Movimientos

Celebración del Día de la Tierra Palestina en Zaragoza

Un año más, el Foro Palestina Libre de Zaragoza promueve la celebración el Día de la Tierra Palestina, en esta ocasión organizado por la AVV Lanuza-Casco Viejo en el Barrio del Gancho. La Asociación de Vecinos Lanuza-Casco Viejo y el Foro Palestina Libre de Zaragoza os invitamos a participar en esta iniciativa anual, simbólica pero...
| 30 marzo, 2012 07.03

Un año más, el Foro Palestina Libre de Zaragoza promueve la celebración el Día de la Tierra Palestina, en esta ocasión organizado por la AVV Lanuza-Casco Viejo en el Barrio del Gancho.

La Asociación de Vecinos Lanuza-Casco Viejo y el Foro Palestina Libre de Zaragoza os invitamos a participar en esta iniciativa anual, simbólica pero necesaria, que se celebra en conmemoración del Día de la Tierra Palestina, en repulsa de una Nakba (desastre, en árabe) que cumplirá 64 años el próximo 15 de mayo, en solidaridad con el Pueblo Palestino y en apoyo a sus legítimas reivindicaciones. Además de la tradicional plantación de olivos, el acto contará con las contribuciones de vecinos y vecinas del barrio (música, poesía, danza, comida popular, té…).

DOMINGO 1 DE ABRIL DE 2012 – 11.00h

PARQUE DE SAN PABLO – FUENTE DE LA IGUALDAD
(BARRIO DEL GANCHO)

DÍA DE LA TIERRA PALESTINA 2012

Convocan:
ASOCIACIÓN DE VECINOS LANUZA-CASCO VIEJO
FORO PALESTINA LIBRE DE ZARAGOZA

___________

Comunicado del Foro Palestina Libre de Zaragoza
en el Día de la Tierra Palestina 2012

No podemos olvidarlo.
No lo haremos nunca.
Hasta que «Viva Palestina Libre» sea una grito de celebración y no de protesta.

El 30 de marzo de 1976, en todas las ciudades y aldeas de la Palestina ocupada, estalló una revuelta popular contra el robo de tierras y contra los crímenes cometidos por las fuerzas de ocupación sionistas sobre un pueblo indefenso. El resultado: 6 muertos, 49 heridos y 300 detenidos. Por aquel entonces, gracias a (y en violación de) una resolución de Naciones Unidas (R-181), Palestina llevaba casi 28 años ocupada por un portaaviones del imperialismo llamado ‘estado de Israel’. No os será difícil encontrar versiones manipuladas y novelescas sobre el ‘conflicto’, pero lo cierto es que el Pueblo Palestino lleva las últimas siete décadas sufriendo la colonización más larga, sangrienta e impune del siglo XX. La ocupación ha avanzado hasta imponer una guerra permanente en la ratonera de Gaza y en los bantustanes de Cisjordania, un desastre controlado por el segundo ejército más poderoso de Occidente, el ejército de un estado terrorista al que ‘nuestro’ gobierno apoya incondicionalmente.

Todo eso viene ocurriendo ante la mirada impasible de millones de personas que nunca podrán alegar ignorancia o desconocimiento ante la ocupación, el apartheid y el genocidio. Todo eso ha ocurrido, desde entonces hasta hoy mismo, en violación de un centenar de resoluciones de Naciones Unidas.

La lucha del Pueblo Palestino para liberarse de la ocupación ha sido convertida por sus verdugos en simple lucha por la supervivencia, que es la lucha de cualquier pueblo en peligro de extinción. Por eso no debemos hablar de ‘problemas humanitarios’ sino de un problema político. Huyamos de la estupidez compasiva para denunciar el crimen y a los criminales. Rompamos esa varita mágica y ‘humanitaria’ que convierte cada cuerpo que toca en ‘ser humano de segunda categoría’. Debemos recordar que los crímenes de estado, los crímenes de guerra o los crímenes contra la humanidad tienen culpables y que para pensar en cualquier rincón del mundo como espacio de liberación (y en sus pueblos como pueblos libres) debemos poner a esos culpables en su sitio. Ese ‘otro mundo mejor’ no es ni ‘posible’ ni ‘necesario’: ese ‘otro mundo’ es éste, el nuestro. Ese ‘otro mundo más justo’ no está en bonitos sueños ni en suspiros idealistas: nuestro es el deber de recordar, actuar y clamar justicia.

La ocupación, el apartheid y el genocidio del Pueblo Palestino siguen siendo posibles gracias, entre otros muchos cómplices, al gobierno español – que el año pasado dedicó 17.000 millones de euros a comprar armas y sigue siendo uno de los traficantes legales comercian con Israel. Pensad que esa cifra equivale a 47 millones de euros al día, el triple de lo dedicado a vuestras necesidades básicas y las del resto de súbditos del reino, y que a ella se suman los 36.000 millones de deuda acumulados por el gasto militar. Recordad que es ‘vuestro’ gobierno el que no duda en apoyar al estado sionista (es decir: racista, según la propia ONU) y legitimar sus crímenes.

¿Lo queremos más claro? ¿Qué más nos hace falta para darnos cuenta de lo que tenemos en común todos los pueblos de este Mundo en guerra?

30 marzo, 2012

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR