Barrio de Gamonal en Burgos: Orgullo de Castilla

Desde Yesca, la juventud castellana y revolucionaria, muestran su “más sincero apoyo a la lucha que están llevando a cabo los vecinos y vecinas del barrio de Gamonal en Burgos -Castilla- desde hace meses, y que desembocó anoche en un enfrentamiento abierto del vecindario frente a las agresiones y cargas de los antidisturbios, que buscaban impedir la protesta contra las obras del Bulevar”. “El Ayuntamiento de Burgos, incapaz de dialogar en ningún momento con el barrio, sigue encabezonado en llevar a cabo en plena crisis este proyecto especulativo e innecesario, valorado en más de 8 millones de euros, y adjudicado …

gamonal burgos yescaDesde Yesca, la juventud castellana y revolucionaria, muestran su “más sincero apoyo a la lucha que están llevando a cabo los vecinos y vecinas del barrio de Gamonal en Burgos -Castilla- desde hace meses, y que desembocó anoche en un enfrentamiento abierto del vecindario frente a las agresiones y cargas de los antidisturbios, que buscaban impedir la protesta contra las obras del Bulevar”.

“El Ayuntamiento de Burgos, incapaz de dialogar en ningún momento con el barrio, sigue encabezonado en llevar a cabo en plena crisis este proyecto especulativo e innecesario, valorado en más de 8 millones de euros, y adjudicado a sus empresas amigas. Lo que está en juego en Gamonal no es un simple Bulevar, sino el cuestionamiento del propio modelo especulativo del capitalismo español que nos ha llevado a la actual crisis. Pretenden continuar con la trama de la corrupción y el ladrillo, pero ya no pasamos por el aro”, denuncia Yesca.

La juventud castellana revolucionaria explica que “por otro lado, en esta lucha se pone de nuevo de manifiesto el carácter antidemocrático del PP en todos los ayuntamientos en los que gobierna. Durante estos meses se han realizado reuniones, charlas informativas, manifestaciones, recogidas de firmas, cartas a la prensa, reparto de octavillas, e incluso sabotajes a las máquinas. Nada de esto ha servido para que el señor Lacalle recule en su ambición de llevar a cabo el Bulevar pasando por encima de la voluntad popular. Pero una vez más, como ya sucedió en 2005 contra las obras del aparcamiento de Eladio Perlado, los vecinos y vecinas de Gamonal le han plantado cara al autoritarismo y a la especulación. Y una vez más la respuesta por parte del poder ha sido la represión, teniendo lugar hasta la noche de ayer viernes 17 detenciones. Los sucesos de anoche podrían haberse evitado hace tiempo si el Ayuntamiento se hubiera dignado a escuchar al barrio, cosa que parece no tener intención de hacer. Por ello, apoyamos firmemente la lucha del barrio de Gamonal por todos los medios posibles para conseguir la paralización del Bulevar. Porque estamos hartos y hartas de que nos pisen, nos humillen y se pasen por el forro la voluntad popular. Porque ya basta de reírse de la clase obrera”.

El medio de información digital Kaos en la Red está realizando un seguimiento de este conflicto, entre las informaciones publicadas destaca este resumen de situación: Para entender lo que sucede hoy en Burgos, por el bulevar de los Méndez Pozo.

¿Quién se beneficia de esta obra?

La crisis que empezó hace ya seis años tiene en el Estado español unas características propias. La manera en que se “movía” la economía antes de la crisis era a través de la realización de obras públicas, grandes eventos y construcción en general sin ningún tipo de sentido ni planificación con el único objetivo de mover el dinero entre las élites (económicas y políticas) y mantener los beneficios de esas élites. Esto ha sido el caldo de cultivo de multitud de casos de corrupción de los que en Burgos estamos bien enterados: por poner un ejemplo rápido, el dueño del Diario de Burgos, nuestro querido Méndez Pozo, ha estado en la cárcel por estas razones.

La economía debería perseguir los intereses comunes de la mayoría, no de una élite pequeña que la controla para su beneficio. Y cuando la economía funciona sólo en interés de las élites, los que no somos élites salimos perdiendo. Como en Burgos, siguen mandando los mismos que nos metieron en la crisis (que nos estafaron) siguen haciendo lo mismo que provocó la crisis con tal de mantener su beneficio. Este es el contexto del bulevar de la calle Vitoria. El bulevar se construye por las personas que están en el poder (constructores, sus periódicos y Ayuntamiento), porque las personas que están en el poder quieren y para beneficiar a las personas que están en el poder.

Sí, vale, ya lo sabemos, pero al menos hay inversión

Realizar un gasto, una inversión pública, implica dejar de hacer otro. Conviene que lo tengamos en cuenta cuando valoramos una inversión. En los presupuestos del Ayuntamiento pone que van a gastarse 8,5 millones de euros. Yo no me lo creo. Estoy seguro de que al final la obra va a costar mucho más dinero, lo que implica más deuda y más intereses y más cosas que se van a dejar de hacer. Sin tener en cuenta que, como esta es una obra que el barrio no quiere, tienen que utilizar otro recurso que pagamos todos (la policía) para “proteger” las excavadoras y la caseta.

Pero, aún así, veamos dos cosas que el Ayuntamiento ha dejado de hacer en los últimos tiempos: Han recortado en líneas de autobús. Digo yo que para mejorar la movilidad en una ciudad lo más importante es que haya buen y barato transporte público. Pues no, en vez de mejorar el transporte público e incentivarlo bajando el precio (lo cual son menos de 8,5 millones de euros) el Ayuntamiento va a dejar de hacer esto para dar ese dinero a los constructores. Esto no va a hacer mejor la movilidad. La va a empeorar. Han cerrado escuelas infantiles. Una economía orientada al bien común y a los intereses de la mayoría debe dirigirse fundamentalmente a construir y conseguir una buena vida para la mayoría. El bienestar (y también la eficiencia económica) que implica una red fuerte y pública de escuelas infantiles es más que evidente. 8,5 millones de euros que podrían mejorar muchísimo la vida (y con ello la economía en general) de mucha gente a través de escuelas infantiles y servicios sociales que se van al bulevar a los beneficios de los constructores.

Conclusión: el bulevar y el tipo de sociedad que queremos

Las élites burgalesas ya se han posicionado con el bulevar. Ya nos han dicho lo que quieren para esta ciudad. Más obras, más empleo de mierda, más especulación urbanística, más imposición. Y menos servicios sociales, menos bienestar y una ciudad peor para vivir. Ellos quieren volver a lo que había antes de la crisis que les iba bien y se hacían ricos. El bulevar, también puede y debe ser una manera en que los que estamos abajo nos posicionemos y digamos que no queremos este tipo de ciudad.

Ya hay un proceso de movilización en marcha y no va a parar. Mañana a las 20:00 en la Iglesia de la Inmaculada, hay una Asamblea. Esto es un problema de toda la ciudad, ya que todos estamos inmersos en esta guerra entre sus beneficios y nuestros derechos. Y de estos procesos de movilización depende que los recursos se empleen en las cosas que nos benefician a las mayorías y no en lo que beneficia a los ricos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies