Chile convoca un referéndum para decidir si aprueba una nueva Constitución

Esta consulta se realizará en abril de 2020 y podría suponer el cambio de la actual Constitución que aprobada en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet y que ha sido señalada como el gran escollo para construir un Estado más justo para la ciudadanía

Chile
Protestas en Chile. Foto: @activacongreso

El Gobierno de Chile junto con la oposición han acordado este viernes una nueva hoja de ruta para aprobar una nueva Constitución. El primer paso será preguntar a la ciudadanía con un referéndum si quiere una nueva Carta Magna y en caso afirmativo cuál es la fórmula constituyente que prefiere.

Esta consulta se realizará en abril de 2020 y podría suponer el cambio de la actual Constitución que aprobada en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet y que ha sido señalada como el gran escollo para construir un Estado más justo para la ciudadanía en la actual crisis política y social desde hace ya más de un mes y que ha dejado, al menos, 22 personas muertas.

Entre las opciones que la cámara chilena plantea para la elección del órgano que debería redactar la nueva Constitución se encuentran la de una "convención mixta constitucional", compuesta al 50% por representantes del Parlamento y por parte de la ciudadanía electa para la ocasión o una "convención constitucional" en la que todas las personas serán electas.

Tras la consulta y en caso de que salga mayoría a favor de esta nueva constitución, la elección de las personas integrantes de estas entidades se realizará en octubre de 2020 conjuntamente con las elecciones regionales y municipales.

El órgano constituyente que se elija deberá aprobar las normas y el reglamento de votación de las mismas por un quorum de dos tercios de sus miembros.

Una vez redactada la nueva Carta Magna, esta será sometida a su ratificación en otro plebiscito mediante sufragio universal obligatorio.

Este acuerdo ha sido bautizado como "Por la paz social y la nueva Constitución" y según el presidente Sebastián Piñera atiende a la "grave crisis social y política" que vive el país tras la "movilización de la ciudadanía".

"Es un día histórico para Chile y para la democracia", dijo este jueves el presidente del Senado, Jaime Quintana, al anunciar el acuerdo ante los medios de comunicación. Quintana señaló que con este acuerdo la política asume su responsabilidad sobre "una serie de injusticias e inequidades" que la ciudadanía chilena ha señalado en sus manifestaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies