CHA reclama en el Senado “un mayor control” a los vertidos en Ólvega y Ágreda “por sus posibles filtraciones” al río y el embalse del Val

Luis Arcega, secretario territorial de CHA en las Comarcas de Zaragoza, considera que la depuradora “podría no tener capacidad suficiente, por lo que las aguas podrían ocasionar problemas en la comarca aragonesa de Tarazona y El Moncayo"

CHA
Foto: @CH_Ebro

El secretario territorial de CHA en las Comarcas de Zaragoza, Luis Arcega, se ha mostrado preocupado por la autorización recibida por Ólvega y Ágreda para realizar obras y vertidos residuales por un máximo 2,1 millones de metros cúbicos al año a la estación depuradora de aguas situada junto al río del Val, afluente del Queiles, “por los problemas medioambientales que puede provocar”.

Arcega considera que el Gobierno español debería adoptar el principio de precaución, tras conocerse la alegación presentada por el Ayuntamiento de Cueva de Ágreda, situado en la vertiente soriana del Moncayo, según la cual, el tipo de composición del subsuelo de la zona de la depuradora, que no tiene capacidad suficiente, hace que se produzcan filtraciones de aguas residuales que descienden hacia el valle del Ebro a través del río y del embalse del Val, en la comarca de Tarazona y El Moncayo.

En este sentido, Luis Arcega ha anunciado la presentación en el Senado de una iniciativa, a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para transmitir el rechazo de Chunta Aragonesista a estas autorizaciones, y conocer las medidas que tiene previsto adoptar el Gobierno español ante las alegaciones presentadas.

“El embalse del Val es ya uno de los más contaminados de la Cuenca del Ebro por su elevado nivel de fósforo”, ha advertido el secretario territorial de CHA, quien recuerda las numerosas denuncias que se han producido por vertidos contaminantes procedentes de la depuradora de Ágreda-Ólvega. Por este motivo, Arcega ha criticado “la proliferación de macrogranjas” y ha reclamado “un mayor control para reducir la contaminación del subsuelo y evitar que se incremente el consumo de agua en la zona”.

La pregunta será presentada en la Cámara Alta, gracias a los acuerdos políticos establecidos entre Compromís y CHA. De este modo la iniciativa es: "¿Qué medidas tiene previsto adoptar el Gobierno de España ante las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Cueva de Ágreda en Soria (Castilla y León) ante la autorización que permite a las localidades de Ólvega y Ágreda a realizar obras y vertidos residuales a la estación depuradora de aguas de la última población, dado que, según indica en su escrito, pueden existir distintos problemas ambientales que provoquen filtraciones de aguas residuales hacia el valle del Ebro, a través del río y del embalse del Val, hacia la comarca aragonesa de Tarazona y El Moncayo?".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies