#StopFracking  Ecología

Una concentración en la CHE exigirá la prohibición del fracking en la cuenca del Ebro

Mañana, jueves 27 de junio de 2013, a las 11.30 horas, las diferentes Plataformas contra el fracking de la Cuenca del Ebro junto con Cuenca Azul, la red de organizaciones ecologistas de la Cuenca del Ebro, van a presentar en la Confederación Hidrográfica del Ebro un documento para exigir la prohibición de esta técnica en...
| 26 junio, 2013 12.06

LOGO-aragon-sin-fracking-289x300Mañana, jueves 27 de junio de 2013, a las 11.30 horas, las diferentes Plataformas contra el fracking de la Cuenca del Ebro junto con Cuenca Azul, la red de organizaciones ecologistas de la Cuenca del Ebro, van a presentar en la Confederación Hidrográfica del Ebro un documento para exigir la prohibición de esta técnica en el conjunto de la cuenca del Ebro.

A través de los dos vocales que representan a las organizaciones ecologistas de la cuenca, se trasladará esta petición al pleno de la CHE. Los portavoces explicarán la necesidad de prohibir el fracking en la totalidad de la Cuenca del Ebro, por la incompatibilidad de esta técnica con la Directiva Marco del Agua. También han solicitado una reunión con Xabier de Pedro, presidente de la CHE, para conocer su postura a este respecto.

Recientemente expertos alemanes han desaconsejado la técnica de «fracking» por sus riesgos medioambientales. “La generación de gas mediante fracturación hidráulica o fracking no debe permitirse a escala comercial por las graves lagunas del conocimiento actual sobre sus consecuencias medioambientales”, esta es la conclusión del equipo asesor del Gobierno alemán.

El informe sobre esta polémica técnica del Consejo de Expertos para Cuestiones Medioambientales (SRU) del gobierno alemán considera que el fracking no es «necesario en términos de política energética y que su contribución no es esencial para la reforma energética que impulsó la canciller Angela Merkel. Además, el texto de estos científicos alemanes aduce que la apuesta por la fracturación hidráulica ni reduciría los precios del gas a nivel nacional ni aumentaría la seguridad de suministro. En los últimos meses la controversia en torno al fracking se ha elevado enteros en Alemania por el debate entre quienes defienden su uso por su rendimiento económico, y ponen como ejemplo los éxitos cosechados en EEUU.

Sus detractores, por el contrario, subrayan los vertidos tóxicos en aguas subterráneas, que luego afectan al agua para consumo humano y al medio ambiente. La fracturación hidráulica se basa en la inyección a gran presión de agua con compuestos químicos en el subsuelo para romper las rocas y obtener el gas retenido en su interior. La propia coalición de Gobierno alemana, de centro-derecha, ha parado un proyecto de ley sobre la fractura hidráulica debido a los disensos internos en la Unión Cristianodemócrata (CDU), la formación de la canciller Angela Merkel. Mientras EE.UU. se acerca cada vez más a la independencia energética gracias al «boom» de su creciente industria del fracking, otros estados, como Francia, han prohibido su empleo por los riesgos medioambientales.

Noticias relacionadas:

26 junio, 2013

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR