Cerca de 18 pueblos del Sobrarbe se quedaron sin luz durante el día de Reyes

Desde Endesa aseguran que se trató de la colisión de buitre en el tendido eléctrico, sin embargo, desde el Ayuntamiento de L'Aínsa aseguran que ya ha habido otros apagones y que estos problemas se producen por el mal estado de la línea eléctrica y la falta de inversión de la empresa en las zonas despobladas

luz
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Este lunes 6 de enero cerca de 18 pueblos del Sobrarbe estuvieron más de 3 horas sin luz que desde el Ayuntamiento de Aínsa aseguran que ha sido debido al mal estado de la línea eléctrica, "que es muy antigua".

Desde la empresa del servicio, Endesa, ha asegurado que el corte eléctrico se ha debido a una colisión de un buitre y que, al contrario de lo que asegura el alcalde de la localidad, Enrique Pueyo, "cumple con toda la reglamentación técnica y medio ambiental" y no ha registrado ninguna avería en los últimos meses.

Sin embargo, desde esta alcaldía han trasladado que esta no es la primera vez que se produce un apagón en la zona, "ha vuelto a ocurrir, esta vez no ha sido una inclemencia del tiempo, ni tampoco una helada nocturna, ni tan siquiera un pájaro electrocutado".

Los pueblos afectados han sido Santa María de Buil, Castellaz, Urriales, L’Arcusa, Paúls de Sasa, El Coscollar, Sasa de Surta, Las Bellostas, Mondot, O Elsón y Chavierre d’Olsón y también del municipio de Bárcabo, Santa María de la Nuez, Eripol, Almazorre, Hospitaled, Bárcabo, Lecina y Betorz. Sobre las 13.35 horas, justo antes de la comida de Reyes, en los pocos hogares que quedan en este entorno rural, intentando celebrar este día, la luz se ha ido de repente. Los y las clientes de los establecimientos de hostelería abiertos también han sufrido y comprobado el abandono de los servicios básicos.

Endesa, la empresa encargada del mantenimiento de la línea, tras dar el aviso pertinente, comunicó su reparación sobre las 15.30, dos horas más tarde. Los y las habitantes y empresas que habitan en esa parte del territorio, que tiene una de las densidades más bajas de todo el Alto Aragón, esperaron pacientes la llegada de la luz. A las 16.00 horas vuelven a comunicar que todavía están arreglando la avería y que solo pueden dar suministro a una fase, por lo cual siguen dejando 180 clientes, según sus cifras, sin posibilidad de tener luz. En un principio, la empresa ha confirmado que más de 440 clientes, que no habitantes, se quedaron sin luz, 247 en el municipio de L’Ainsa, 150 en el de Bárcabo, 23 en la Fueva y 16 en Boltanya.

"Por supuesto que ha ocurrido en más ocasiones, no es la primera vez, ni será la última, si la empresa por si sola o bajo la presión de los gobiernos no hace algo para solucionar un asunto que lleva coleando durante los últimos 20 años", denuncian desde el Ayuntamiento de L’Ainsa que recuerdan que en varias ocasiones se han reunido con los responsables regionales de Endesa. El consistorio ainsetano ha puesto de manifiesto la falta de servicio y de sensibilidad con una de las zonas más despobladas de Aragón. "En estas reuniones, la empresa ha informado del estado de la línea y de la inversión que tienen que realizar para mejorar esta infraestructura", apuntan.

A las 16.40 horas por fin ha vuelto la electricidad a todos y todas las habitantes que desde el Ayuntamiento aseguran, "la comida de reyes ha sido agridulce, un día especial para los niños y niñas de este país, en algunos lugares se ha visto empañada por la falta de inversión en infraestructuras básicas".

Ante este nuevo fallo en el tendido eléctrico se preguntan desde esta zona rural, qué pasaría si esto ocurriera en una ciudad y denuncian que "las administraciones y los responsables políticos luchamos contra la despoblación e intentamos dar un mejor servicio en estos lugares. Por ejemplo, recientemente se ha llevado línea de banda ancha a gran parte del municipio sobrarbense. El esfuerzo que se realiza es enorme, pero si las empresas privadas no cumplen sus obligaciones contractuales, ni las instituciones les obligan a ello, es muy difícil cubrir un servicio tan básico como es tener una bombilla encendida", advierten desde el consistorio ainsetano.

Desde el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe han asegurado que se sientes "desemparados en este cometido" y con muchas dificultades para poder asentar población, sobretodo en la zona de Biello Sobrarbe.

"Sabemos de la importancia de mejorar los servicios básicos para que pueda asentarse población y para que las personas que allí viven mejoren sus condiciones de vida. La cantidad de necesidades sin cubrir son múltiples y las inversiones a realizar elevadas. Por eso es imprescindible destinar recursos para acometer estas infraestructuras y así los habitantes de estos pueblos tengan los mismos servicios que existen en otros sitios", concluyen desde el Ayuntamiento de Aínsa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies