Denuncian el uso distorsionado de la Historia que el nacionalismo español hace en las recreaciones

“No queremos recreaciones históricas donde la bandera y el himno españoles se utilizan para enfrentar a la población entre sí, como siempre que entra en escena el españolismo exaltado”, denuncian desde Puyalón de Cuchas.

nacionalismo español
Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

La formación independentista aragonesa Puyalón de Cuchas recuerda que el pasado mes de febrero vimos un año más una recreación de los hechos acaecidos en Zaragoza, en la Guerra de la Independencia, también conocida como Guerra del Francés.

“En primer lugar, es justo reconocer que los organizadores de los actos son muy profesionales a la hora de recrear la vestimenta, el armamento y las situaciones que representan. No tenemos ninguna queja al respecto, sino que les damos la enhorabuena por su recreación”, afirman desde la formación soberanista, que sin embargo denuncia que es una lástima que “siempre acaba utilizándose esta recreación, bastante profesional y espectacular, para politizar la efeméride y ofrecer un relato de la unidad de España que nada tiene que ver con la sociedad de la época de los Sitios de Zaragoza (1808-1809)”.

Comenzamos el mes de mayo, en el que también se suele realizar algún acto sobre los acontecimientos de las guerras napoleónicas. “Se realizarán homenajes en Madrid, muy politizados también, como todos los años y, probablemente, también en Zaragoza”, afirman.

Por ello se cuestionan que “teniendo todo esto presente, simplemente queremos plantear algunas preguntas, para ver si podemos analizar estos hechos históricos con un poco de rigor y que las conmemoraciones sirvan para que la ciudadanía los conozca mejor, en vez de convertirse, año tras año, en un instrumento contra el soberanismo y de reafirmación del españolismo”.

Las reflexiones que hacen desde Puyalón son las siguientes:

  • ¿Por qué celebramos con orgullo una guerra que destruyó la ciudad diezmando su población y que acabó enfrentando a muchos aragoneses entre sí?
  • ¿Por qué vendemos como una victoria unos hechos que supusieron la destrucción de gran parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad y la muerte de miles de zaragozanos?
  • ¿Por qué usamos siempre la frase ‘Zaragoza no se rinde’, que trasladamos incluso al fútbol, cuando la realidad es que Zaragoza se rindió y acabó dominada por un gobernador francés entre 1809 y 1814?
  • ¿Por qué en las conmemoraciones obviamos los años en que Zaragoza estuvo gobernada por los franceses, a pesar de ser una época que supuso bastantes avances?
  • ¿Por qué no se explica cómo Palafox convocó las Cortes de Aragón, algo que solo los reyes podían hacer? ¿Nos da miedo explicar que Aragón se gestionó de manera independiente durante la guerra?

“La realidad es que era una guerra entre los que querían ser gobernados por la familia francesa Bonaparte (que traía grandes avances sociales y políticos) y la familia francesa Borbón (que resultó nefasta a lo largo del siglo XIX). ¿Por qué seguimos defendiendo el bando más reaccionario y contamos los hechos como si se tratase de una lucha por la unidad de España?”, se cuestionan desde la formación de izquierdas,

A su juicio “conmemorar y recordar acontecimientos históricos está muy bien. Debemos conocer nuestro pasado y las recreaciones son un instrumento muy útil. Pero es necesario que dejemos de politizar unos acontecimientos de hace más de 200 años y pretendamos trasladar la realidad del estado español a la de aquella época”.

Por todo ello, Puyalón de Cuchas reclama “que las conmemoraciones sirvan para conocer mejor los hechos que se están representando. No queremos actos donde la recreación histórica se convierte en el atrezzo principal de los discursos de políticos, donde la bandera y el himno españoles se utilizan para enfrentar a la población entre sí, como siempre que entra en escena el españolismo exaltado”.

“Reclamamos a todos los poderes públicos que las conmemoraciones de los Sitios de Zaragoza sirvan para conocer lo que realmente motivaba a cada bando a luchar. Que se conozcan los efectos que la guerra tuvo en la ciudad y también los avances que los 5 años de gobierno francés supusieron para Aragón. Que se valore la diferencia entre el gobierno de los Borbón y los Bonaparte. Que se analice bien la historia y se reflexione sobre las repercusiones que aquella guerra tuvo en los 100 años posteriores en nuestra nación. Que se abandone de una vez el discurso nacionalcatólico franquista que envuelve la defensa de la ciudad en un halo de misticismo patriótico encabezado por la Virgen del Pilar. Que se deje de utilizar la defensa de Zaragoza como un bastón donde sujetar la unidad de España”, enfatizan en su demanda.

“Es posible realizar una conmemoración seria y científica, sin perder el espíritu festivo de estos actos y dejando fuera la exaltación españolista”, concluyen desde Puyalón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies