La Hormiga Atómica: Una sala polivalente al servicio de la imaginación política

Creemos que cada lucha y cada tiempo necesita de sus propios lugares donde tejerse. Plazas, tabernas, ateneos, foros virtuales... Cada uno de estos nombres nos remite a espacios que han contribuido a potenciar la rebeldía, a facilitar el encuentro entre sujetos diversos, a enriquecer los debates y a afilar las herramientas dialécticas. Cuando nos imaginábamos un nuevo espacio para La Hormiga Atómica Liburuak, pensábamos justo en eso: ser uno de los espacios donde se imagina la revolución de los de abajo, especialmente en esta ciudad en la que las administraciones públicas limitan y censuran las actividades políticas que se desarrollan …

Foto: La Hormiga Atómica
Foto: La Hormiga Atómica
Campaña de crowdfunding para La Hormiga Atómica.

Creemos que cada lucha y cada tiempo necesita de sus propios lugares donde tejerse. Plazas, tabernas, ateneos, foros virtuales... Cada uno de estos nombres nos remite a espacios que han contribuido a potenciar la rebeldía, a facilitar el encuentro entre sujetos diversos, a enriquecer los debates y a afilar las herramientas dialécticas.

Cuando nos imaginábamos un nuevo espacio para La Hormiga Atómica Liburuak, pensábamos justo en eso: ser uno de los espacios donde se imagina la revolución de los de abajo, especialmente en esta ciudad en la que las administraciones públicas limitan y censuran las actividades políticas que se desarrollan en sus propios espacios y, en muchas ocasiones, también las que tienen lugar en otros locales.

En ese contexto, nos parece que el mejor activo que podemos poner a disposición de la ciudad es un lugar común: una sala polivalente de más de 150 metros cuadrados habilitada para charlas, jornadas, reuniones de colectivos, actividades culturales y talleres. Un pulmón social en mitad del casco viejo, un laboratorio de experimentación libre para la transformación.

¿Qué es la Hormiga Atómica Liburuak y en qué quiere convertirse?

La Hormiga Atómica Liburuak comenzó a reunirse en otoño del 2006 con un objetivo concreto: queríamos intervenir en la política de nuestra ciudad utilizando los libros. Un año más tarde, abrimos nuestro local que fue, finalmente, una cafetería-librería con una sala polivalente. Poco a poco, casi a tientas, se fue convirtiendo en algo parecido a un centro social gestionado de forma colectiva y comenzamos a hacer política con los libros como excusa, pero llegando mucho más allá.

Nuestra actividad económica se organiza en función de objetivos políticos y las plusvalías generadas se reinvierten en la actividad política. Por eso, la organización del espacio, del tiempo de trabajo y de nuestra militancia se hace a través de una asamblea. Somos, en resumen, un híbrido de colectivo político, centro social y estructura empresarial con vocación de colaborar con otros sujetos.

En estos 6 años de experiencia, hemos tejido algunas alianzas con las luchas que se han desarrollado en nuestro territorio y hemos servido como punto de referencia, de encuentro y de reunión para otras iniciativas políticas y culturales. En medio de la crisis, cuya manifestación económica es un síntoma de una crisis de legitimidad del régimen, hemos decidido dar un salto de escala. ¿Por qué? Porque, precisamente, entendemos que la crisis abre una nueva época en la que, inevitablemente, la política va a estar en el centro de nuestras vidas, si es que queremos buscar alternativas. Pensamos que, para atajar nuestra precariedad y aumentar nuestra potencia, teníamos que dar este salto de escala, que no es otra cosa que el nuevo proyecto de la Hormiga Atómica Liburuak. Nos cambiamos de local, multiplicamos por cuatro el número de libros, multiplicamos por cuatro el número de cooperativistas y esperamos multiplicar nuestra capacidad de intervenir en la agenda política y de aportar al común.

Este espacio está situado en el corazón de Iruñea y mantiene y amplia las apuestas de la fase anterior: empujar las dinámicas de rebeldía a nivel metropolitano, hacer frente al racismo institucional, a la guerra entre pobres y a la devastación del territorio.

Dentro del nuevo espacio, entendemos que es clave la sala polivalente. En el antiguo local, tener a nuestra disposición una pequeña sala de actos nos ha permitido generar un vínculo estable con otros colectivos de la ciudad. Nos ha permitido, también, ofrecer un espacio de reunión al 15M y a sus distintas mutaciones. En ella se ha conspirado para preparar huelgas, bicipiketes y ocupaciones de bancos y casas. En ella se han presentado los libros que nos aportan claves para tumbar al gobierno de las finanzas y en ella, también, diversos colectivos culturales han realizado sus presentaciones, actuaciones y conciertos.

Pensamos, en definitiva, que la sala polivalente resume nuestra apuesta por los bienes comunales y la posibilidad de crear un proyecto político que contribuya a poner esta ciudad patas arriba y que, al mismo tiempo, sea viable empresarialmente.

Características básicas

La sala polivalente se encuentra en el segundo piso del edificio. Tiene más de 150 metros cuadrados, techos de unos 4 metros de altura y unos ventanales que permiten la entrada de abundante luz natural. Pese a que tiene un potencial enorme como sala para charlas, debates, performances, etc. no reúne a día de hoy las condiciones mínimas para ello: no tiene el aislamiento térmico adecuado ni una iluminación suficiente; los techos y las paredes precisan de varias intervenciones, aparte de la pintura. Además, le falta mobiliario esencial, como sillas y mesas, y mobiliario complementario, como puede ser un proyector, una pantalla, etc.

En definitiva, necesitamos de tu generosidad para convertir esa sala polivalente en una máquina de producir subversión, cultura y humor. Solas, no podemos: con amigas, sí.

Motivación y a quién va dirigido el proyecto

Nos mueve, fundamentalmente, la idea de generar una empresa política, es decir, una pequeña herramienta que nos permita intervenir en los conflictos de la ciudad, salir de la precariedad y facilitar la participación de otros. Las conspiraciones, las revueltas y las puebladas han necesitado siempre de sótanos, tabernas y centros sociales. Queremos que en nuestro espacio se imagine la próxima revolución.

Objetivos de la campaña de crowdfunding

Nuestra intención es acondicionar la sala polivalente de manera que pueda servir tanto para reuniones y asambleas de distintas dimensiones, jornadas, encuentros, performances, teatro, cine, exposiciones... Esperamos un uso intensivo de la sala por parte de otros colectivos e individuos. En el apartado de “tareas” desglosamos de manera detallada en qué pretendemos emplear el dinero obtenido mediante el crowdfunding.

De manera específica, nuestros objetivos serían los siguientes: Acondicionar la sala polivalente, de manera que pueda acoger la mayor cantidad y variedad posible de actividades; dinamizar la actividad cultural de nuestro espacio y, a través de ella, animar la producción cultural en el Casco Viejo y en Iruñea; facilitar la participación de colectivos que no tienen un local propio y servir también de punto de encuentro para ellos; incorporar a la actividad política a personas que no encuentran su espacio y vincularlos con otros movimientos o iniciativas que ya existen; ofrecer la única sala polivalente de uso público a la ciudad que no esté controlada y censurada por la administración pública o por entidades financieras.

Experiencia previa y equipo

El equipo lo conforman doce futuros cooperativistas con diferentes trayectorias vitales, políticas y laborales, pero que han tenido en común la Hormiga Atómica Liburuak como centro de su vida política en los últimos seis años. Varios de ellos han colaborado de manera activa en el mantenimiento de la actividad económica y política de la cafetería-librería y en la toma de decisiones en torno al proyecto en los últimos 6 años. Dentro de esta experiencia de gestión, hay que destacar dos factores fundamentales que nos hacen confiar en las posibilidades del nuevo proyecto:

  • Una gestión económica sólida del local. Hemos conseguido aumentar el número de cooperativistas, aumentar el horario de atención, multiplicar nuestra oferta y generar recursos para la actividad política.
  • Una gestión horizontal y asamblearia del local y de la actividad política. No sin dificultades, hemos sido capaces de combinar en una misma forma organizativa la presencia de personas con diferentes grados de implicación en el proyecto (asalariados/no asalariados) o con participación en otros proyectos hermanos (como Eguzki Bideoak) o en otras experiencias políticas (la PAH, el 15M, Herri Harresia, la Asamblea contra el TAV, Piztera...)

La Hormiga Atómica Liburuak | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies