Decenas de personas piden el replanteamiento del futuro hidrológico de la Galliguera

Desde el jueves 23 y durante todo el fin de semana, se están celebrando multitud de actividades en defensa del río Galligo en diferentes localidades de la Galliguera. Este domingo tendrá lugar el tradicional descenso de nabatas desde el Puente de Hierro de Santolaria.

Descenso del Galligo realizado este viernes. Foto: Coordinadora Biscarrués
Descenso del Galligo realizado este viernes. Foto: Coordinadora Biscarrués
Descenso del Galligo realizado este viernes. Foto: Coordinadora Biscarrués

Un año más se están celebrado las Jornadas de Convivencia Fluvial con el río Galligo, donde decenas de personas están participando en un descenso en balsas de rafting, en kayaks y en canoas.

Según explica la Coordinadora Biscarrués - Mallos de Riglos, el desarrollo turístico generado en lo últimos 30 años en la comarca de la Plana de Uesca, fundamentado principalmente sobre el río Galligo, hace que los pueblos de la Galliguera con las propias empresas a la cabeza, pidan el replanteamiento del futuro hidrológico de la zona y se tenga en cuenta el desarrollo natural que han tenido los pueblos.

De esta manera, desde el jueves 23 y durante todo el fin de semana, se están celebrando multitud de actividades en defensa del río en diferentes localidades de la Galliguera.

La jornada del viernes comenzó con la lectura de un emocionante manifiesto por parte de las y los trabajadores de las empresas de aguas bravas. A continuación, las personas asistentes se vistieron adecuadamente para disfrutar del río. "Qué mejor manera de revindicar la zona que divertirse en ella", afirma la Coordinadora.

Durante el descenso las y los participantes "comprobaron la impresionante belleza que esconde el río Galligo y quedaron sensibilizados sobre el gran pratimonio del que actualmente disponemos", añaden.

Para la Coordinadora, de esta manera "todos somos más conscientes de la destrucción que supondría la construcción del Embalse de Biscarrués y de las afecciones que éste tendría sobre el territorio". "La realidad es que se inundaría el tramo bajo y parte del tramo alto con una incidencia muy alta en el territorio y en la economía global de los pueblos", critican.

Al finalizar el acto las y los participantes coincidieron en la necesidad de un análisis real sobre las ventajas de la construcción del pantano ya que este "amenazará la supervivencia del pueblo de Erés; hará desaparecer el deporte de aguas bravas, motor económico de la comarca; dividide actualmente a la población en torno al debate sobre el agua de regadío; implica la negativa a estudiar un desarrollo sostenible para la zona; y supone un alto coste económico del proyecto en tiempo de crisis", concluye la Coordinadora.

Las actividades siguen hoy en Biscarrués y Morillo de Galligo, donde mañana tendrá lugar el tradicional descenso de nabatas desde el Puente de Hierro de Santolaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies