Cuenta atrás para el “Hogar Social” del MSR en Zaragoza

El edificio ocupado por nazis desde el pasado verano en la calle Compromiso de Caspe de Zaragoza tiene los días contados. La celebración de unas “jornadas antiglobalización”, que incluían entre otros eventos un concierto, han sido el detonante de unas protestas vecinales de las que se hizo eco esta semana la propiedad del edificio, Restaura S.L., que denunciaba, en la mañana del jueves, en la comisaría del Arrabal de Zaragoza la ocupación ilegal del edificio en su propiedad.

Manifestación en 2014 en Zaragoza contra el fascismo y el racismo. Foto: @arainfonoticias

El edificio ocupado por nazis desde el pasado verano en la calle Compromiso de Caspe de Zaragoza tiene los días contados. La celebración de unas “jornadas antiglobalización”, que incluían entre otros eventos un concierto, han sido el detonante de unas protestas vecinales de las que se hizo eco esta semana la propiedad del edificio, Restaura S.L., que denunciaba, en la mañana del jueves, en la comisaría del Arrabal de Zaragoza la ocupación ilegal del edificio en su propiedad.

De esta forma, Delegación del Gobierno, tiene la obligación de ordenar el desalojo del edificio, ante la denuncia interpuesta por la nueva gestora de Restaura S.L., actualmente en proceso concursal, y que tras denunciar, mantuvieron una reunión con el subdelegado del Gobierno Ángel Val Pradilla, en la que pudieron manifestarle su preocupación, por los perjuicios que a la ciudad de Zaragoza hubiera podido acarrear la ocupación del edificio.

El “Hogar Social” de Zaragoza ya ha sido lugar de altercados, incluso entre los propios ultraderechistas. Este verano, la policía tenía que intervenir ante un tumulto entre dos facciones enfrentadas. Falangistas, y miembros del Movimiento Social Republicano (MSR), se enzarzaban en una pelea, originada al parecer por una bandera de Falange Española colocada en uno de los balcones.

La ocupación de edificios por parte de ultraderechistas no es algo nuevo y lleva años haciéndose por diversos países, en general con fines políticos. En concreto, las promovidas por los nazis en el Estado español, como el “Hogar Social” de Zaragoza, tienen su espejo en las ocupaciones fascistas italianas, en las que se aparenta dar un servicio social, como es techo y alimentos, pero siempre destinado únicamente a nacionales, en un claro talante xenófobo.

La celebración del festival musical ultraderechista de este sábado, camuflado bajo el eslogan de “Rock Anti Capitalista”, alarmó a colectivos vecinales, antifascistas y políticos, que pusieron la voz de alarma ante unos conciertos que vienen celebrándose con cierta regularidad en Zaragoza.

La presión ejercida desde la Federación de Asociaciones de Barrios (FABZ) y la Asociación Vecinal de Las Fuentes -barrio donde está ubicado el local-, así como la Asamblea Antifascista y la Asamblea de San José, ha sido determinante para arrojar luz ante unos hechos que la mayoría de zaragozanas y zaragozanos desconocían, pero sobre todo han forzado la imposición de una denuncia, gracias a esta presión social.

Por su parte, los grupos municipales de Chunta Aragonesista e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Zaragoza, advirtieron en el pleno de este viernes la celebración de este concierto, y pusieron sobre aviso al resto de ediles, sobre la celebración de dicho festival, además de apremiar al Ayuntamiento a actuar ante una peligrosa ocupación que dura meses.

Desde Delegación del Gobierno en Zaragoza se ha asegurado que la Policía española procederá al desalojo del edificio en cuanto lo ordene el juzgado competente. Lo que podría conllevar la suspensión de las jornadas preparadas por el MSR o el concierto posterior, en el caso de que la orden fuera emitida en este fin de semana. Lo que hace prever una cuenta atrás para la desaparición del "Hogar Social".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies