Delatores o delincuentes

Sindicalistas, manifestantes, activistas... Empieza a ser preocupante la sucesión de detenciones que ha llevado a cabo la policía en los últimos días, especialmente en Barcelona, donde los Mossos han abierto una 'web chivata' de dudosa legalidad para delatar a presuntos 'violentos' Tres participantes en la huelga del 29-M en Barcelona llevan casi un mes encarcelados para impedirles que protesten contra la cumbre del Banco Central Europeo que se celebra del 2 al 4 de mayo en la capital catalana. El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, reconoció en el Congreso que "ha habido que forzar el ordenamiento jurídico" para llevarlos …

Sindicalistas, manifestantes, activistas... Empieza a ser preocupante la sucesión de detenciones que ha llevado a cabo la policía en los últimos días, especialmente en Barcelona, donde los Mossos han abierto una 'web chivata' de dudosa legalidad para delatar a presuntos 'violentos'

Tres participantes en la huelga del 29-M en Barcelona llevan casi un mes encarcelados para impedirles que protesten contra la cumbre del Banco Central Europeo que se celebra del 2 al 4 de mayo en la capital catalana.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, reconoció en el Congreso que "ha habido que forzar el ordenamiento jurídico" para llevarlos a la cárcel. Y para no tener que volver a forzarlo, lo mejor es cambiarlo, como ya han anunciado.Las detenciones han seguido esta semana con tres sindicalistas por su participación en la huelga general del 29-M. Uno de Comisiones, otro de UGT y una tercera de CGT, para la que han decretado prisión incondicional. Una mujer con trabajo fijo y un hijo la meten en la cárcel por quemar unos cartones el 29-M.

Y sigue la cosa. Un colectivo desconocido decidió protestar ayer contra la subida de las tarifas del Metro de Madrid accionando el freno de emergencia de varios vagones mientras estaban parados en estaciones. Esperanza Aguirre no no tardó en alimentar la hoguera de la criminalización de las protestas sociales y aseguró que "no se iban a ir de rositas porque habían puesto en riesgo la vida de los viajeros".

Hoy la policía ha detenido a tres personas presuntamente participantes en esta acción, y es posible que vuelvan a forzar el ordenamiento jurídico para meterlos en prisión como presuntos terroristas, pues la pena puede llegar a los cinco años.

Dentro de unos días tendrá lugar lo que puede ser la prueba definitiva para este Gobierno. El movimiento 15-M de Madrid quiere volver a ocupar la Puerta del Sol y constituirse en Asamblea Permanente desde el 12 al 15 del próximo mes de mayo.

Pero el ministro de Interior y la delegada del Gobierno, jaleada por Aguirre, ya han advertido que no van a permitir tamaño despropósito en sus dominios.

En un Estado policial, los gobiernos entienden las protestas sociales como un problema de orden público, y a sus protagonistas los califican de criminales. Y en un Estado policial solo existen dos clases de personas: delatores y delincuentes.

El Ventano

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies