Ecología

Colectivos ecologistas denuncian las obras en el Escarpe del galacho de Juslibol y demandan responsables

Durante la mañana de este domingo, en torno a sesenta personas en representación de las asociaciones Ansar, Equipo Triacanthos, Ecologistas en Acción, Seo Birdlife y Amigos de la Tierra de Aragón, visitaron las obras realizadas por el Ayuntamiento de Zaragoza en el Escarpe de Juslibol. Durante su visita estos colectivos pudieron observar «las repercusiones de las mismas»....
| 16 diciembre, 2013 08.12
Foto: Ansar

Foto: Ansar

Durante la mañana de este domingo, en torno a sesenta personas en representación de las asociaciones Ansar, Equipo Triacanthos, Ecologistas en Acción, Seo Birdlife y Amigos de la Tierra de Aragón, visitaron las obras realizadas por el Ayuntamiento de Zaragoza en el Escarpe de Juslibol. Durante su visita estos colectivos pudieron observar «las repercusiones de las mismas».

«Las asistentes hemos comprobado, el movimiento de tierras originado y el gran número de bloques que tras las obras han quedado en estado inestable, de tal forma que no podemos concebir como se ha podido realizar esta chapucería y desaguisado que no ha resuelto ningún problema sino que lo ha dejado en peores condiciones. Habrá que esperar las primeras lluvias y las consecuencias de las mismas», señalan en una nota de prensa.

Estas organizaciones afirman que «no se puede jugar con el dinero público, cualquier actuación requiere de la búsqueda de soluciones sensatas que tengan en cuenta las características del terreno, la seguridad de las personas y los impactos ambientales». En opinión de las personas asistentes «ha sido una obra inútil y arbitraria que no sólo ha originado daños ambientales sino que no ha mejorado los riesgos de desprendimiento en el acceso al Galacho».

En este sentido, exigen al Ayuntamiento que «clarifiquen los hechos y los responsables».

Comunicado de Ansar, Equipo Triacanthos, Ecologistas en Acción, Seo Birdlife y Amigos de la Tierra de Aragón.- El Galacho de Juslibol es uno de los espacios naturales más conocidos por los ciudadanos de Zaragoza y por los escolares en particular para los que constituye un aula de naturaleza educativa. Desde hace más de 30 años colectivos sociales y ciudadanos han venido visitándolo, conociéndolo y velando por su protección. El propio Ayuntamiento de Zaragoza desde su compra en 1984 fue aprobando normativas tendentes a la ordenación de usos en el espacio. Estudios encargados a la Universidad delimitaron los espacios de mayor fragilidad y ´todo ello se plasmó en el Plan Especial del Galacho de Juslibol, aprobado en 2004 y que fue objeto de un Proyecto Life, en el que el aspecto clave fue el proceso de participación ciudadana en la elaboración del mismo. En dicho Plan los escarpes figuran como Área de Conservación Preferente dado su valor paisajístico y hábitat de especies de flora y fauna de gran valor y en peligro de extinción.

El acceso al Galacho se hace principalmente desde el barrio de Juslibol y por la composición de este escarpe (yesos y margas), desde hace años el hacer compatible la seguridad de las personas y la protección del escarpe ha sido uno de los temas de debate y siempre se ha optado por el desvío del camino, alejándolo del escarpe, dado que la intervención en esta estructura de yesos provoca nuevas grietas e inestabilidad.

Sin embargo, y ante nuestra sorpresa, el pasado 21 de noviembre el Ayuntamiento, procedió al desmonte de un punto del escarpe del Galacho sin que mediera entre medio ningún estudio de alternativas, informes del INAGA ni por lo que hemos conocido conocimiento del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza. Al mismo tiempo se ha incumplido el acuerdo adquirido por parte del Ayuntamiento de Zaragoza en la Comisión de Participación del Galacho de Juslibol, celebrada en marzo de este año, de dar cuenta a esta Comisión de las posibles alternativas que pudieran existir de cara a mejorar los puntos de riesgo en el camino de acceso al Galacho.

Denunciamos así mismo la falsedad vertida al respecto, alegando la necesidad de urgencia de actuación, cuando es conocido que no es cierto que hubiera habido desprendimiento de piedras en los días previos y cuando las actividades educativas habían finalizado así como el transporte en el tren El Carrizal. Entendemos que con ello se ha querido proteger al Departamento de Patrimonio y Contratación y a la Unidad de Patrimonio Rústico que ha actuado sin cumplir ninguno de los requerimientos de obligado cumplimiento en un espacio del que, por otro lado, el Ayuntamiento ha hecho siempre gala de querer defender y proteger.

Los daños ya están realizados, pero esta forma de actuar no puede quedar en el olvido, vulnera el Plan Especial del Galacho de Juslibol y todos los procedimientos que deben tenerse en cuenta antes de iniciar cualquier actuación en un espacio natural.

Por parte de los colectivos que hemos realizado esta convocatoria, hemos presentado denuncia al SEPRONA y así mismo por parte de SEO y con el apoyo de los demás colectivos se ha presentado una denuncia a la Dirección Provincial de Medio Natural. Pedimos al Ayuntamiento de Zaragoza que clarifique los hechos ya que las explicaciones vertidas hasta la fecha no se corresponden con la realidad.

16 diciembre, 2013

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR