CCOO, CGT, STEA y CSIF reclaman que la educación pública deje de ser la “cenicienta” del Gobierno aragonés

Actualmente, la jornada lectiva para el profesorado que imparte educación Secundaria, FP y Régimen Especial es de 20 horas lectivas. Sindicatos y administración mantuvieron numerosos encuentros para reducir la carga de trabajo a 19 horas, una propuesta que finalmente el Departamento de Educación acabó desestimando.

Una promesa que ya realizó la administración en el año 2015 y supondría unos horarios de 18 horas lectivas para el cuerpo de enseñanzas medias, 23 para Infantil, Primaria y Educación Especial y una reducción de las horas de trabajo para los y las docentes mayores de 55 años. "Algo que nada tiene que ver con la actual jornada lectiva de las y los docentes aragoneses que en el curso 2019-2020 tienen que impartir 25 horas en infantil y primaria, 20 horas en enseñanzas medias y los profesores y profesoras mayores de 55 años imparten entre 23 y 18 horas", critican los sindicatos.

Ante esta situación, CCOO, CGT, STEA y CSIF reclaman al Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón una reestructuración de los horarios para el personal docente que "se adecué a los estándares de calidad de la Unión Europea y mejore en consecuencia la educación pública aragonesa". "Y es que el profesorado aragonés de primaria por poner un ejemplo, imparte 118 horas lectivas más que sus compañeros de profesión europeos", advierten.

Guillermo Herráiz, secretario general de CCOO Enseñanza en Aragón, afirma que "la jornada de un profesor es de 37 horas y 20 de ellas son lectivas, es decir, para impartir clases; el resto se destinan a la organización, preparación de clases y coordinación entre profesores. Si queremos avanzar hacia la individualización de la educación necesitaremos más tiempo para preparar las tareas y atender adecuadamente al alumnado".

CCOO advierte que la derogación del Real Decreto 14/2012 ha supuesto una falta de uniformidad en el horario lectivo de los diferentes territorios del Estado español. En Aragón, las guardias y las reuniones con alumnos o tutores están incluidas dentro del horario complementario y se mantienen las 20 horas de docencia directa con los alumnos. "Pedimos redistribuir nuestro horario. En el caso de enseñanzas medias es volver al horario que teníamos en 2012 de manera que la jornada lectiva sea de 18 y 23 horas. Es una pieza clave en la calidad de la educación", asegura Herraiz.

Los sindicatos comenzarán un calendario de protestas y asambleas informativas en los centros que arrancarán con una concentración, el 17 de diciembre, frente al Departamento de Educación, ubicado en Avenida Ranillas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies