CHA solicita que la Diputación de Zaragoza se oponga a la mina de Borobia

Bizén Fuster, diputado de CHA en DPZ, presentará una iniciativa en el pleno de la institución de este miércoles, con el fin de que los grupos políticos manifiesten su oposición al proyecto de explotación minera de magnesistas a cielo abierto, que tendrá una serie de graves consecuencias en los municipios aragoneses del Manubles, Ribota, Aranda e Isuela, en la cuenca del Jalón

El grupo de Chunta Aragonesista (CHA) en la Diputación de Zaragoza defenderá en el próximo pleno una resolución para que la institución zaragozana reitere su rotunda oposición al proyecto de explotación minera de Borobia.

También solicitará que se muestre el apoyo a los municipios aragoneses afectados, por su grave afección a los recursos naturales y humanos y porque tendría serias consecuencias hidrogeológicas, ambientales y socioeconómicas en la zona. "Tenemos la posibilidad de evitar un daño irreparable antes de que se produzca, si evitamos que estas minas lleguen a explotarse, por eso es tan importante que todos los grupos políticos en la Diputación de Zaragoza digan claramente que no queremos este tipo de minas", afirma el diputado de CHA, Bizén Fuster.

La iniciativa también recoge pedir  al Gobierno de Aragón  que siga manteniendo su oposición a dicho proyecto y que  tome las medidas necesaria. El Gobierno Aragonés también deberá dirigirse a la Confederación Hidrográfica del Ebro para que realice un informe sobre los trabajos que se están realizando actualmente en esta explotación. "Tenemos constancia de que  al parecer han empezado diferentes trabajos pero no tienen  los permisos necesarios. Queremos que se averigüen las consecuencias legales que en su caso supondría dicha situación", afirma Bizén Fuster.

Existe un riesgo real de inundación en los pueblos de la ribera del Manubles, ya que se ha hecho mal el cálculo de las balsas mineras y no se ha estimado correctamente la impermeabilización del lecho del río. Esto puede provocar avenidas torrenciales del mismo y la CHE tiene que controlarlo. "Otro de los puntos que solicitamos es que se realice el estudio para aumentar la protección ambiental, tanto de competencia autonómica como estatal, de los cursos fluviales afectados, y se determine exactamente cuál es la calidad del agua del río Manubles y cuál es su ecosistema con todas las especies vegetales y animales que existen.

Por último, la acción contra esta mina se basa en trasladar este acuerdo al Gobierno de Aragón, a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España, solicitando que obren en consecuencia, con el objetivo de paralizar este proyecto de forma definitiva.​

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies