Manolo Kabezabolo: "Contar lo que ves, cómo lo vives y cómo lo sientes. No hay más"

Hablamos con Manolo de "una vida vivida desde la calle", como él dice, "un poco, lo que hemos hecho toda la vida". 'Tanto tonto monta tanto', puede ser eso, "una reflexión de madurez, o cómo hemos llegado hasta aquí", un disco de mayor contenido social, que apenas huele a spiz

Manolo
Foto: Jal Lux.

Y sí, Manolo Kabezabolo cuenta lo que ve, lo que vive y lo que siente, sin florituras ni lentejuelas, con crudeza y un poco más serio que en discos anteriores. Un Manolo sensible, alejado del mito, tan humano como socialmente crítico. Un Manolo maduro y reflexivo, que nos regala en Tanto tonto monta tanto su poesía como lección de vida.

Hablamos con Manolo de "una vida vivida desde la calle", como él dice, "un poco, lo que hemos hecho toda la vida". 'Tanto tonto monta tanto', puede ser eso, "una reflexión de madurez, o cómo hemos llegado hasta aquí", y de la que Manolo sigue, seguimos, para bien, aprendiendo: "El que se crea que ya lo sabe todo y ya no quiera aprender más, pues como que no tiene mucho futuro. Aprender aprendemos cada día y desde la calle, pues no es lo mismo que lo que te inculcan por ahí, en los estudios y esas cosas". Luchar por sobrevivir, luchar por seguir soñando.

Me da la impresión que Tanto tonto monta tanto es un disco de mayor contenido social, que apenas huele a spiz. Manolo me dice que "es así, es así. Me propuse hacer un disco en el que no habláramos de drogas prácticamente, y eso, y luego pues también, no sé, será la situación social del momento, es lo que me ha surgido. Es el primer disco en el que no sale la palabra spiz en ninguna de las canciones. Solo hay un tema que habla un poco de drogas y tampoco creo que sea apología. Es bastante más social, más comprometido".

Comprometido. Y sin miedo."Miedo no, pero la amenaza ahí está, ya veremos como salen las cosas. A otros les han metido caña, pues cualquier día irán a por otros, eso está claro. Ya llevo años diciendo lo mismo, pero parece que ahora la cosa está un poco más crispada. El Evaristo hoy con sus temas tendría bastantes problemas, y aún así, siendo viejo, espérate a ver".

Si Manolo se define "de alguna manera es anarquista", pero como dice, "cada uno lo puede entender de distintas maneras también, ser tú mismo, intentar, no estar fuera del sistema, porque es imposible, pero por lo menos hacer ver las cosas que tú ves que están mal, contar lo que ves, y como lo vives y como lo sientes".

Manolo se muestra muy humano, introspectivo quizás, una mente indefinible en un cuerpo decadente, pasando de morir joven a lo más tarde posible, brutalmente franco y desnudo en 28 de marzo que "es así un tema de desamor o de amor, bastante personal", diferente tras 35 años, "supongo que los desfases, el vicio, la edad, lo vivido, y eso, las experiencias, es lo que nos cambia un poco a todos", pero sigue siendo el mismo somarda de siempre, "de las cosas que se ven, procuro también intentar meter un poco de humor, aunque este disco sea más serio, me inspiro en lo que nos inspira a todos, la sociedad, los sentimientos que tiene cada uno, y poca cosa más". En la realidad, como en Chaval conflictivo, "es una historia basada en hechos reales", dice.

Y como en aquellos clásicos del Ya Hera Ora, La Nueva Mayoría o Resina, agua y ajo sigue repartiendo a derecha e izquierda, Política emergente "es mi opinión sobre la nueva política, la vieja política y supongo que las políticas que vengan tampoco van a ser muy de otra manera. Desde el momento en el que alguien quiere gobernar creo que hay algo ahí que no funciona, o sea, los gobiernos en sí deberían ser para gestionar al pueblo, además, ahora con la cantidad de tecnologías que hay, podríamos intervenir más en política, pero no se dejan mucho tampoco".

Tanto tonto monta tanto es un disco con amigos, con "colaboraciones de Mamen, Ángel de GRB y El Sueño Eterno, también Sho-Hai y R de Rumba, Kike de Bastardos del Metal y KBKS, que también toca la guitarra en El Sueño Eterno, que se lo dedicamos a un colega que murió el año pasado, y es un poco la familia y los amigos de él. Un montón de gente". Manolo habla de Hierro a Fondo, un tema de la banda catalana El Sueño Eterno, "era su canción favorita" dice, "a la hora de meter alguna versión de algún otro grupo, pensamos en algún otro tema, pero también pensamos que era una buena idea hacerle este homenaje a él. Hablamos también con Ángel para pedirle permiso y si quería colaborar y se mostró muy bien, vino a grabar la canción y por eso la hicimos y la hemos metido, y además siempre ha sido una canción que a nosotros nos ha molado mucho. Un poco de optimismo aunque vayan las cosas mal".

Manolo es un tipo humilde, de los de colaborar si se lo piden y le apetece, como ha hecho con un montón de gente. Además, no oculta que le gustaría colaborar con La Polla, "Evaristo colaboró conmigo, pues me gustaría colaborar en algún tema suyo". Hablamos del último libro de Evaristo, donde cuenta cómo se conocieron, "Sí, es bastante real", dice Manolo, "fue curioso, además en ese concierto llevaba ocho meses ingresado en el psiquiátrico, era el primer permiso que tenía y estaba un poco idillo, la verdad. Me puse un poco pesadico en el escenario, me acuerdo que hasta le quitaba el micrófono a Evaristo y me inventaba yo parte de las letras. El Evaristo en un principio se mosqueaba, pero como vio también que la gente coreaba mi nombre y tal y cual, pues ya paró un poco y a raíz de ahí empezamos a tener un poco más de relación, y la verdad que yo por lo menos estoy contento de haberlo conocido".

'Tanto tonto monta tanto' es un disco novedoso, a través del cual Manolo y los ke no dan pie kon bolo han experimentado con nuevos soportes, como ha sido la edición de su primer videoclip en 35 años de punk irredento. "Nunca me había planteado la cosa de hacer un videoclip, y esta vez pues también por cómo está el mercado y cómo la nueva forma de vender la música, de hecho también hemos pensado en hacer un par más de temas del disco y alguna cosilla más. El videoclip es un poco que estamos en un sistema en el que no nos damos cuenta muchas veces de lo que nos oprime y nos fastidia, que no son las cosas que nos quieren hacer ver, que es el propio sistema capitalista en el que quieras o no quieras, está ahí, y por un lado o por otro te las van a meter dobladas".

Además de los 35 años de carrera, Tanto tonto monta tanto, también es un disco especial por el décimo aniversario de Manolo con la banda que le acompaña: Jaume, Carlos, Raúl y David. "Pues mira, somos gente que nos conocíamos ya desde hace tiempo, menos Carlos, que es el último que ha entrado, pero ha entrado muy bien, y pega, como personalidad y la forma de ser que tiene. Hay una relación tan de amistad, e incluso de familia diría yo que no la he tenido con otras formaciones y estamos contentos y nos preocupamos los unos de los otros más allá también del tema musical. En el escenario si trasmites que hay compenetración en el grupo, que lo disfrutas, pues la gente también lo percibe, y también disfrutan más".

El disco se cierra con una clase de historia sobre la Transición, Historia histérica, "el tema más largo que he hecho nunca", apunta Manolo, donde colaboran los maestros R de Rumba y Sho-Hai. "Ya hace tiempo que teníamos pensado hacer una colaboración con ellos, cuando estaban Violadores del Verso también hablamos alguna vez de hacer alguna cosilla, y eso, antes de que se pase el tiempo. El tema nos pareció bueno, tanto a nosotros como a ellos y ahí lo hemos metido. Claro, nosotros al principio de hacer la canción dijimos, a ver ahora que nos dicen estos, si les gusta o no les gusta, pero les gustó, y luego, pues lo produjo R de Rumba, y ha quedado bien. Para mí es un temazo. Habla un poco de lo que viví cuando era un niño. Recuerdo que cuando murió Franco yo tenía 9 años, y aún tengo recuerdos de que en la infancia íbamos al colegio y lo primero que hacíamos era formar ahí en el patio, nos ponían el himno, subían la bandera, y cantábamos el Caralsol, allí en el Joaquín Costa". Una canción a la memoria democrática, digna de poner en las escuelas.

Nos despedimos hablando del futuro, "de momento tocar y tocar, y poca cosa más. Hacer la gira del disco, y esperemos que siga viniendo la inspiración para hacer más cosillas y con el tiempo pues ir sacando más cosas, pero vamos, proyectos en concreto, más allá de la gira no tenemos ninguno. Ya iremos viendo sobre la marcha".

El próximo sábado 1 de febrero, Manolo Kabezabolo y los ke no dan pie kon bolo, arrancan la gira de Tanto tonto monta tanto en Zaragoza, en el espacio Las Armas acompañados por Culo y Distorsión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies