Movimientos  Portada

Teruel se manifiesta en defensa del ferrocarril y contra la precariedad del tren

Más de 3.000 personas se han manifestado en Teruel para exigir un servicio ferroviario "del siglo XXI", así como la recuperación del corredor Cantábrico-Mediterráneo
| 21 noviembre, 2015 19.11

La ciudadanía turolense y aragonesa, el tejido empresarial, instituciones, organizaciones sociales, sindicales y políticas, así como representantes institucionales de todo el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo, han participado este sábado en la manifestación convocada por la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, en la que han pedido inversiones en esta línea, de cara a garantizar su futuro.

Más de 3.000 personas han tomado parte en esta manifestación que nacía con la expectativa de histórica, que ha recibido el apoyo de numerosas organizaciones y que ha contado con la presencia de los alcaldes de Zaragoza, Pedro Santisteve (ZeC), Teruel, Manuel Blasco (PP), Uesca, Luis Felipe (PSOE) y Sagunt (País Valenciá), Quico Fernández (Compromís). Cuatro ediles de cuatro formaciones políticas distintas, que, como ellos mismos han querido resaltar desde la marcha, han superado “sus diferencias para luchar juntos por una causa común, la construcción del corredor ferroviario de altas prestaciones Cantábrico-Mediterráneo”. Una demanda, han recalcado, “que no rivaliza con otros proyectos también necesarios como la travesía central pirenaica”.

Santisteve ha destacado la “importancia del consenso” en torno a este tema y ha dicho que es necesario “aprovechar las sinergias con poblaciones tan estratégicas” como Sagunt, y que es imprescindible “mejorar las comunicaciones entre el puerto de esta localidad y la capital aragonesa y su entorno, donde se ubican la plataforma logística, la terminal marítima, Mercazaragoza e importantes empresas”.

En esta línea, el alcalde de Sagunt, Quico Fernández, ha explicado que “suministran chapa a la factoría de automóvil General Motor de Zaragoza” y que en estos momentos, debido a la mala situación de las infraestructuras de comunicación “tienen que enviarla por Tarragona”.

La manifestación también ha contado con representantes de ayuntamientos como Valéncia e Iruña, o de los Gobiernos de Aragón con el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, La Rioja y la Generalitat Valenciana representada por el director general de Obras Públicas, Carlos Rodrigo.

Organizaciones sociales, políticas y sindicales como Unidad Popular -en la que se integran Izquierda Unida y Chunta Aragonesista-, Podemos Teruel, Zaragoza en Común, OSTA, CGT, FAPAR o la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública entre otras, se han unido a las organizadoras Teruel Existe, Plataforma en Defensa del Ferrocarril, Federación Vecinal de Teruel y Serranía Celtibérica, en una cita importantísima para conseguir las mejoras ferroviarias necesarias para Teruel.

Unidad Popular denuncia que la línea de ferrocarril Zaragoza-Teruel-Sagunt se encuentra en un estado “lamentable de abandono”, plagada de limitaciones de velocidad y advierten que, según se deteriora la vía, se producen más retrasos, llevando a la modificación de horarios y ampliando los tiempos de viaje.

Por su parte, Podemos Teruel recuerda que “el Corredor Cantábrico-Mediterráneo no es sólo una solución para la mejora de las comunicaciones y la salida al exterior de la provincia, sino que además es un proyecto fundamental para un modelo de país más vertebrado y cohesionado que no se construya de espaldas a los intereses de la ciudadanía”.

Desde el sindicato OSTA entienden “que ha llegado el momento del tren, tanto en Teruel como en Canfranc, abriendo Aragón a Europa e impulsando la línea cantábrico-mediterráneo, ambas líneas supondrán un impulso al empleo en Aragón y de vertebración del territorio”, incluyendo en sus reivindicaciones también la el corredor central ferroviario que uniría Aquitania y Aragón.

Todas las organizaciones que apoyan la movilización, así como las convocantes, demandan a los gobiernos, tanto aragonés como español, que realicen una apuesta clara y decidida por impulsar las inversiones en este corredor.

La marcha ha partido de la plaza de la Catedral de Teruel a las 13.00 horas y ha terminado con un simbólico abrazo a la estación protagonizado por las y los asistentes.

Un trazado ferroviario en estado lamentable

Teruel fue, hace más de un siglo, el último territorio en el que el tren penetró dentro del Estado español. En la actualidad, tan solo se conserva la línea Sagunt-Zaragoza, que es uno de los trenes más lentos que transitan por el estado. Hoy, de proseguir con el olvido el gobierno español, podría convertirse en el primer territorio sin líneas ferroviarias de todo el Estado, perjudicado por el Plan de Racionalización de trenes de Media Distancia y el Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda.

El estado de las vías en activo, todavía sin electrificar, así como las bajísimas inversiones en mejoras y acondicionamiento del trayecto ferroviario entre Sagunt y Zaragoza, hacen que este servicio, sea usado cada vez por menos viajeros, y que muchas de las mercancías que deben transitar por este trazado, sufran graves retrasos  que han obligado en más de una ocasión a detenerse a los convoyes, incapaces de superar excesivos desniveles y serpenteantes curvas. En la actualidad, un viaje en coche desde Zaragoza a Sagunt tiene una duración aproximada de dos horas y media, mientras que el mismo trayecto en tren supera las cuatro horas y media.

La línea entre Sagunt y Zaragoza es el tramo ferroviario mas abandonado del Estado español. Ideada en los años 20 del siglo pasado con la intención de crear un Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que uniera los puertos de Sagunt y Santander, ese proyecto nunca llegaría a culminarse. En 1983, se decidía cerrar este trazado, y la línea Burgos-Soria-Calatayúd desaparecía.

A partir de ahí el ferrocarril por territorio turolense se ha convertido más en arma electoralista política que en realidad, y las inversiones han quedado en promesas. En la actualidad, tan solo la línea Sagunt-Zaragoza permanece en activa en todo Teruel, y se trata, sin duda, de uno de los trenes más lentos que transitan por el trazado ferroviario aragonés.

Desde 2001 se viene reivindicando la conexión ferroviaria a través de una línea de altas prestaciones entre el Mediterráneo y el Cantábrico y su conexión con la Travesía Central del Pirineo (TCP). Unas reivindicaciones que nacían en Teruel, pero a las que se han ido sumando otros territorios.

La Comunidad Europea ya se ha ofrecido a financiar el 40% del coste de la infraestructura, y los estudios técnicos realizados para analizar las posibilidades de la línea son muy favorables. En la actualidad, las vías no están electrificadas, y para poder asegurar un tránsito adecuado de viajeros y mercancías, éstas deberían convertirse en una doble vía electrificada, adaptada para trenes de alta velocidad y mercancías.

El beneficio potencial de esta obra, afectaría a Cantabria, Euskadi, Nafarroa, Rioja, Aragón y Paìs Valenciá. Aproximadamente 11 millones de personas serían usuarias potenciales de este trazado. Además, son muchas las empresas que reclaman el impulso de este corredor ferroviario, lo que ayudaría a la descongestión del tráfico rodado de mercancías y beneficiaría económicamente a Aragón.

21 noviembre, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR