Ante el ataque mediático y difamatorio del que está siendo víctima estos días a raíz de la petición del PP de Aragón de prohibir su presencia en el concierto benéfico que se celebrará en Zaragoza el próximo 25 de septiembre en contra de la OTAN y sus maniobras militares, además de su propuesta para que se les declare personas non gratas en Aragón, Berri Txarrak ha hecho público un comunicado.

En el comunicado Berri Txarrak lamenta y denuncia este nuevo intento de censura que «representa un ataque al Derecho Fundamental de la Libertad de Expresión que siempre hemos defendido y seguiremos defendiendo con nuestras canciones».

«Berri Txarrak jamás ha recibido denuncia, imputación o condena formal alguna en mas de dos décadas de carrera -continúa el texto-, por lo que las practicas que se nos atribuyen en varios medios adolecen de base jurídica; más bien responden a un plan de criminalización a mayor escala que lamentablemente se esta alargando demasiado en el tiempo y afecta a más artistas».

Del mismo modo la banda vasca denuncia «el uso interesado» que «se pueda hacer de nuestro nombre para atacar a terceros (véase partidos políticos o asociaciones)», en lo que entienden «una clara estrategia electoralista de la cual nos demarcamos y tras la cual se esconde el ala más reaccionaria del espectro político». «No estamos dispuestos a ser la marioneta política de una guerra que no es la nuestra. Basta con recordar que en el último año hemos actuado en multitud de municipios gobernados por el PP, además de haber sido invitados a actuar en RTVE (con excelente audiencia, por cierto)», añaden.

Berri Txarrak reitera su «firme intención» de proseguir con su inminente gira, incluída Zaragoza, «donde siempre se nos ha tratado tan bien». «Entre otras cosas se lo debemos a nuestro publico», subrayan. Por último, la banda agradece toda la solidaridad recibida estos últimos días y concluye con un: “Ladran, luego cabalgamos”.