Crece la represión contra periodistas en el Sáhara Occidental

Equipe Media y otros colectivos mediáticos saharauis alertan sobre una nueva ola de detenciones, condenas, agresiones físicas y represalias contra informadores saharauis, e instan a las organizaciones de derechos humanos internacionales a presionar a Marruecos para que respete el derecho a la libre información en el Sáhara ocupado

Marruecos ha lanzado una nueva ola de represión contra informadores saharauis, incluyendo las detenciones, juicios y condenas contra los periodistas Said Amidan, Brahim Laajail y Walid Batal; la agresión física y confiscación de materiales de grabación contra videoactivistas como Nazha El Khalidi; o las represalias contra el periodista preso Mohamed Banbari por intentar llamar la atención internacional hacia su caso y contra Mohamed Mayara por su activismo.

Observadores de derechos humanos también están preocupados por el juicio este 26 de diciembre contra el periodista Bachir Khadda y 24 otros activistas saharauis, previamente condenados por un tribunal militar por participar en el campamento de protesta Gdeim Izik. Adicionalmente el equipo de televisión estadounidense Democracy Now!, que visitó la ciudad de El Aaiún entre el 18 y el 22 del pasado mes de noviembre, fue sometido a acoso y constante vigilancia por parte de las autoridades marroquíes.

El Sáhara Occidental, ocupado por Marruecos desde 1975, es un territorio prácticamente inaccesible para los medios de comunicación y observadores de derechos humanos internacionales. Decenas de periodistas y observadores extranjeros han sido expulsados del territorio o se les ha negado la entrada. La misión de la ONU en el territorio, conocida como la MINURSO, es la única que no tiene competencias para vigilar la situación de los derechos humanos.

Ante la ausencia de observadores internacionales, los informadores saharauis a menudo son la única fuente de información sobre las graves violaciones de derechos humanos que ocurren a diario en el territorio. Estos activistas mediáticos arriesgan su seguridad y su integridad física para grabar y compartir imágenes de las manifestaciones pacíficas y de la represión policial a la que es sometida la población civil saharaui.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies