español tenga que pedir cada 15 días permiso al Congreso para prorrogarlo, por tanto, los grupos no tendrían que ir negociando su duración cada semana.

Este miércoles, Sánchez ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, su apoyo al estado de alarma con la propuesta de que el Consejo Interterritorial de Salud lo revise en cuatro meses, el próximo 9 de marzo, en lugar de seis meses, para levantar la medida en caso de que sea posible.

Además, ERC ha registrado en el Congreso una propuesta de resolución, aceptada ya por el PSOE y Unidas Podemos, para que el presidente Pedro Sánchez rinda cuentas cada dos meses. Por su parte, el PP y el Bloque Nacionalista Galego (BNG) quieren que comparezca en el Congreso cada 15 días; Ciudadanos, Más País y Compromís abogan por que acuda a la Cámara mensualmente. A su vez, Junts quiere que el Congreso vote todas las prórrogas de la alarma y que sean, como mucho de dos meses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies