Economía

CHA reclama constituir la comarca de Zaragoza y aprobar la Ley de Capitalidad para garantizar servicios públicos de calidad

El Ligallo de Redolada de CHA en Zaragoza mantuvo ayer, domingo 23 de junio de 2013, una Asamblea para analizar la situación del área metropolitana de Zaragoza. Una de las conclusiones principales fue la de reclamar con urgencia la creación de la comarca de Zaragoza. Jorge Marqueta, presidente de CHA-Zaragoza, explica que “nos quedamos fuera...
| 24 junio, 2013 08.06

ComarcaZaragozaEl Ligallo de Redolada de CHA en Zaragoza mantuvo ayer, domingo 23 de junio de 2013, una Asamblea para analizar la situación del área metropolitana de Zaragoza. Una de las conclusiones principales fue la de reclamar con urgencia la creación de la comarca de Zaragoza. Jorge Marqueta, presidente de CHA-Zaragoza, explica que “nos quedamos fuera del proceso y eso conlleva tener que prestar unos servicios para los que, expresamente, ni tenemos competencia ni tenemos financiación”. Y añade que “hay que terminar con la maraña de consorcios y mancomunidades para poder actuar desde la comarca”.

Desde CHA se reclama el cierre de mapa comarcal aragonés y, por lo tanto, la creación del Área Metropolitana de Zaragoza como entidad local territorial, con personalidad jurídica propia y autonomía para el cumplimiento de sus fines, mediante Ley de Cortes de Aragón, en cumplimiento de lo previsto en el Ley CA 7/1999, incluyendo todos los municipios que componen la actual Delimitación Comarcal de Zaragoza y con las competencias que la Ley CA 23/2001 de 26 de diciembre, de medidas de comarcalización atribuye a las Comarcas.

Desde CHA se reclama además que se tenga en cuenta las particularidades del área metropolitana y que, en este sentido, se actúe en consecuencia a la hora de configurar la comarca. La estructura demográfica y las problemáticas del Área Metropolitana de Zaragoza son específicas; la situación de partida de estos municipios difiere de la situación actual de los municipios aragoneses en el proceso, la capacidad de gestión y de medios humanos, técnicos y financieros de la mayoría de los municipios. La nueva Entidad Local debe dar respuesta distinta a la Comarca a una situación diferente con tres ejes fundamentales:

  1. La ordenación territorial intrametropolitana. Las áreas metropolitanas son resultado de un proceso que desborda los límites municipales, transformándose en un sistema que integra ciudad y periferia. Las decisiones que se adoptan en cualquier municipio del sistema afecta al resto, por ello es precisa una acción coordinada, sobre todo de cara al futuro, puesto que si en la aglomeración urbana de Zaragoza hasta los años 80 del sXX el crecimiento básicamente se centró en Zaragoza, de entonces a hoy el crecimiento y el proceso de industrialización y terciarización se dispersa a otras localidades y ejes. A esa realidad no se puede responder con falta de planificación conjunta en urbanismo, transporte, ocupación del suelo, tratamiento de residuos, promoción exterior, etc. para evitar desajustes y desequilibrios e intentar un crecimiento ordenado.
  2. La ordenación territorial aragonesa. Obviar la ciudad de Zaragoza es un error atendiendo al concepto de sistema, entendido como conjunto de ciudades interrelacionadas jerárquicamente y relacionadas con su territorio circundante creando una compleja malla de relaciones funcionales. Desde este punto de vista, Aragón sería un sistema de ciudades que organizan un área de influencia (aproximadamente, la Comarca), ejerciendo algunas (Uesca, Teruel, Calatayud, Balbastro, Alcanyiz, etc.) una influencia supracomarcal y una (Zaragoza y su área) conecta Aragón y el Valle del Ebro con el sistema urbano de la Península, inserto en el sistema europeo. Marginar el área urbana que tiene la responsabilidad de expandir su desarrollo y potencialidad al resto de Aragón para aminorar el grave desequilibrio territorial que padecemos es un error. No se puede ordenar un territorio sin contar con el punto que concentra más de la mitad de la población y de la renta. Zaragoza y su área han de desarrollarse para atender a sus propias necesidades pero pensando en el resto de Aragón.
  3. Las relaciones exteriores. Vivimos en un mundo cada vez más interrelacionado y con mayor competitividad entre territorios, entre áreas metropolitanas y es preciso actuar conjuntamente para competir frente al exterior. Zaragoza y su área deben de posicionarse en el lugar que merecen como área media europea y ello es más difícil si no hay un único interlocutor y una planificación conjunta para competir en el exterior junto a otros territorios que sí se organizan como entidades metropolitanas.
24 junio, 2013

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR