Movimientos

Chahrazed busca piso: Inmobiliarias, buitres y desahucios invisibles

En Zaragoza hay miles de viviendas vacías, sin embargo, el precio de los alquileres sigue subiendo sin tener en cuenta la capacidad adquisitiva de familias como la de Chahrazed Abderrahim. El Sindicato de Inquilinas de Zaragoza trabaja para explotar la burbuja del alquiler y que nadie se quede sin casa.
| 28 enero, 2019 07.01
Chahrazed busca piso: Inmobiliarias, buitres y desahucios invisibles
Chahrazed Abderrahim y el Sindicato de Inquilinas de Zaragoza. Foto: Rocío Durán.

Tiene tres hijos, trabaja horas sueltas a la semana y un día el propietario de la vivienda en la que vive decidió poner fin al contrato del alquiler. Si no ha encontrado antes otra vivienda, el día cinco de febrero será desahuciada. Se trata de Chahrazed Abderrahim y cuenta con todos los requisitos para que ni el mercado de las inmobiliarias ni las administraciones le concedan el privilegio de tener un hogar.

Ante la situación que se le planteaba, la familia de Chahrazed trató de encontrar otra vivienda, pero al ser sus ingresos inferiores a los que exige el mercado nadie les alquilaba una vivienda, pues no disponían ni de aval bancario ni podían dar la cuantía de la fianza.

La familia nunca ha dejado de pagar el alquiler y ese parece que es el único obstáculo para acceder a las alternativas habitacionales de Zaragoza Vivienda o de la DGA. Aunque cumplen con los requisitos para considerarse de extrema vulnerabilidad, el reglamento marca que para los casos de fin de contrato no es posible acceder a una vivienda digna.

Ni la DGA ni el Ayuntamiento de Zaragoza les han ofrecido una alternativa y las trabas burocráticas facilitan que las instituciones se desentiendan de casos como el de Chahrazed, “en el ayuntamiento me han dicho que tienen viviendas para casos urgentes pero nosotros en qué caso estamos”, se pregunta la afectada.

“Yo no sé en qué caso estoy, no tengo ninguna solución. El mayor siempre me pregunta mama ese día qué tenemos que hacer. Yo no tengo ninguna respuesta, no puedo ni coger las cosas de la casa”, añade.

La familia recurrrió al Sindicato de Inquilinas de Zaragoza que junto a Stop Desahucios han visitado todas las instituciones en busca de una solución inmediata, “estamos luchando gracias al sindicato, confío en ellos pero sin una solución o una respuesta antes del día cinco no sé qué vamos a hacer”, comenta la afectada.

La última reunión la mantuvieron este jueves con el concejal de vivienda, Pablo Hijar, y Begoña Leza, integrante del colectivo, asegura que aunque se “comprometió a hacer todo lo que estuviera en su mano no nos ha asegurado nada”.

Un alquiler social para Chahrazed

La vivienda social es la única alternativa para aquellas familias que no cumplen con los elevados requisitos que contempla la cada vez más alta burbuja del alquileres. Sin embargo, aquellas que se han visto forzadas a salir de sus casas pero nunca se han enfrentado al impago, como la de Chahrazed, no son la prioridad.

“Ha pedido hasta en dos ocasiones el acceso a un alquiler social en Zaragoza, sin embargo, las familias que se encuentran con un fin de contrato no tienen acceso a este tipo de servicios públicos y desde 2016 permanece en un lista de espera de hasta 6.500 solicitudes”, comenta Leza.

En definitiva, y para Leza, esta solo es una forma de dividir la pobreza, sin tener en cuenta la problemática de cada caso concreto, si Chahrazed hubiera dejado de pagar el alquiler sí tendría derecho a una vivienda social.

Asimismo, recuerda que en el último censo de 2011 se contabilizaban más de 63.000 viviendas vacías sólo en Zaragoza, “no puede ser que las administraciones no hagan lo que tienen que hacer para que no haya gente sin vivienda”.

Los honorarios, las fianzas y los buitres

Y esta es una de las líneas en las que trabaja el Sindicato de Inquilinas de Zaragoza, cambiar el modelo habitacional y “ver qué modelos de ciudad queremos, ciudades consolidadas en las que llenemos todas las viviendas que hay o la expansión sin límites que trajo la cultura del ladrillo. Nosotros estamos por la primera, por que las casas estén llenas y pongamos a las ciudades en sus núcleos”, comenta Ricardo Arnedo, integrante del colectivo.

Junto a este cambio conceptual del alquiler como estilo de vida y no como prólogo de la compra, este sindicato también pretende eliminar los abusos de los intermediarios, una medida que facilitaría la búsqueda de alquiler de familias como la de Chahrazed. Para este sindicato, los honorarios de las agencias inmobiliarias deberían asumirlos los arrendadores o arrendadoras que son quienes, en definitiva, confían en los servicios de estas empresas para alquilar sus pisos.

Asimismo, es “urgente” el fin de las expulsiones injustificadas como la de esta familia, “los contratos tienen que renovarse a no ser que el propietario demuestre que necesita la vivienda para uso personal o de un familiar”, subrayan.

Tampoco se olvidan de los fondos buitres o las SOCIMI que “disfrutan de grandes privilegios fiscales”, de la necesidad de aumentar la duración de los arrendamientos para mejorar la calidad de vida en los hogares de alquiler y, por supuesto, de las subidas anuales.

Arnedo admite que aunque la burbuja del alquiler en Zaragoza no es tan aguda como en otras ciudades como Madrid o Barcelona, tampoco está teniendo en cuenta el poder adquisitivo real de la población.

“Según diversas fuentes, se han producido subidas de precio anuales del 7% en el precio medio del alquiler en nuestra ciudad y, como bien sabemos, las rentas de la mayoría de la población no crecen en esta proporción. Así que es urgente regular los precios del alquiler basándose en índices que tengan en cuenta el poder adquisitivo real de la gente”, ha apuntado Arnedo.

28 enero, 2019

Autor/Autora

Redactora y realizadora. Integrante del Consello d’AraInfo. @Rocio_Duran_


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR