Decenas de radicales se saltan el Estado de Alarma provocando graves altercados y daños en el mobiliario urbano

Un numeroso grupo de radicales antisistema tomó ayer algunas calles del centro de Madrid provocando graves altercados de orden público, cortando ilegalmente calles, destrozando mobiliario urbano, y lo más preocupante, arriesgando a la sociedad madrileña a un nuevo foco de contagio por COVID-19.

En la tarde de ayer se produjeron graves incidentes en el entorno de la calle Núñez de Balboa, situada en el centro de Madrid, en el barrio de Salamanca. Unas decenas de radicales antisistema se saltaron el Estado de Alarma cortando calles, provocando daños en el mobiliario urbano, y poniendo en riesgo su salud y la de toda la sociedad en plena pandemia por el COVID-19.

La propuesta parece ser que fue convocada -o al menos difundida y coreada- por un grupo ultraradical autodenominado “Resistencia Democrática | Movimiento Barrio de Salamanca” para protestar contra el gobierno de Pedro Sánchez, pero saltándose el Estado de Alarma y poniendo en riesgo el esfuerzo realizado por toda la sociedad durante estos meses de confinamiento.

La irresponsable concentración tuvo el apoyo de algunos vecinos y vecinas de esa misma calle que desde sus balcones radiaban a todo volumen el himno del Estado español. Pertrechados con banderas de España, algunas de ellas con un crespón negro, cacerolas y utensilios de cocina, paraguas con la bandera rojigualda, e incluso armados con objetos contundentes, entre ellos palos de golf, invadieron la calle y comenzaron su manifestación profiriendo gritos como “¡abajo los comunistas! ¡Pedro Sánchez dimisión! o ¡gobierno dimisión!"

Además de saltarse el Estado de Alarma, la mayoría de los radicales lo hacía sin ninguna protección contra el COVID-19: ni guantes, ni mascarillas, se desconoce -obviamente- su higiene personal, pero dada su incívica e irresponsable actitud, no parece extraño que tampoco cumplieran con las recomendaciones sanitarias de lavado de manos.

La concentración radical fue agravándose cuando algunos de los participantes comenzaron a causar destrozos contra el mobiliario urbano armados con palos de golf y otros utensilios contundentes. Sin embargo, no hubo presencia policial, por lo que, hasta el momento, se desconoce si hubo personas heridas, detenciones, o identificaciones policiales de las personas causantes de los altercados.

La manifestación se disolvió paulatinamente cuando a los ultraradicales les entró hambre y decidieron irse a cenar, no sin antes amenazar públicamente con repetir los desordenes públicos y los altercados durante los próximos días. Así, desde la organización convocante afirman que “Resistencia Democrática - Movimiento Barrio Salamanca por una España en Libertad #paseamosjuntos es también el germen de un movimiento de resistencia democrática,…, transversal ideológicamente,…, nacido el 10 de mayo de 2020,…, apoyamos a nuestros heroicos Fuerzas de Seguridad del Estado y Ejército y aborrecemos toda injerencia anti-española especialmente la comunista”, e “invitan” a repetir los altercados “todos los días a las 21h por la calle Nuñez de Balboa esquina Ayala”, y concluyen auto excusándose con una “aclaración legal: aclaramos que este mensaje no supone una convocación de manifestación en ninguna de sus formas tipificadas por la ley, ni la conculcación de la legislación vigente en modo alguno, ni la desobediencia a las fuerzas del orden público”, parece pues, que estos irresponsables son tan chulos como cobardes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies