#4F  Altavoz

Cartas de Mariano Huidobro para Joan Clos, Jordi Hereu, Carmen García Martínez y Bakari Samyang

Hoy hoy hace ochos años del 4F. Por este motivo, yo Mariana Huidobro (la madre de Rodrigo Lanza) hago públicas cuatro cartas certificadas para Joan Clos, Jordi Hereu, Carmen García Martínez y Bakari Samyang. En Barcelona, a 4 de febrero 2014. Carta 1.- Señor Joan Clos A veces es necesario hacer recordar a algunas personas...
| 4 febrero, 2014 14.02
Cartas de Mariano Huidobro para Joan Clos, Jordi Hereu, Carmen García Martínez y Bakari Samyang
Mariana Huidobro, madre de Rodrigo Lanza. Foto: 15M Bcn

Hoy hoy hace ochos años del 4F. Por este motivo, yo Mariana Huidobro (la madre de Rodrigo Lanza) hago públicas cuatro cartas certificadas para Joan Clos, Jordi Hereu, Carmen García Martínez y Bakari Samyang. En Barcelona, a 4 de febrero 2014.

Carta 1.- Señor Joan Clos

A veces es necesario hacer recordar a algunas personas ciertas cosas que seguramente han deseado olvidar.  A veces es urgente no permitir que algunas personas olviden ciertos hechos.

El 4 de febrero del 2006 usted visitaba en el hospital a un policía y declaraba como Alcalde a los medios de comunicación que una maceta había sido tirada desde el interior de un edificio y lo había dejado gravemente herido.

Esa noche se nos notifica una nueva versión que decía que el policía había sido herido por una piedra lanzada desde la calle. La maceta y el edificio desaparecen completamente. Le recuerdo que estuvimos cada día, durante 4 largos meses frente al Ayuntamiento, megáfono en mano, reclamándole una explicación sobre el cambio de versiones. Le entregamos en ese entonces miles de firmas recogidas allí mismo. Siempre silencio de su parte, jamás nos quiso recibir.

¿Por qué se realizó el montaje? ¿Para lograr una posición más mediática sobre su política del civismo? ¿Para evadir su responsabilidad con la familia del policía? Porque sabemos que era el Ayuntamiento el propietario del edificio desde donde cayó la maceta y responsable de permitir una macro fiesta ilegal. Y tuvieron la desfachatez de presentarse como acusación en el juicio ¡cuando eran ustedes quienes tendrían que haber sido investigados y claramente condenados!

Quizás me repita pero quisiera dejarle muy claro algunas cosas:

1º Al dar a conocer públicamente un informe policial, usted se hace cargo de la desaparición de este documento como prueba en un proceso de tanta gravedad.

2º Al no hacer público el informe está ocultando pruebas y cometiendo delito.

3º Como Alcalde de Barcelona es el responsable directo del montaje 4F.

4º Usted tendría que haberse presentado como testigo en el juicio para evitar la condena a personas que sabía inocentes.

Ahora se cumplen ocho años de montaje, pero a pesar de haber hecho lo posible por silenciar su corrupción, la verdad está saliendo y saldrá a la luz. Usted es el primer rostro.

Con la ayuda de muchas personas hemos logrado contar con un documental sobre el caso, nos hubiese gustado entrevistarlo para la ocasión, pero siempre negó recibirnos, así nos vimos obligados a recurrir a las declaraciones públicas que ha hecho, tanto en Radio Cataluña como en TV3. No le adelanto aspectos que ya descubrirá viendo el dvd, solo decirle que como gestor de la trama lógicamente es parte importante en el.

Algún día, se lo prometo, sufrirá las consecuencias de todo lo que orquestó, el documental “4F ni oblit ni perdó” es una de las primeras herramientas que tenemos para conseguir que los hechos se vayan conociendo, pero no descansaremos hasta que históricamente usted sea recordado como lo que es: el gestor de uno de los más grandes casos de corrupción política, policial y judicial de Barcelona.

Mariana Huidobro

Carta 2.- Señor Jordi Hereu

Soy la madre de Rodrigo Lanza, detenido el 4F de hace ocho años, nos hemos encontrado en algunas ocasiones siendo Ud. alcalde de Barcelona, me permito recordarle dos: la primera en un encuentro con chilenos en su ayuntamiento, con la presencia del ex presidente de Chile Ricardo Lagos. Entonces usted frente a los presentes, aseguró que me concedería una entrevista; luego su secretaria me envió una carta argumentando que estaba demasiado ocupado y que no sería posible. La segunda vez fue durante su campaña para ser elegido Alcalde, en un momento en que se encontraba rodeado de sus compañeros de partido. Allí le entregué en sus manos la carta abierta que le escribí a raíz de la muerte de Patricia Heras. Claramente ya no le solicité otra entrevista pero sí que tuviese la valentía o la decencia de responder la carta, cosa que lógicamente jamás hizo.

Entonces le hablé, primero desde la desesperación frente a la inmensa injusticia que vivíamos, luego desde el dolor y la rabia por el suicidio de Patricia; hoy le escribo desde la tranquilidad que da el saber que tarde o temprano la verdad se sabrá.

Le explico: hemos sabido de la condena de dos Guardias Urbanos, Bakari Samyang y Víctor Bayona, en otro proceso donde han sido condenados con sentencia firme por torturar a un joven de Trinidad y Tobago, además de falsear documentos e inventar pruebas, prácticamente lo mismo que hicieron en el caso en que se vio involucrado mi hijo. La declaración de los policías fue el único argumento que tuvieron los jueces para condenar a todos los inculpados del 4F. Además Samyang es el policía que entró a golpear a Rodrigo durante la detención en G.U. y que fue denunciado por él. Cuando hay tanta corrupción, ésta no tarda en destaparse.

Por otro lado hay muchas personas que nos apoyan y algunas de ellas han realizado un documental sobre el caso que tengo el gusto de enviarle de regalo con esta carta.

El documental se llama “4F ni oblit ni perdó” y usted es parte importantísima en el mismo, porque cuando sucedió todo era Consejero de Seguridad, por lo tanto tuvo en sus manos la primera versión de los sucesos, y seguramente es usted quien dio la orden del cambio de versiones y la de limpiar las pruebas en el lugar de los hechos, resumiendo, quien dio las instrucciones para realizar todo el montaje.

Espero que encuentre interesante el documental y si tiene algunos detalles que aportar, no dude en hacerlo, por ejemplo si aún tiene la orden que dio de borrar las pruebas, o algún otro documento que nos permita reabrir el caso, se lo agradecería mucho, sino solo me queda decirle que he visto los cambios de expresión en su rostro al verme, y por ello sé perfectamente la responsabilidad que tiene en todo esto, decirle que jamás lo olvidaré y tampoco permitiré que usted nos olvide.

Sinceramente

Mariana Huidobro

Carta 2.- Señora Carmen García Martínez (Juzgado de Instrucción Nª18. Barcelona)

Me dirijo a usted porque se cumplen ocho años de un montaje que tuvo una plataforma legal que usted misma sustentó.

El 4 de febrero del 2006, después de buscar horas a mi hijo y mientras las noticias repetían la declaración del alcalde Clos sobre la maceta que había caído del interior de un edificio y había golpeado a un policía, supe que mi hijo Rodrigo había sido acusado de intento de homicidio. No entendía nada ¿cómo lo podían acusar si la maceta fue lanzada desde el interior de un edificio y Rodrigo no estaba allí, sino en la calle?

Se cambió esa versión y a usted le correspondía averiguar el por qué. Desde el primer momento todo olía a corrupción.

El 6 de febrero del 2006, después de haber estado dos días con sus noches completas en calabozos, se presentaron frente a usted nueve jóvenes que habían sufrido todo tipo de vejaciones, malos tratos y torturas. “Ni aunque vengan cien como tú, yo ya tengo la declaración de la policía” es lo que le dijo directamente a mi hijo. Ante una frase así nos aclaró que haría lo imposible por condenarlos.

Yo en ese entonces creía que vivíamos en un estado de derecho, ingenuamente pensaba que existía la presunción de inocencia, el derecho a una defensa justa y que en los juzgados se investigaba y por último que se llegaba a una sentencia basada en pruebas. Pero una a una nos fue negando todas las solicitudes para averiguar qué había pasado y negaba todas las pruebas que confirmaban el montaje realizado; no le voy a enumerar los rechazos, no terminaríamos nunca, pero sí quiero recordar que amenazó a los testigos de que si se presentaban los iba a inculpar como parte del “grupo agresor”.

Usted no solo no quiso hacer una investigación de los sucesos, sino que protegió el montaje y redactó letra por letra una instrucción que condenó a nueve personas inocentes.

Hay algo que no me puedo sacar de la cabeza. Usted vio a mi hijo dos días después del 4F. Yo lo vi casi una semana después, había sido claramente torturado, no lo podía abrazar ni tocar por los golpes recibidos, el rostro hinchado, la nariz deforme y los ojos que delataban el terror de lo vivido. Usted vio claramente las torturas en su cuerpo y en su rostro, lo tengo claro, y si no lo vio es porque está ciega o bien es tan perversa que mi mente no acaba de entender.

Cuando cayó preso Rodrigo tenía 21 años recién cumplidos, estudiaba historia, trabajaba y se mantenía. Usted lo metió en la cárcel, pero nunca logró separarnos ni logró que dejara de ser libre.

Con esta carta me permito enviarle el documental realizado por un grupo de jóvenes que aún creen en la lucha por la verdad. Allí podrá ver que ha salido a la luz que los policías que usted tanto protegió fueron condenados en otro caso por torturas, por falso testimonio y por falsificar pruebas. También verá que Patricia, una de las chicas que usted hizo condenar, se suicidó durante un permiso, antes de volver a la cárcel.

Son cosas que creo debiera saber, quizás tiene algo de humanidad escondida y reabre el caso. Si no lo hace, estoy segura de que su nombre será recordado como ejemplo de la corrupción en los juzgados. El documental es un medio que tenemos de hacer justicia, porque la historia la escribiremos nosotros, esté usted segura de eso.

Mariana Huidobro

Carta 4.- Agente de la Guardia Urbana Nº 24.738. Bakari Samyang

Soy la madre de Rodrigo, uno de los jóvenes que usted golpeó, insultó y torturó la mañana de un 4 de febrero, hace ya 8 años.

Jóvenes que estaban esposados, en una celda, indefensos.

A Patricia además la “reconoce” por teléfono.

Luego, no conforme, recitó una serie de mentiras para poder culpar a estas personas de delitos que no habían cometido.

Seis meses después también inventó pruebas, falsificó testimonios y luego golpeó y torturó a un joven de Trinidad y Tobago.

Seguramente este comportamiento suyo se ha repetido en numerosas ocasiones, sabemos que un torturador tiene una conducta que se repite en el tiempo ¡Me da escalofríos pensar a cuantas personas ha encerrado para golpearlas! Impunemente, que es lo que más terror da.

Pero no todo le ha salido bien, igualmente ha sido condenado con sentencia firme, y no podrá ejercer como policía durante 8 años. Al menos es algo.

Pero lo que a mí me interesa decirle es que haré lo posible para que no se olvide de nosotros. Cada golpe que recibió mi hijo, usted, tarde o temprano lo va a pagar, de una u otra manera ¡lo juro! Trabajaré hasta que su rostro sea conocido, y también hasta dar con sus compañeros que lo han protegido y han acompañado en el “deporte de la tortura”.

Le envío de regalo un documental donde usted aparece, golpeando claramente, y también mintiendo en un juzgado como acostumbra a hacer cada vez que tiene que inventar algo para justificar las palizas que da. Me resulta maquiavélico escucharlo contar sobre la educación con valores religiosos que le fue inculcada. Pues su educación es bastante cuestionable porque usted es un monstruo, supongo que lleno de complejos y taras, lo que lo hace aún más peligroso.

Los seres como usted terminan solos, señalados y despreciados por toda la sociedad, y esto ya comienza a suceder.

Mariana Huidobro

4 febrero, 2014

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR