CHA propondrá en el Pleno Municipal de Chaca la paralización de las obras del recrecimiento de Yesa y el descarte de este proyecto

Javier Blasco, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Chaca, recuerda que “nos encontramos ante una obra generadora de graves problemas de seguridad por la inestabilidad de sus laderas, y un pozo sin fondo de dinero público, ya que el proyecto se adjudicó por 113,5 millones y tiene ya contemplado un presupuesto de 376,8 millones de euros” El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Chaca que se celebrará este miércoles, 20 de febrero de 2013, debatirá y votará una propuesta de CHA en la que se propone exigir responsabilidad en Yesa e instar al gobierno del Estado español a paralizar las …

Yesa NoJavier Blasco, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Chaca, recuerda que “nos encontramos ante una obra generadora de graves problemas de seguridad por la inestabilidad de sus laderas, y un pozo sin fondo de dinero público, ya que el proyecto se adjudicó por 113,5 millones y tiene ya contemplado un presupuesto de 376,8 millones de euros

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Chaca que se celebrará este miércoles, 20 de febrero de 2013, debatirá y votará una propuesta de CHA en la que se propone exigir responsabilidad en Yesa e instar al gobierno del Estado español a paralizar las obras del recrecimiento, desestimando definitivamente este proyecto y apostando por alternativas sostenibles y respetuosas con la comarca de la Chacetania. La propuesta también incluye manifestar el rechazo del Pleno Municipal a los sucesivos desvíos presupuestarios del proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa, absolutamente condenables en un momento de fuertes recortes en servicios básicos para la ciudadanía.

Para Javier Blasco, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Chaca, “nos encontramos ante una obra generadora de graves problemas de seguridad por la inestabilidad de sus laderas, la consolidación definitiva de éstas es prácticamente inviable y nadie puede asegurar que, llegado el caso, pudieran soportar las pruebas de llenado, por lo que no queda otra alternativa que el cese definitivo de las obras de recrecimiento, apartar de la dirección de obra a los que nos han llevado a esta situación, buscar el equipo técnico más competente posible para controlar el desastre generado hasta la fecha, y dedicar los fondos necesarios para garantizar la seguridad de las poblaciones ribereñas”.

La inestabilidad acelerada por las últimas lluvias constata el grave riesgo de deslizamientos que está generando el recrecimiento de Yesa, y la situación enormemente complicada que se vive porque el embalse está casi lleno y un desprendimiento de gran tamaño sobre él podría resultar fatal. Pero es que además del grave riesgo de seguridad no puede seguirse con una obra que conlleva continuos desfases presupuestarios.

Las obras del proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa fueron adjudicadas el 3 de enero de 2001 por un importe de 113,5 millones de euros. Desde ese momento, las modificaciones y ampliaciones de presupuesto han mantenido un ritmo escandaloso. Actualmente los Presupuestos Generales del Estado reflejan en 2013 un presupuesto de 376,8 millones de euros.

Para el portavoz de CHA, “políticamente no puede sostenerse que en este momento de gravísima crisis, cuando a la ciudadanía se le exigen esfuerzos brutales que están afectando a sus condiciones de vida y a la satisfacción de sus necesidades básicas y cuando esta misma ciudadanía critica de forma feroz esas formas de hacer política derrochadoras del pasado reciente, el recrecimiento de Yesa sea tratado como un caso aparte en el que todo sigue valiendo”. “Por eso en el recrecimiento de Yesa no hay que pensar tanto en lo que ya se ha dilapidado allí, más de 100 millones de euros, sino en que todavía estamos a tiempo de ahorrar a las arcas públicas 270 millones”, apunta Blasco.

Desde CHA se recuerda que la Comarca de Chacetania mostró recientemente su rechazo a los sucesivos desvíos presupuestarios del proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa, e instó al Gobierno de Aragón a dirigirse al gobierno estatal para que se ponga fin a la actual escalada de ampliaciones presupuestarias, derivando las inversiones previstas a servicios esenciales que están siendo recortados, inversiones verdaderamente productivas o pequeñas infraestructuras en el sistema de Bardenas que permitan un uso eficiente del agua regulada con el actual embalse.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies