Comienza el curso escolar en Aragón con varios frentes abiertos

El nuevo curso escolar 2016/2017 contará con 109.448 escolares del segundo ciclo de Educación Infantil –de 3 a 6 años- y de Primaria. Para este año, la plantilla de los centros educativos estará compuesta por 15.300 docentes de distintos niveles. Por lo que respecta a la aplicación de la LOMCE, Aragón se ha convertido en territorio díscolo frente a determinados aspectos de dicha ley. El conflicto surgido entre el gobierno de Aragón y el gobierno del Estado español ha quedado patente.

Foto: Diego Díaz (AraInfo)

Terminado el periodo estival y con él las vacaciones, comienza un año más el curso para 109.448 escolares del segundo ciclo de Educación Infantil –de 3 a 6 años- y de Primaria. Además, este año, la plantilla de los centros educativos estará compuesta por 15.300 docentes de distintos niveles. La fecha marcada en el calendario es el jueves 8 de septiembre, y el 21 de junio del próximo año se pondrá punto y final al curso escolar. En las mismas fechas, se iniciarán y finalizarán las actividades lectivas de primero y segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria en los centros de Educación Primaria y Colegios Rurales Agrupados. Un día, este 8 de septiembre, en el que todos los centros sostenidos con fondos públicos en Aragón abrirán sus puertas, y donde la situación de la escuela rural, la LOMCE, el conflicto con los horarios de la asignatura de religión y la puesta en marcha, en algunos centros, de la jornada continua, tendrán sin ningún género de duda un protagonismo máximo.

La matrícula crece en Primaria, sobre todo en Zaragoza, y acusa el descenso de la natalidad en Infantil, especialmente en el primer curso. A estos alumnos y alumnas se sumarán el 12 de septiembre los de Educación Secundaria Obligatoria y Formación Profesional Básica, y el día 15 los y las alumnas de Bachillerato. Los matriculados y matriculadas en grado medio y superior de FP, enseñanzas deportivas, artes plásticas y diseño y enseñanzas elementales y profesionales de música y danza empezarán las clases el lunes 19 de septiembre. Las vacaciones de navidad este año darán comienzo el día 22 de diciembre de 2016 hasta el día 6 de enero de 2017 incluido. Y respecto a las vacaciones de semana santa, éstas empezarán el día 7 de abril hasta el 17 de abril de 2017 incluido. A estos días hay que añadir los festivos incluidos en el calendario escolar. Estos son, el día 12 de octubre, el día 1 de noviembre, los días 6 y 8 de diciembre, todos durante el presente año, y el 1 de mayo de 2017.

Los centros aragoneses empiezan el curso con importantes novedades como el  proyecto piloto de escolarización anticipada a los 2 años en tres colegios públicos de Aragón (Calixto Ariño de Zaragoza, El Parque de Uesca y Pierres Vedel de Teruel) con el objetivo de atender a los centros con especial incidencia de alumnado con necesidades educativas. El inicio de las clases está marcado por la innovación en las metodologías docentes para potenciar las competencias artísticas, la comunicación oral o la robótica y pensamiento computacional, entre otras. Como ejemplo, cinco colegios aragoneses estrenarán un nuevo modelo de innovación basado en la enseñanza musical para favorecer las habilidades comunicativas y la creatividad del alumnado a través del perfeccionamiento en la expresión artística.

Este será también el primer curso con un plan integral contra el acoso escolar, una estrategia que responde a las necesidades de una comunidad educativa del siglo XXI, que actualiza la normativa y los protocolos, introduce el análisis de las redes sociales y las nuevas formas de relación del alumnado e incorporar medidas pioneras en España. Entre ellas, un teléfono contra el acoso que está operativo 24 horas, los 365 días del año -el número es el 900 100 456-.

Situación de la escuela rural

En estos momentos, la situación de la escuela rural en Aragón atraviesa una situación difícil debido a la falta población en estas zonas. Dicha falta de población provoca que en muchas ocasiones los centro escolares que se encuentran faltos de alumnado tengan que tomar la decisión de cerrar sus puertas, con todo lo que ello conlleva. Aquí es donde entra en juego el papel fundamental que realizan los Centros Rurales Agrupados (CRA). Son centros educativos donde se imparten clases de Educación Infantil y Primaria, y su función consiste en permitir la existencia de una educación de calidad en zonas rurales con poca población, donde no hay alumnos y alumnas suficientes para mantener una escuela tradicional.

Al mismo tiempo, los Colegios Rurales Agrupados son un recurso imprescindible para mantener la vertebración territorial y la cohesión en Aragón. El entorno rural vive el envejecimiento y la caída de natalidad de su población y la existencia de estos centros supone una manera de mantener a la población en sus territorios. La existencia de los CRA supone la posibilidad de acceder a enseñanza para los y las más jóvenes. Además, es uno de los baremos que más se tiene en cuenta a la hora de valorar la calidad de vida entre la población joven de esas zonas y la población que se plantea la migración a los entornos rurales.

Por su parte, y según ha comunicado el departamento de Educación del gobierno de Aragón, este año se mantiene por segundo curso consecutivo en cuatro, la ratio mínima para mantener abiertos los centros. Además, los casos en los que hay tres escolares se estudian con las familias y los ayuntamientos. Esto ha permitido mantener abiertas una veintena de escuelas que estaban abocadas al cierre.

En Teruel, se mantienen con menos de 6 alumnos las escuelas de Bello (5), Tornos (5), La Cerollera (4), Ejulve y Los Olmos (con 5 los dos), Forniche Alto (4), Puertomingalvo (5), Allepuz (5), Báguena (5) y San Agustín (5). En Zaragoza, lo harán las escuelas de Arándiga (6), Valareña, Bureta y Letux (todos con 5), Moros (4) y Encinacorba (3). Y en Uesca, seguirán dando clase las escuelas de Gistaín (5), Villanueva de Sijena (6), Santa Engracia (3) y se reabre la escuela de Nueno.

El aragonés y el catalán lenguas vehiculares en Primaria

Para este nuevo curso 2016/2017 que comienza, el gobierno de Aragón ha incluido el aragonés y el catalán de Aragón como materias de carácter curricular, al ser consideradas vehiculares. Por ello, estarán dentro de la reincorporada área de Lenguas Propias de Aragón. Tal y como aseguran desde el gobierno de Aragón, el propósito de esta medida es fomentar “en las zonas de utilización predominante, su aprendizaje”.

Al mismo tiempo, los contenidos relacionados con Aragón también se incluyen en el currículo. “Con especial incidencia en la asignatura de Ciencias Sociales, que se vincula mucho más al territorio y realidad aragonesa para que los alumnos y alumnas conozcan y estén más familiarizados con el entorno en el que viven, su patrimonio natural, social y cultural, dentro de un contexto global”, subrayan desde el Ejecutivo aragonés.

Cabe señalar, que según un estudio presentado en mayo de 2015 por el Seminario Aragonés de Sociolingüística, 83.199 personas en Aragón, un 6,2%, comprenden el catalán; el 4,2% lo sabe hablar; el 4,4% leer, y el 2% escribir. En cuanto al aragonés, 44.439 personas, un 3,3%, lo comprenden; lo sabe hablar el 1,9%; lo lee el 2,3%, y lo escribe el 1,3%. Así pues, y teniendo en cuenta las cifras totales, 127.639 personas dentro del territorio aragonés, un 9,6%, entienden el catalán o el aragonés.

La odiada LOMCE

Por lo que respecta a la aplicación de la LOMCE, Aragón se ha convertido en territorio díscolo frente a determinados aspectos de dicha ley. El conflicto surgido entre el gobierno de Aragón y el gobierno del Estado español ha quedado patente. Tanto, que en algunos casos la desobediencia por parte del Ejecutivo aragonés a la LOMCE ha generado situaciones de controversia entre ambas partes.

En este sentido, la consejera de Educación, Cultura y Deportes del gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha asegurado que el Consejo Escolar “podrá tener a lo largo de octubre un documento para enviar a este Parlamento”, refiriéndose a un más que posible pacto educativo para así sortear la LOMCE.

La consejera ha reconocido que si la parte social de la comunidad educativa es capaz “de llegar a un acuerdo”, las fuerzas políticas tienen la obligación de hacerlo también. Cabe recordar, que la LOMCE fue aprobada por el exministro Wert en diciembre de 2013 y rechazada por la mayoría de fuerzas políticas, el conjunto de la comunidad educativa, sindicatos, plataformas y diferentes asociaciones.

Con la Iglesia hemos topado

Otro de los puntos conflictivos que pueden surgir a lo largo de este nuevo curso escolar, es sin duda el existente con la asignatura de religión. En este sentido, las diferencias palpables entre el gobierno de Aragón y la Iglesia a la hora de establecer un tiempo determinado para la impartición de la asignatura de religión en los colegios públicos, ha llegado hasta los tribunales. Las diócesis de Aragón presentaron el pasado 1 de septiembre un recurso ante el TSJA para evitar que se disminuyeran los horarios de religión de 90 a 45 minutos en Educación Primaria, tal y como estaba previsto en la orden dictada por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte el pasado 29 de julio, pero en ese momento el TSJA desestimó dicho recurso.

No obstante, la Iglesia no ha cejado en su empeño de anular la orden del gobierno de Aragón y este pasado miércoles, la Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha dictado sendos autos de medidas cautelares en respuesta a los recursos presentados por el Arzobispado de Zaragoza y los Obispados de Teruel-Albarracín, Uesca, Chaca, Tarazona y Balbastro-Monzón y por la Asociación Profesional de Profesores de Religión de Centros Estatales (APPRECE).

De esta forma, el TSJA estima las medidas cautelares solicitadas y suspende, a partir del curso 2016/2017, la distribución horaria semanal de la asignatura de religión en la Educación Primaria en los Centros públicos. Así pues, se ha ordenado a la Administración aragonesa que adopte “de forma inmediata” las medidas necesarias para que esta medida cautelar sea conocida por centros, padres, madres y alumnado y, “si fuera necesario, otorgue un plazo extraordinario para que los alumnos puedan elegir esta materia si así lo desean”. Asimismo, el Gobierno de Aragón “deberá pagar las costas de este incidente”, según el auto de medidas cautelares del TSJA, sobre el que cabe recurso de casación.

Por lo tanto, un paso más en el conflicto entre los obispos y el gobierno de Aragón, que debería provocar la apertura de un debate riguroso, dentro de la clase política, para dilucidar de una vez por todas el papel y el poder que la Iglesia tiene todavía en el Estado español.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies