CHA apuesta por el estudio de las depuradoras verdes como alternativa más económica para Calazeit, Mazalión, Maella y Nonasp

CHA ha presentado alegaciones al estudio de viabilidad relativo a la construcción y explotación en régimen de concesión de obra pública de las estaciones de depuración de aguas residuales de Calazeit y Mazalión (Matarranya) y Maella y Nonasp (Baixo Aragón-Casp), incluidas en la Zona 10C del Plan Especial de Depuración. Desde CHA se considera que “deberían contemplarse alternativas más económicas y ecológicas frente al modelo propuesto por el Gobierno de Aragón” y señala que “el actual sistema de depuración endeuda la economía de los municipios, no se adapta a las necesidades reales de las poblaciones y supone el pago de …

DepuradoraCHA ha presentado alegaciones al estudio de viabilidad relativo a la construcción y explotación en régimen de concesión de obra pública de las estaciones de depuración de aguas residuales de Calazeit y Mazalión (Matarranya) y Maella y Nonasp (Baixo Aragón-Casp), incluidas en la Zona 10C del Plan Especial de Depuración.

Desde CHA se considera que “deberían contemplarse alternativas más económicas y ecológicas frente al modelo propuesto por el Gobierno de Aragón” y señala que “el actual sistema de depuración endeuda la economía de los municipios, no se adapta a las necesidades reales de las poblaciones y supone el pago de un canon muy caro para el conjunto de la ciudadanía aragonesa”, explica David Félez, responsable de la Secretaría de medioambiente de CHA.

Para Félez “existen métodos como el de las depuradoras verdes, sistemas de filtros por macrófitos flotantes que cuenta con avales de universidades y con experiencias prácticas satisfactorias, que son más económicas, ecológicas e igual de efectivas”.

Desde CHA se recuerda que “mientras un sistema de depuración verde tendría un coste de proyecto y construcción de 235.000 euros y un coste de funcionamiento de 13.000 euros, el modelo del Gobierno de Aragón, defendido tanto con el PP-PAR como en con el anterior PSOE-PAR, tendría un coste de 2.400.000 euros y un coste de mantenimiento de 180.000 euros anuales. En lo que se refiere al coste por habitante, la depuradora biológica del Gobierno de Aragón suponen unos 300 euros por habitante mientras que una de filtro verde supondría 20 euros por habitante”.

Criterio de elección

CHA apuesta por una modificación en los criterios que "sirven para justificar el modelo elegido". David Félez explica que “solo se tiene en cuenta el número de habitantes equivalentes pero deberían tenerse en cuentas otros criterios: calidad de las aguas depuradas, coste de la infraestructura, gasto energético, gastos de mantenimiento y explotación, funcionamiento eficaz y constante y la simplicidad de los lodos generados. Y dentro del criterio de habitantes, la Unión Europea también recomienda valorar otras alternativas para municipios con menos de 2.000 habitantes, como Mazalión y Nonasp".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies