Construyendo una ecología mediática transformadora

Según el filósofo y pedagogo norteamericano John Dewey, “una sociedad libre debe producir personas libres”. Es decir, personas con capacidad para comprender en qué situación se hallan y para cambiar dicha situación si así lo deciden. Lamentablemente, hoy no resulta nada sencillo comprender el mundo que nos ha tocado vivir. Por ejemplo, quienes hayan seguido la evolución de la crisis económica que estalló en 2008 a través exclusivamente de los grandes medios de comunicación de masas posiblemente no entiendan casi nada de lo que está sucediendo desde entonces. Dichos medios de comunicación llevan desde el inicio de esta crisis apostando …

Equipo de Noticias Positivas.
Equipo de Noticias Positivas.
Equipo de Noticias Positivas.

Según el filósofo y pedagogo norteamericano John Dewey, una sociedad libre debe producir personas libres”. Es decir, personas con capacidad para comprender en qué situación se hallan y para cambiar dicha situación si así lo deciden. Lamentablemente, hoy no resulta nada sencillo comprender el mundo que nos ha tocado vivir. Por ejemplo, quienes hayan seguido la evolución de la crisis económica que estalló en 2008 a través exclusivamente de los grandes medios de comunicación de masas posiblemente no entiendan casi nada de lo que está sucediendo desde entonces. Dichos medios de comunicación llevan desde el inicio de esta crisis apostando por las mismas recetas y soluciones (recortes de servicios públicos, desregulación laboral y financiera, etc.) porque “no hay alternativa”, nos dicen. Sin embargo, a pesar de que se ha hecho “lo que se tenía que hacer” nada parece mejorar para la gente. Puede que sí lo hayan hecho algunos indicadores macroeconómicos, pero a la micro, esto es, a nuestros hogares, no han llegado las noticias positivas.

¿Y por qué si se está haciendo lo que dictaba el “sentido común” dominante y además “no había alternativa”, no están mejorando las cosas? ¿Por qué solo hay noticias positivas para las grandes empresas y para eso que llaman Economía en mayúsculas, pero no hay buenas nuevas para nuestra pequeña economía doméstica? Es muy difícil, por no decir imposible, responder a estas preguntas si solo nos informamos sobre estas cuestiones a través de los grandes grupos mediáticos. Lo cual es debido a que la misión de estos grandes grupos no es hacernos comprender la realidad. Al contrario, su labor es moldear nuestra manera de percibir dicha realidad para que esta percepción esté al servicio de los intereses de sus dueños corporativos. Por este motivo actúan como papagayos, repitiendo las mismas doctrinas de sus amos corporativos una y otra vez. Decimos doctrinas, que no ideas, porque son medios de comunicación adoctrinadores. Y no hay nada más contrario a la libertad de la que hablaba Dewey, que como decimos significa libertad de elección y discernimiento, que el adoctrinamiento.

Un adoctrinamiento que insiste frecuentemente en informaciones de contenido negativo. Es el mensaje de “no hay otra salida” del que hablábamos antes. No hay alternativa significa también que no hay otra economía que la nuestra“, “no hay otra forma de acceder al conocimiento que la nuestra”, “no hay otra forma de medicina que la nuestra”, “no hay otra forma de entender la educación que la nuestra”; en definitiva, “no hay otra forma de organizar la sociedad que la nuestra”. No hay, en suma, alternativas. Este es el corolario de la información negativa y uniformizadora que transmiten los medios de comunicación convencionales.

¿Qué podemos hacer para romper este círculo de adoctrinamiento cuyo objetivo es impedir cualquier huida de la jaula del pensamiento único? Lo primero es ser conscientes de que no es posible competir en el mismo terreno de juego. Hablamos de grandes grupos mediáticos apoyados por el capital financiero. Evidentemente, no vamos a tener los mismos recursos materiales y económicos. Tampoco son necesarios. No se trata de imitar modelos, sino de propiciar nuevos escenarios completamente disruptivos. Ellos serás más grandes. Pero nosotras somos una red mucho más dinámica y creativa.

Y lo importante es saber que cumples con tu función dentro de la red. En el caso de Noticias Positivas, nuestro cometido es dar voz a aquellas iniciativas protagonizadas por la sociedad civil con el objetivo de transformar la realidad. Con una especial preferencia por proyectos que están comenzando y que todavía son desconocidos por amplias capas de la sociedad. Como solemos decir, una campaña de Greenpeace o de una organización de similar tamaño y trascendencia seguro que lo tiene más fácil para aparecer en los medios de comunicación que una asociación dedicada a los huertos urbanos en una pequeña localidad de menos de mil habitantes. A esta última asociación es a quien debemos dar cabida en Noticias Positivas.

Por ejemplo, un tema habitual desde siempre en nuestros contenidos es el de las monedas alternativas, hoy muy de moda después del fenómeno bitcoin. Pero muchos años antes de que existiera bitcoin –cuyo modelo es muy discutible, ciertamente –, las monedas alternativas ya eran una de nuestras preocupaciones fundamentales. Algo similar pasó con la banca ética, otro tema habitual desde hace años en Noticias Positivas, mucho antes de que un conocido banco ético comenzara a anunciarse en las grandes radios. Más recientemente ha sucedido también con la economía colaborativa, últimamente en el debate público por la polémica suscitada alrededor de Uber. Pero en nuestra web este movimiento lleva ya un largo recorrido de más de dos años.

Nuestra tarea es, en definitiva, servir de primer espacio mediático para estos pequeños proyectos, a fin de ayudarles a romper el cerco del silencio en esta esfera de los medios de comunicación, abriéndoles así una puerta que después les conducirá a medios alternativos más grandes –como Diagonal, Rebelión, La Marea, Eldiario.es, Infolibre, etc. –o incluso, a grandes medios de comunicación convencionales, los cuales a menudo se ven obligados a abordar temas que no estaban en principio previstos, gracias a la fuerza de las nuevas tendencias sociales.

Nuevas tendencias sociales que se interrelacionan entre sí –las preocupaciones sociales nos llevan a establecer novedosas formas de participación ciudadana más horizontales y enraizadas en el entorno, lo que genera a su vez un caldo de cultivo propicio para la aparición de nuevos movimientos sociales, empresas cooperativas, iniciativas agroecológicas, otras formas de entender la política etc. –conformando una ecología social completamente disruptiva. Hablamos de ecología porque todos sus elementos interaccionan y se apoyan mutuamente en una relación de interdependencia que es la que garantiza el equilibrio del sistema. Se trata, por tanto, de un nuevo entorno netamente colaborativo.

Colaborar, en lugar de competir. Esa es otra de las claves para alcanzar ese otro mundo que debe ser posible. Frente al discurso neoliberal, que afirma que la solución a los problemas actuales vendrá de la mano de individuos aislados, los llamados emprendedores, que serán capaces de liderar los procesos de reforma que necesita el sistema para seguir funcionando, hay otra teoría que dice que no serán individuos que compitan en solitario, sino grupos interconectados de personas –esa ecología social, en definitiva– los que lideren no un proceso de reforma, sino de cambio profundo del sistema para dar lugar a un nuevo sistema más justo, democrático y sostenible. Un nuevo sistema que es el que debemos comenzar a reflejar en las informaciones de nuestros medios de comunicación. A su vez, desde estos medios de comunicación también debemos emprender la construcción de una ecología mediática transformadora en la que, como decíamos antes, cada medio debe cumplir su misión en conexión con los demás.

La noticia positiva es por tanto que esa nueva ecología mediática ya está surgiendo, como demuestran los medios de comunicación citados. Es nuestra responsabilidad participar en la misma para reforzarla y contribuir a la conformación de cada vez mayores espacios de libertad dentro de la esfera mediática que nos permitan saber que sí, que existen alternativas. Que el mundo puede ser de otra manera. Basta con que así lo queramos.

Sobre Noticias Positivas

Noticias Positivas es un medio de comunicación digital, actualmente compuesto por cinco personas, cuyo objetivo es dar a conocer la labor de quienes trabajan para que otro mundo mejor sea posible. Pertenece a una red internacional de medios de comunicación actualmente presente en cinco países: Reino Unido, Argentina, EEUU, China y España.

Desde nuestro portal, www.noticiaspositivas.net, apostamos por seis grandes áreas temáticas, que son nuestras secciones: desarrollo sostenible, economía solidaria, educación y cultura, jóvenes, tecnología, vida sana y opinión. Dentro de estos apartados de referencia, abordamos multitud de temas, como el comercio justo, las finanzas éticas, las energías renovables, las terapias naturales, el software libre, la lucha contra la pobreza, la agricultura ecológica, el cuidado de la infancia, la movilización social, la espiritualidad, la cultura o la defensa del medio ambiente, entre muchos otros temas.

Nos financiamos a través de suscripciones de personas que quieran apoyar el proyecto y también mediante publicidad de entidades que estén en sintonía con nuestros valores. Además, rechazamos la publicidad relacionada con actividades que fomenten la explotación del ser humano o de la naturaleza, al igual que la publicidad que trate de influir en nuestra línea editorial.

Noticias Positivas | Para el Especial ‘Medios libres. Quiénes son y cómo trabajan’

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies