CNT Uesca registra una demanda contra la fundación SAMU en un acto público

Fue despedida en septiembre tras meses reclamando por diferentes vías sus derechos laborales básicos. Contaba con un contrato temporal fraudulento y una categoría profesional inferior a la debida. El sindicato exige al Ayuntamiento y al IASS “que dejen de mirar a otro lado”.

Sindicalistas de CNT Uesca se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento de Uesca.

Este 1 de julio, a las 12.00 horas varias personas militantes de CNT se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento de Uesca para visibilizar el conflicto que tiene abierto el sindicato con la Fundación Samu, la cual gestiona centros residenciales para menores no acompañados en la ciudad.En el acto, la secretaria de jurídica y el secretario de acción sindical de CNT han registrado en una instancia en el Ayuntamiento la demanda donde se denuncia la vulneración de los derechos fundamentales de la extrabajadora despedida por Samu, exigiendo al Ayuntamiento y al IASS que se posicionen ante los hechos.

El pasado 19 de abril fue suspendido el juicio por vulneración de derechos fundamentales contra la Fundación Samu, demandada por una extrabajadora del centro residencial que gestiona dicha entidad en Uesca y por el sindicato CNT, retrasándose entonces dicho juicio hasta el día 5 de julio. El juicio, en el que se dirimirá la readmisión de la trabajadora, ha vuelto a posponerse. Anteriormente a la interposición de la demanda, la entidad había sido citada a conciliaciones previas a las que no acudió. Tras la suspensión del juicio, durante todo el mes de abril, CNT Uesca intentó sin éxito ponerse en contacto con el abogado de la Fundación para buscar un acuerdo.

“Recordamos que esta extrabajadora fue despedida en septiembre tras meses reclamando por varias vías el respeto a sus derechos laborales más básicos”, declara el sindicato. Con un contrato temporal fraudulento y una categoría profesional inferior a la debida, “fue sistemáticamente ignorada por la dirección del centro”. Acudió a CNT para reclamar el contrato indefinido, la categoría profesional debida y las muchas horas extraordinarias adeudadas por Samu.

“El mismo día en que la empresa es notificada del inicio del procedimiento, al incorporarse a su puesto de trabajo, la trabajadora es llamada a una oficina e informada de su despido disciplinario, camuflando así una desgraciadamente habitual práctica de represión hacia quien defiende sus derechos laborales, a la vez que un mecanismo de blindaje de la empresa contra trabajadoras/es que podrían “forzarla” a respetar la legislación laboral”, resume el sindicato.

La fundación Samu, que se autodefine como entidad cuyos principios “fundamentan su compromiso social, garante de acciones transparentes, éticas y responsables”, vive de contratos que le otorgan las Administraciones Públicas y sus organismos encargados de la intervención social, como el Instituto Aragonés de Servicios Sociales y el Ayuntamiento de Uesca. “Estos fondos públicos son malgestionados por la fundación, que mantiene a sus trabajadoras/es en situaciones de precariedad laboral a base de contratos temporales en fraude de ley, vulneración de derechos fundamentales como la indemnidad o la libertad sindical, etc”, denuncia CNT Uesca.

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales y el Ayuntamiento de Uesca han formalizado varios contratos con Fundación Samu. CNT denuncia que “hacen oídos sordos al maltrato e incumplimiento de las obligaciones más básicas ya no solo morales, sino también legales, que las/os trabajadoras/es y usuarias/os de los servicios de intervención social deben recibir”. Consideran “obscena” la complicidad de las instituciones. “Lejos de incorporar cualquier tipo de cláusula de buenas prácticas laborales en los pliegos de condiciones, mira hacia otro lado y selecciona al postor que ofrezca el precio más bajo sin mirar más allá”.

Desde CNT afirman que en este conflicto sólo cabe la readmisión de la extrabajadora. Exigen al ayuntamiento de Uesca y al IASS que dejen de mirar hacia otro lado y se posicionen de una forma clara y contundente “para que este tipo de prácticas deplorables no se sigan financiando con el dinero de todas y todos”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies