No cesan las protestas en Brasil en el cuarto día del Mundial de Fútbol

LIBRERED | Este domingo, el cuarto día del Mundial de Fútbol 2014, que se está desarrollando en Brasil, estuvo marcado por diversas manifestaciones contra el evento deportivo y la fuerte represión policial. En Río de Janeiro, la policía militar lanzó gases lacrimógenos y pimienta para impedir a alrededor de 200 manifestantes acercarse al estadio Maracaná, donde se disputaba el primer partido del grupo F Argentina y Bosnia-Herzegovina. Los manifestantes gritaban “¡Hey FIFA, regresa a Suiza!” e intentaban burlar la barrera de seguridad formada por la policía y reforzada por agentes montados. Otros manifestantes protagonizaron una protesta anti-Mundial en Porto Alegre, …

protestas Mundial 3LIBRERED | Este domingo, el cuarto día del Mundial de Fútbol 2014, que se está desarrollando en Brasil, estuvo marcado por diversas manifestaciones contra el evento deportivo y la fuerte represión policial.

En Río de Janeiro, la policía militar lanzó gases lacrimógenos y pimienta para impedir a alrededor de 200 manifestantes acercarse al estadio Maracaná, donde se disputaba el primer partido del grupo F Argentina y Bosnia-Herzegovina. Los manifestantes gritaban “¡Hey FIFA, regresa a Suiza!” e intentaban burlar la barrera de seguridad formada por la policía y reforzada por agentes montados.

Otros manifestantes protagonizaron una protesta anti-Mundial en Porto Alegre, a gran distancia del estadio Beira Rio, donde Francia se enfrentaba a Honduras.

Asimismo, durante el encuentro Suiza-Ecuador, alrededor de 300 manifestantes se reunieron en la estación de autobuses próxima al estadio Mané Garrincha, en la ciudad capitalina de Brasilia, para mostrar su rechazo contra los astronómicos gastos del erario público en el evento. “Renuncio a la Copa, quiero más dinero para la salud y la educación”, coreaban los descontentos, quienes lograron acercarse a un kilómetro del estadio.

Desde el inicio del Mundial, el pasado 12 de junio, los brasileños no han dejado de protestar contra el inmenso gasto ocasionado por las competencias de fútbol.

De acuerdo con los críticos, 11.000 millones de dólares del presupuesto público se han destinado a estos mundiales que, en su opinión, se deberían haber invertido en la mejora de la salud, servicios de educación, el transporte y la vivienda para los brasileños.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies