Carles Puigdemont en Perpinyà: "Preparémonos para la lucha definitiva"

En un evento convocado por el Consell per la Repùblica, en el que han estado representadas "todas las voces del exilio y la represión", y al que han asistido más de 200.000 personas, el president de Catalunya en el exilio advertía: "Tenemos que estar en movilización permanente. La república la tenemos que construir entre todos, y no sobra nadie. Todos los caminos que nos lleven a la República nos convienen".

Puigdemont
Foto: @ConsellxRep

Este sábado, el Parque de las Exposiciones de Perpinyà (Catalunya Nord) ha sido escenario de un acto convocado por el Consell per la Repùblica bajo el título 'La República en el centro del mundo' al que han asistido –según la organización- más de 200.000 personas. Un evento que ha visto retrasado su inicio en una hora por el control que la policía española ha instalado en el peaje de La Jonquera y que ha provocado colas de coches de más de seis kilómetros hasta la frontera.

El acto ha contado con la presencia –tras 852 días en el exilio- de Carles Puigdemont, y dos de sus exconsellers, Toni Comín y Clara Ponsatí. Los tres han sido recibidos entre grandes aplausos en su regreso a Catalunya.

El president en el exilio ha remarcado en su discurso que Catalunya debe "prepararse para la lucha definitiva". "Preparémonos fuerte porque tenemos mucho trabajo por delante. Tenemos que coordinar mejor y organizarnos en todo el territorio. Hay que prepararse combatiendo la represión del estado, rechazando el régimen monárquico heredero del franquismo", apuntaba Puigdemont.

También ha destacado que existe “un compromiso de lucha insobornable a la defensa de una forma de vida colectiva", y añadía: "Hoy estamos aquí de pie y no de rodillas. Lo sabemos, y sobre todo, lo saben. Ya no nos detendremos. Y ya no nos detendrán. Por lo tanto no debemos esperar tiempos mejores. Los tiempos mejores ya los tenemos aquí y son entre vosotros".

Puigdemont ha continuado afirmando: "Tenemos que estar en movilización permanente. La República la tenemos que construir entre todos, y no sobra nadie. Todos los caminos que nos lleven a la República nos convienen”. En su discurso también ha recordado a las personas que "hoy no pueden alzar la voz porque están en la cárcel, como los jóvenes de Altsasu".

De igual forma, el exconseller y actual eurodiputado, Toni Comín, ponía sobre aviso que para conseguir la independencia de Catalunya serán necesarias "más acciones y sacrificios, siempre desde la lucha democrática y pacífica", por lo que ha llamado a crear las condiciones y a prepararlo para que sea posible. "Si de verdad queremos ser libres tenemos que asumir el precio de nuestra libertad", ha recalcado Comín, que ha acusado al Estado español de no respetar los derechos más elementales. Por ello, ha concluido que el Estado "no es una democracia plena" y ha añadido que no quiere saber nada de un país que, a su juicio, en vez de avanzar da pasos atrás en valores europeos.

Por su parte, la exconsellera y eurodiputada, Clara Ponsatí, aseguraba que "mientras haya independentistas, habrá represión, exilio y cárcel. Ha pasado siempre. Por eso es una engañifa contraponer diálogo a independencia. No nos dejemos embaucar por fotos de mesas y diálogos de engañifa que solo buscan hacer ganar tiempo a Pedro Sánchez". A juicio de Ponsatí, "la historia de Catalunya no se repite por casualidad. Se repite porque no somos libres". Un discurso que sigue marcando las diferencias estratégicas actuales entre JxCat y ERC.

En los instantes finales del acto y antes del discurso de clausura de Puigdemont se han escuchado, entre otros, los mensajes grabados del líder de ERC, Oriol Junqueras, y de la secretaria general del partido republicano, Marta Rovira, que han hablado en nombre de las otras personas presas republicanas que no tenían mensaje propio: Carme Forcadell, Raül Romeva y Dolors Bassa. "Cuando somos muchos, cuando actuamos coordinados sin reproches ni confundir al adversario, tenemos suficiente fuerza para obligar al Estado a hacer cosas que por sí solo nunca hubiera querido hacer. Así es como lo hemos hecho sentarse en una mesa de negociación", destacaba Junqueras.

También ha hecho lo propio el también prisionero y presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, quien ha reclamado unidad al independentismo en su mensaje desde la prisión de Lledoners, leído por un locutor. "Luchar contra la represión y mantener la dignidad no sólo es posible, sino que es una de las mejores maneras de avanzar", expresaba Cuixart en su carta para concluir: "La voluntad de diálogo real la veremos con la amnistía y el fin de la represión".

 

Por otra parte, el exconseller, Lluís Puig, reconocía en un vídeo que los dos años y tres meses que ha pasado en lo que considera un exilio le han servido para "reforzar" su convicción de que eligieron una opción que ha permitido seguir defendiendo los derechos de la ciudadanía, y la lengua y la cultura catalana. "No dejéis de enviarnos la energía sostenible que nos envía constantemente y que no ha dejado de llegarnos en estos años, y que creo que no dejará de llegarnos", ha dicho, en relación con las muestras de apoyo que han recibido los políticos y políticas que se marcharon al exilio tras el 1-O.

De igual forma, el rapero Valtonyc, también voz del exilio, a través de otro vídeo, se ha mostrado contento de que Carles Puigdemont, y los exconsellers y eurodiputados hayan asistido al acto en Perpinyà, y ha pedido "no pensar que con un Estado como el español se puede dialogar".

El acto ha terminado con un emotivo canto de ‘Els Segadors’.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies