Mundo

«Chile abrió los ojos y no piensa volver a cerrarlos»

La comunidad chilena se concentró este jueves en la plaza de España de Zaragoza para mostrar su indignación ante la brutal represión llevada a cabo por el gobierno neoliberal de Sebastián Piñera. También Izquierda Unida hizo un llamamiento a la movilización y recordó que ya son 18 las personas asesinadas desde que comenzaron los incidentes, "en un proceso represivo sin precedentes desde la dictadura de Pinochet”.
| 25 octubre, 2019 18.10
«Chile abrió los ojos y no piensa volver a cerrarlos»
Concentración este pasado el pasado octubre en Zaragoza. Foto: AraInfo.

Tras la brutal represión ejercida durante los últimos días por el gobierno neoliberal de Sebastián Piñera contra las movilizaciones sociales surgidas en Chile, la comunidad del país latinoamericano en Zaragoza volvía a convocar este jueves una concentración –ya lo hizo el pasado martes- en la plaza España para mostrar su rechazo al presidente chileno.

Durante el acto se dio lectura a un manifiesto que comenzaba de la siguiente manera: “Chile abrió los ojos, el pueblo chileno salió a luchar por su presente y su futuro, por sus niños, jóvenes, adultos y sus adultos mayores. Salió a luchar por una educación y salud de calidad y gratuita, por un salario mínimo digno, por jubilaciones que permitan vivir en paz y una larga lista de necesidades que el gobierno debería proporcionar desde el primer momento”.

Recuerdan con su mensaje que “el pueblo salió a la calle para que se les escuche, para que el gobierno cumpla con su deber y se atreven a llamarles violentos, el presidente Piñera se atrevió a decir que estamos en una guerra, el mismo que sacó al ejército a la calle trayendo el amargo recuerdo de hace 30 años cuando no existía la libertad, él da la espalda al pueblo para el que trabaja”.

Asimismo, explican que “los verdaderos violentos son los empresarios que explotan a sus trabajadores. La violencia de verdad es ver cómo en la casa no alcanza para comprar comida. Ver como tus hijos y nietos tienen que dejar de estudiar para ponerse a trabajar y no endeudarse más”.

“La violencia es la que se está viviendo en las calles de Chile a manos de los que, se supone, deben protegernos y lo único que hacen es agredirnos y marchar con armas de fuego como si se encontraran en un campo de batalla, enfrentándose contra gente armada con cacerolas y pancartas, con un pueblo que solo quiere justicia y hará lo que sea para avanzar”, prosigue el manifiesto.

Afirman ver “con impotencia”, y “desde la distancia”, las imágenes de “los golpes y abusos de la policía y los militares hacia nuestras familias, vecinos y compatriotas. Vemos aquello que nos censuran gracias a las redes sociales. Vemos cómo están intentando poner al pueblo contra el pueblo, pero no vamos a dejar que eso ocurra. Vamos a informarnos e informar todo lo necesario para que no triunfen sus intentos de manipularnos.

Y finalmente confiesan que lucharán “hasta lograr una vida digna para nuestro pueblo, jamás van a lograr callarnos. Chile abrió los ojos y no piensa volver a cerrarlos”.

Foto: R

IU muestra su apoyo al pueblo chileno

“Desde todos los rincones del Planeta debemos denunciarlo alto y claro: ya van 18 muertes de inocentes en Chile, en un proceso represivo sin precedentes desde la dictadura de Pinochet”. De este modo, el dirigente territorial de IU, Alberto Cubero, hacía un llamamiento a la participación en la concentración convocada por la comunidad chilena en Zaragoza este pasado jueves.

Izquierda Unida reclamaba que el Gobierno chileno «cese definitivamente la brutal represión militar que el presidente neoliberal, Sebastián Piñera, ha desatado contra la ciudadanía que ejerce su derecho legítimo a la protesta social contra la precariedad y el alto coste de la vida, represión que ya alcanza un saldo de 18 muertos, más de 1.000 heridos y cerca de 2.500 detenidos a día de hoy».

En opinión de la formación política, «llama «poderosamente la atención el silencio que ha mantenido el Gobierno español en funciones y la Unión Europea ante esta flagrante violación de los Derechos Humanos en Chile. Por ello, se exige a ambos una firme condena por estos hechos, que sin duda contribuirá a parar la brutal masacre y a lograr la libertad de las personas detenidas, la mayoría jóvenes estudiantes».

IU considera que el Gobierno de Piñera debe acabar «de inmediato con esta violencia injustificable que recuerda a la que desarrolló el dictador Pinochet, al existir también denuncias de torturas y de personas desaparecidas». Denuncian la represión «mediante la militarización y el toque de queda, elementos propios de una dictadura y no de la democracia que el presidente Piñera dice representar».

El responsable de Política Internacional de IU señala también que “lo que Piñera vendió como un exitoso modelo económico es un fracaso total que esconde una gran pobreza y desigualdad, principal causa de las movilizaciones».

Según los informes de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL), el 1% de la población posee el 30% de la riqueza, mientras que el 50% más pobre accede solo al 2,1 % de ella. “En Chile buena parte de las pensiones, la salud, la educación o el agua están privatizados y resultan caros para la mayoría social. Los servicios públicos son deficientes, los precios de los productos equiparables a los de la media europea, mientras los salarios se mantienen muy bajos. La gente se ha cansado de esta situación”, apostilla Pérez Esteban.

El sector del transporte se une a las movilizaciones

Las protestas en Chile contra el sistema neoliberal impuesto continúan este viernes con la participación de transportistas que rechazan el cobro excesivo en las autopistas de Santiago de Chile.  La protesta, que tomó las principales vías de la capital chilena, fue convocada por el movimiento ‘No Más TAG’, con el respaldo de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones.

«No estamos llamando al bloqueo, para no perjudicar a la ciudadanía. La idea del movimiento es sumar personas, no tener personas en contra», aseguró el coordinador de ‘No Más TAG’, Andrés Alarcón. Los transportistas aseguran que al mes deben pagar altas sumas de dinero para poder circular por las autopistas de la capital chilena y califican este sistema como «el robo del siglo».

Las protestas en Chile se mantienen pese a los toques de queda decretados por el presidente, Sebastián Piñera. Hasta el momento, son ya 18 personas asesinadas y miles de detenciones, así como violaciones de derechos humanos.

25 octubre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR