Charata volverá en primavera en busca de los restos de Rosario Malón Pueyo

"Hace ya unos días vimos cumplido un deseo que se nos antojaba muy difícil, a pesar de llevar casi cuatro años trabajando en ello: Lourdes Malón Pueyo ha vuelto a casa.", señala la Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica en una carta. Aunque aún falta por confirmar científicamente su identidad mediante un riguroso estudio antropológico, Charata piensa por los testimonios familiares que podría tratarse de Lourdes Malón Pueyo, asesinada en la madrugada del 20 de agosto de 1936 en el paraje de las Peñas de Santo Domingo (Longars, Cinco Villas). Tras localizar el día anterior los primeros …

Familia Malón y miembros de Charata en Uncastiello. Foto: Charata
Familia Malón y miembros de Charata en Uncastiello. Foto: Charata
Familia Malón y miembros de Charata en Uncastiello. Foto: Charata

"Hace ya unos días vimos cumplido un deseo que se nos antojaba muy difícil, a pesar de llevar casi cuatro años trabajando en ello: Lourdes Malón Pueyo ha vuelto a casa.", señala la Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica en una carta. Aunque aún falta por confirmar científicamente su identidad mediante un riguroso estudio antropológico, Charata piensa por los testimonios familiares que podría tratarse de Lourdes Malón Pueyo, asesinada en la madrugada del 20 de agosto de 1936 en el paraje de las Peñas de Santo Domingo (Longars, Cinco Villas).

Tras localizar el día anterior los primeros restos óseos pertenecientes a una de las hermanas Malón, el pasado martes 12 de noviembre exhumaron sus restos en la parte superior de la pradera, frente a la ermita de Santo Domingo. Una de las zonas que habían acotado para la búsqueda gracias a los testimonios orales de varios vecinos y vecinas de Longars recabados por la asociación.

A última hora de la tarde se reunieron en un "improvisado y sencillo" acto de homenaje junto a la familia Malón Mendi. Sus sobrinos Mariano y Francisco portaron los restos de su tía, embalados en una caja de cartón, hasta la casa familiar en Uncastiello (casa Cuatro). "Tras 77 años de ausencia y dolor por fin pudieron completar su periplo y comenzar el duelo que hasta entonces se les había negado, al devolver el cuerpo a su casa familiar de donde había partido junto a su padre y hermanos un infausto día de julio de 1936 por miedo al único delito que habían cometido: sus “peligrosos” ideales de cultura, progreso y justicia social", apunta Charata.

En los próximos meses se realizarán los pertinentes estudios por parte del equipo de historiadores, arqueólogos y antropólogos, antes de poder hacer entrega de los restos a la familia Malón Mendi. Y en primavera volverán a las Peñas de Santo Domingo para "tratar de recuperar los restos de su hermana y completar el trabajo de reparación moral que el Estado y Aragón se niegan a hacer, ni siquiera a financiar".

Charata recuerda que "fueron unas duras jornadas de trabajo debido a las condiciones meteorológicas que debimos soportar a 1500 metros de altura, pero a la vez de intensa emoción junto a la familia Malón Mendi y muy gratificantes para todos los que hemos participado". Por todo ello expresan su agradecimiento a todas aquellas personas "que de una u otra manera habéis colaborado en hacer realidad este proyecto y haceros partícipes de este momento de satisfacción".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies