CHA continúa defendiendo en Europa la imprescindible protección de las lenguas de Aragón

Miguel Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos de CHA, ha denunciado en Meran (Südtirol, Italia) la política destructiva del PP que, en su afán por unificar, desprecia y ataca las lenguas propias de países como Aragón. Para Tomey “el PP y PAR se asustan ante la pluralidad y lanzan mensajes confusos a la ciudadanía sobre las lenguas de Aragón. No entienden el valor del patrimonio lingüístico e identidad”. CHA participa estos días en la Asamblea de EFA (siglas en inglés de la Alianza Libre Europea, el partido político europeo al que pertenece CHA) para tratar, entre otras cuestiones, sobre la …

tomeyMiguel Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos de CHA, ha denunciado en Meran (Südtirol, Italia) la política destructiva del PP que, en su afán por unificar, desprecia y ataca las lenguas propias de países como Aragón. Para Tomey “el PP y PAR se asustan ante la pluralidad y lanzan mensajes confusos a la ciudadanía sobre las lenguas de Aragón. No entienden el valor del patrimonio lingüístico e identidad”.

CHA participa estos días en la Asamblea de EFA (siglas en inglés de la Alianza Libre Europea, el partido político europeo al que pertenece CHA) para tratar, entre otras cuestiones, sobre la situación de las lenguas en el Estado español. CHA coincide, junto a partidos de toda la Unión Europea, en la fijación del PP por maltratar y aniquilar las lenguas propias de Aragón. Para Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos, “el afán del PP por la 'España única' del franquismo les está llevando a denostar el valor de las lenguas propias de Aragón como patrimonio identitario y riqueza cultural”.

En este sentido, se ha aprobado una declaración impulsada por CHA junto a partidos vascos, gallegos, catalanes, mallorquines y andaluces con el objetivo de denunciar “las políticas del PP en materia lingüística, especialmente en el ámbito educativo. La intención del gobierno PP-PAR con la 'nueva Ley de Lenguas' que están tramitando es discriminatoria con respecto a nuestras lenguas propias. Su enseñanza se mantendrá como una materia extracurricular, con un tratamiento más desfavorable incluso que el de la enseñanza de una lengua extranjera y que, al impartirse en las escuelas del medio rural, obliga a los alumnos a permanecer más tiempo en el centro educativo”, afirma Tomey.

CHA ha denunciado también la pretensión del PP-PAR de negar la existencia de las lenguas aragonesa y catalana de Aragón. Para ambas se busca un dialectalismo a ultranza, que niega la unidad de cada una de ellas como lengua (indispensable para su modernización y supervivencia futura, especialmente en el caso del aragonés) e incluso su propia diferenciación, al llamarlas a todas 'aragonés' y regularlas por una sola academia como si fuesen ambas una misma lengua.

Este tipo de planteamientos carentes de base lógica y científica evidencian las verdaderas intenciones del gobierno de Aragón: asegurar la muerte definitiva del aragonés (y, en un futuro, también la del catalán de Aragón), aplicando una ley que haga imposible su transmisión intergeneracional, su uso social y su adaptación a la vida moderna” ha manifestado Martínez Tomey.

No es extraño que con ella violen de forma tan flagrante la legalidad internacional, plasmada en la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias, cuya fuerza legal tiene el mismo rango que el bloque de constitucionalidad y que es de plena aplicación en Aragón, le guste o no al PP-PAR”, concluye Tomey.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies